Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 7 de agosto de 2022

Realidad de BCS

¿Existe Opacidad en el Instituto Estatal de Transparencia? Su presidenta Rebeca Buenrostro debe aclarar. ¿Aumento salarial a trabajadores y bonos para comisionados de acuerdo a la ley? Para el gobierno estatal y Congreso del estado la transparencia administrativa es prioridad.


Realidad de BCS


Jesús Ojeda Castro


Recientemente se ha dado a conocer en medios de comunicación que en el Instituto Estatal de Transparencia y Acceso a Información y datos personales, se registran situaciones que paradójicamente podrían cuestionar justamente lo referente a la transparencia. Habrá por lo menos que hacer una aclaración pública.


¿Por qué, por ejemplo, ahora no se han realizado las transmisiones por Facebook de las sesiones del pleno que llevan a cabo los tres comisionados que integran este instituto?


Que si se establecieron aumentos salariales a los trabajadores o si los referidos comisionados obtendrán un bono extraordinario por su labor es algo que no debería ser cuestionado, siempre y cuando estas decisiones se apeguen a la ley y se realicen con recursos económicos presupuestados y destinados para ello.


La presidenta del ITAI en Baja California Sur, Rebeca Buenrostro, ha señalado que los aumentos solo se realizaron a los trabajadores en un ánimo de justicia laboral y que los comisionados no recibirán aumento salarial ni bono económico adicional por su labor.


Pero por desgracia las dudas persisten.


Y que existan dudas sobre el trabajo administrativo del órgano encargado justamente de que la administración pública se realice con transparencia, es definitivamente muy relevante.


Así que quizás valga la pena que la presidenta de este instituto haga algún tipo de aclaración para que no persistan los cuestionamientos a esta institución que como nunca antes está en el ojo de observadores que no pierden un detalle sobre la labor de las diversas instancias de la función pública.


Entre sus principales funciones de este organismo está precisamente el de observar con claridad que en el manejo de recursos públicos, sobre todo financieros, se lleven acabo de acuerdo a la ley por lo que es esperarse que el ITAI ponga el ejemplo en esta petición.


No puede haber nada, absolutamente nada en el ITAI que arroje sospechas de opacidad en el manejo de ninguna de sus atribuciones.


Y si existen dudas estas se tienen que esclarecer públicamente.


Recientemente esta institución organizó eventos en la Universidad Autónoma de Baja California Sur y en el municipio de Los Cabos donde se resaltó la importancia del manejo transparente de los

resultados del trabajo en las diversas instancias públicas, por lo que no cabe en absoluto la sola idea de que se pueda estar ocultando algo.


¿Por qué de un tiempo a la fecha, no se realizan las sesiones públicas vía internet o si está bien fundado en la ley o no el aumento salarial a los trabajadores o la posibilidad del pago de un bono extra a sus tres comisionados que incluye por supuesto a la comisionada presidenta Rebeca Buenrostro? Son temas que obviamente deben quedar aclarados ante la opinión pública.


Para el gobierno estatal actual y para todas las instancias que incluyen al Congreso del Estado, el tema de la transparencia administrativa es prioridad y no es posible que en la institución encargada de aplicar justamente esta medida, se encuentre cuestionada en este momento.


Quizás las cosas no tienen nada de gravedad y todo quede aclarado de manera rápida y sin dudas, pero esto debe ser atajado de la manera pronta y efectiva por la presidenta del ITAI estatal Rebeca Buenrostro que es justamente la indicada para tal tarea.


Esperemos que solo sea una especulación y que el ITAI de Baja Californias Sur, se encuentre completamente sujeto a lo que establece la ley y que una vez que se hagan las aclaraciones pertinentes, todo marche sobre ruedas, sin pendientes y sobre todo sin ningún cuestionamiento sobre el proceder de esta institución responsable precisamente de hacer cumplir la transparencia en el manejo administrativo de los llamados “sujetos obligados” que se encargan de aplicar recursos públicos.


Que así sea por el bien de esa institución que nunca se ha visto mezclada en polémicas públicas que cuestionen, no solo su calidad legal, sino además moral.


Ya veremos qué sucede.