Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 27 de junio de 2022

Misiles rusos tocan puerta de la OTAN

Con 30 cohetes, Rusia atacó una base militar a 20 kilómetros de la frontera con Polonia; el presidente ucraniano volvió a pedir una zona de exclusión aérea

Misiles rusos tocan puerta de la OTAN

LEÓPOLIS.— El gobierno ruso atacó una base militar ucraniana ubicada a unos 20 kilómetros de la frontera de Polonia, país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), hecho que fue condenado por Estados Unidos y Reino Unido.

En el bombardeo, perpetrado con 30 misiles lanzados desde los mares Negro y de Azovmurieron 35 personas y 134 resultaron heridas.

La agresión se dio luego de que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, advirtiera el pasado viernes que si Rusia ataca a alguno de los países miembros de la OTAN se desataría una “Tercera Guerra Mundial”.

Si no cierran nuestro cielo, es sólo cuestión de tiempo para que los cohetes rusos caigan sobre su territorio, sobre el territorio de la OTAN”, consideró Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania.

 

 

 

ESCALA GUERRA EN UCRANIA; ARTILLERÍA RUSA ACECHA TERRITORIO DE LA OTAN

 

Tropas rusas dispararon 30 cohetes contra la base militar de Yavoriv, ubicada a unos 20 kilómetros de Polonia, que es miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, en un hecho que dejó 35 muertos y que Rusia dirigió a “mercenarios extranjeros”

 

LEÓPOLIS.— Rusia amplió ayer sus objetivos militares en Ucrania con ataques a una base militar cerca de la frontera con Polonia, que es miembro de la OTAN, en un bombardeo condenado por Estados Unidos y Reino Unido.

Las fuerzas rusas atacaron la base militar de Yavoriv, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leópolis, destino de miles desplazados internos.

En los últimos años, las instalaciones del Centro Internacional Yavoriv para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad acogieron ejercicios con instructores extranjeros.

Los bombardeos, llevados a cabo desde los mares Negro y de Azov, causaron 35 muertos y 134 heridos, de acuerdo con el gobernador de la región, Maxim Kozitsky.

Como resultado del ataque, hasta 180 mercenarios extranjeros y una gran cantidad de armas extranjeras fueron eliminados”, replicó el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.

En este contexto, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, volvió a reclamar a la OTAN una zona de exclusión aérea sobre su país. “Si no cierran nuestro cielo, es sólo cuestión de tiempo para que los cohetes rusos caigan sobre su territorio, sobre el territorio de la OTAN”, aseguró en un mensaje en video.

Reino Unido dijo que el ataque a la base militar marcó una “escalada significativa” del conflicto.

Estados Unidos también condenó la agresión. “Condenamos el ataque con misiles de la Federación Rusa contra el Centro Internacional para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad en Yavoriv, cerca de la frontera de Ucrania con Polonia”, escribió en Twitter el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. “La brutalidad debe cesar”.

El presidente de EU, Joe Biden, dijo el viernes que la OTAN defenderá cada centímetro de su territorio si la invasión rusa a Ucrania se extiende a los estados miembros de la alianza, y que ello podría desencadenar la Tercera Guerra mundial.

En Mariúpol, una ciudad portuaria asediada desde hace 13 días, los habitantes seguían esperando la llegada de ayuda humanitaria.

Los invasores “atacan cínica y deliberadamente edificios residenciales, zonas densamente pobladas, destruyen hospitales infantiles e infraestructuras urbanas (...) Hasta la fecha, dos mil 187 habitantes de Mariúpol han muerto en los ataques rusos”, afirmó el alcalde de la ciudad en Telegram.

En 24 horas, hemos visto 22 bombardeos en una ciudad pacífica”, añadió.

Un convoy con ayuda, procedente de Zaporiyia, fue retenido por rusos “a dos horas de Mariúpol, a 80 km” durante más de cinco horas.

La llegada de la ayuda es clave, ya que en la ciudad “el sufrimiento humano es inmenso”, denunció el Comité Internacional de la Cruz Roja, que advirtió del “peor escenario”.

En esa ciudad tuvo lugar el 9 de marzo un bombardeo de un hospital pediátrico, en el cual murieron tres personas.

En el sur, Odesa sigue preparándose para una ofensiva de las tropas rusas, que de momento están concentradas en Mikolaiv, a unos 100 kilómetros al este.

Al menos 11 personas murieron en los bombardeos contra esa ciudad costera, indicaron las autoridades, después de dar un balance anterior de nueve fallecidos.

 

 

 

*En el siguiente enlace encontrarás las noticias de Última Hora