Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 3 de julio de 2022

Lo derecho es lo decente

La idea de que la actividad política carece de prestigio y de quienes la realizan, se alejan de los problemas de la base social y priorizan sus proyectos personales, es una idea que desde hace algunos años ha germinado en nuestro País a pasos acelerados.




Muy buenos días estimable lector gracias, mucha gracias por continuar prefiriendo este su Diario El Independiente.


Inicio esta columna comentando a Usted: El Pueblo considera que debe haber tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario para garantizar certeza Institucional y justicia social; ante ello se vuelve imprescindible y necesaria la transformación del Estado para resolver los problemas que aquejan a nuestra región en cada una de sus ciudades. Su presencia como Estado es importante, sin lugar a dudas, para impulsar el avance social ante los nuevos retos de la globalización, pero tienen que esforzarse por regionalizar la globalización para que reconozca las potencialidades de todas las poblaciones, urge negociar en mejores condiciones con el mundo desarrollado y fortalecer el papel del Estado con la legitimación del poder político, acentando transparencia eficiente y eficaz, exclusivamente comprometido ética mente con los ciudadanos mexicanos.


La idea de que la actividad política carece de prestigio y de quienes la realizan, se alejan de los problemas de la base social y priorizan sus proyectos personales, es una idea que desde hace algunos años ha germinado en nuestro País a pasos acelerados. El fenómeno de corrupción sin duda profundiza la situación de descrédito, imperante hoy en algunos lugares, lo que nos lleva a una urgente necesidad de dignificar de raíz la ética de la labor política, elevar la calidad de la política y de sus dirigencia debe ser una tarea compartida por todos los ciudadanos.


Hoy en la actualidad absolutamente todos los partidos políticos, deben comprometerse a promover el prestigio y la estatura de la política, de sus comportamientos, y por supuesto, de sus estilos, recuperar la credibilidad de los partidos en la sociedad y fortalecer el valor de las Instituciones, revalorizar el papel del Estado ante los ciudadanos y estimular la participación social como palanca transformadora del desarrollo regional. Los partidos políticos, como todos sabemos, juegan y seguirán jugando un rol central en la democracia, por lo que es indispensable revitalizarlo, democratizarlos, vincularlos a la sociedad, y sobre todo, desarrollar respuestas realistas y efectivas a los problemas comunes y a los nuevos retos a los que estamos enfrentando hoy las sociedades modernas.


Democracia es desahogar el conflicto propio, el conflicto de las sociedades abiertas a través de auténticos sistemas de partidos políticos y de instituciones modernas; es también dialogo entre los partidos políticos, donde cada cual con su sello, y su perspectiva, su historia y su raíz, eso sí, todos con el compromiso efectivo de encontrar respuestas sobre su región que conforma. Vivimos tiempos cumpliendo, pero debemos devolverte a la política sus mejores atribuciones, tanto en las ideas como en los valores, ya que son parte de los principios que le dan consistencia y perdurabilidad a la democracia.


Concluyo: la verdad común se construye con las verdades de todos. Sin ella se hace muy difícil convocar la energía creadora del pueblo, para caminar unidos en la diversidad hacia un horizonte que, por distintos caminos puede ser común.