Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 3 de julio de 2022

En privado

• Jefes y bufones


 

En la historia de los expresidentes de México, --y a modo de sucesor--, siempre existió un bufón, guarura o tapadera, quien se responsabilizaba no solo de cubrir las atrocidades cometidas por su antecesor, sino de aplicar la última estocada a los mexicanos.

 

De esta manera, Ernesto Zedillo (1994-2000), fue el arlequín de Carlos Salinas (1988 1994);  Miguel de la Madrid (1982-1988). el títere de José López Portillo (1976-1982); y  Luis Echeverría  (1970-1976), habría de constituirse en el payaso de  Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970).

 

Derivado de eso, y tomando en cuenta que la cobija alcanzaba para cubrir los desmanes de todos los de arriba y que la corrupción galopaba montada en los más briosos corceles, estos siniestros Jinetes del Apocalipsis hicieron de las suyas dejando a nuestro país en la peor desgracia. Y a partir de entonces, sería imposible allanar la zanja de la desigualdad y la pobreza extrema, como fueron los ideales de 3 grandes estadistas:

 

Benito Juárez, que logró una transformación social humanista y trascendente, a pesar de arriesgar su vida ante  la oposición de los grandes intereses internos y extranjeros afectados. Y que defendió los intereses nacionales a capa y espada, tras de que los conservadores traicionaran a la Patria.

 

Adolfo López Mateos, en cuyos aportes destacan la creación del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (ISSSTE), el establecimiento del “aguinaldo” para los trabajadores, el Museo Nacional de Antropología y otros espacios educativos y culturales. Sin descartar el crecimiento económico nacional y la nacionalización de la empresa de energía eléctrica.

 

Lázaro Cárdenas el republicano recordado como un fiel luchador de la Revolución Mexicana, defensor de la justicia y la igualdad de derechos para todo el pueblo y que destacó por la reforma agraria y la creación de los ejidos en el sector agropecuario mexicano; y por la nacionalización de la industria petrolera.

 

Hago esta introducción con conocimiento de causa y a manera de empatar en algo, con lo que en estos tiempos cruciales vive México.

 

Y aquí escribo lo que derivado del Coronavirus, he dicho siempre: si la Pandemia hubiese surgido cuando gobernaba cualquiera de los expresidentes, --cualquiera, menos los tres grandes mencionados--,  créame que la situación sería sumamente desalentadora y desalentadora.

 

En efecto, le aseguro que nuestro país estaría inmerso en la peor desgracia.

 

¿Por qué? Por muchas razones. Y aquí enumeraré solo algunas:

 

1.- Los tantos apoyos y beneficios sociales para los más desprotegidos que no se otorgaban antes, hoy han sido, un gran paliativo en momentos cruciales como estos.

2.-La "austeridad republicana" que pese  a ser uno de los temas que más polémica causa en México, ha sido bien vista por las mayorías. Y agrego que tal medida, que quedó formalizada en la Ley Federal de Austeridad Republicana, aprobada por el Congreso de la Unión, provocó el despido de miles de empleados del gobierno, la cancelación de contratos y licitaciones, reducción de salario a los altos funcionarios y una drástica reducción en el gasto cotidiano de las autoridades.

3.- Desde el inicio de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador decretó un severo recorte al gasto y a la inversión de dinero público.

4.- Los abusivos privilegios en el gobierno de AMLO han sido eliminados con su plan de austeridad. Se dice que esta medida se aplica porque en los gobiernos anteriores se cometieron excesos en el gasto público de tal manera que los lujos, los dispendios y la opulencia que caracterizaban el ejercicio del poder han llegado a su fin, lo establece el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024.

5.- En base a lo anterior y partiendo del combate a la corrupción, cabe decir que las reservas del Banco de México (Banxico) que cerraron  2020 con un registro histórico de 195,667 millones de dólares y que se trata de la mayor reserva internacional desde 2015, disponible para hacer frente a un choque externo, no estarían en esos importantes niveles como están.

 

En fin, tras estos datos, y pese a lo que opinen los detractores, México avanza frente a la pandemia y la crisis económica con responsabilidad y apoyos al pueblo: “México va avanzando, va disminuyendo el efecto nocivo de la pandemia de COVID-19”, lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Además, la enfermedad exigió mucho a la operatividad del sistema de salud,  que tuvo que ver con  divulgar información, vigilancia epidemiológica, campañas de prevención, capacitación y creación de protocolos de atención para personas enfermas o sospechosas de enfermedad; así también demandó fortalecer la coordinación y cooperación interinstitucional, entre otras exigencias.

 

El Banco Mundial predice que esta podría ser la peor en los últimos 150 años. Pues en ese tiempo el mundo ha sufrido 14 recesiones y se espera que la causada por el coronavirus sea la cuarta peor. Y especifica que el desastre económico de la pandemia solo sería superado por las crisis que ocurrieron al comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914, en la Gran Depresión en 1930-32, y después de la desmovilización de las tropas tras la Segunda Guerra Mundial en 1945-46.

 

Ahora, se debe trabajar en iniciativas que permitan superar los impactos económicos adversos generados por el COVID-19 y adoptar medidas emergentes para la recuperación económica; impulsar al sector social de acuerdo con la Ley de la Economía Social y Solidaria. Y adoptar estrategias que ayuden a  recuperar lo perdido en la producción de bienes y servicios donde han sido afectados los factores productivos, las empresas, los trabajadores y los consumidores.

 

Lo peor es que de frente a la Pandemia, lamentablemente tenemos un fenómeno inflacionario por el aumento desordenado, generalizado y discriminado de precios, así como en los bienes y servicios  lo que principalmente se genera por los excesos de dinero circulando en manos de la población que, al sentirse con más recursos, incrementa sus gastos generando una mayor demanda de bienes y servicios en la economía cuando la capacidad productiva del país no está en posibilidades de cubrirla, provocando escasez y aumento en los precios.

 

Luego entonces,  la solución no es propiamente aumentando el salario, sino adoptar medidas para frenar el aumento de precios. Siendo esta la principal tarea que tiene el gobierno de México. Cuestión de tiempo.