Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 16 de agosto de 2022

Realidad de BCS

La metamorfosis culposa de la alcaldesa Milena Quiroga, la orilla a repartir culpas y no soluciones. La alta expectativa generada en campaña se confronta sin estrategia a una abrumadora realidad municipal. Los habitantes de La Paz esperan acciones concretas para mejorar servicios y no solo discursos evasivos.




¿Qué pasa con la alcaldesa de La Paz Milena Quiroga que no encuentra la línea discursiva adecuada para convencer a los paceños de que en efecto sí sabe lo que tiene que hacer como presidenta municipal de La Paz?


Del ofrecimiento de salvataje al municipio durante la campaña electoral al reparto de responsabilidades por la condición en que se encuentra la administración del ayuntamiento paceño, Milena Quiroga definitivamente ha sufrido una transformación, que no es precisamente la mejor. Padece de una especie metamorfosis culposa.


Repartir presuntas culpas o hacer preguntas a la opinión pública para tratar de justificar la falta de acciones concretas que permitan sacar de su condición negativa la administración del ayuntamiento paceño, no es precisamente lo que a población esperaba.


Los paceños aguardan aún que Milena Quiroga responda y que lo haga de acuerdo a las condiciones en que se encuentra el ayuntamiento paceño. Se debe pasar del diagnóstico ya tan ventilado a las acciones y decisiones concretas que permitan mejorar los servicios públicos municipales que aún no alcanzan el nivel que los paceños se merecen.


Por supuesto que es poco tiempo de arranque de la nueva administración municipal, pero fue tan alta la expectativa que se generó en la campaña electoral que la comunidad paceña supuso que habría acciones de inmediato y no solo justificaciones que ayudan poco realmente a mejorar la recolección de basura o el reparto adecuado de agua potable.


Desde luego que aún hay confianza en que las cosas mejoren, pero la manera de hacer de actuar hasta ahora de Milena Quiroga, se conjuga con una pésima labor de comunicación social que lejos de ayudar a que la comunidad la vea con buenos ojos, ya se vislumbran expresiones de duda sobre la verdadera capacidad administrativa de la nueva alcaldesa.


Claro que todos queremos que le vaya bien a una administración como la paceña pero es necesario que ya a estas aturas se puedan vislumbrar acciones que permitan confiar en que sí se sacará adelante los rezagos que pueda tener el ayuntamiento en la parte administrativa y no se diga en lo que tiene que ver con lo operativo, es decir la atención directa diaria de la recolección de basura, un adecuado surtido de agua potable y por supuesto alumbrado público y seguridad pública preventiva.


Está claro que no es una tarea menor y mucho menos sencilla, pero la población confío en su propuesta y ahora es necesario que ya as se apliquen acciones que vayan más allá de la queja por las supuestas condiciones en que se encontró al municipio.


Está claro que es necesario que existan acciones bien definidas sobre todo en esta etapa del año en el que se aproximan una serie de compromisos que pueden complicar aún más la condición económica de la autoridad municipal.


En tres o cuatro semanas más se tendrá que enfrentar el pago de vacaciones, bonos de fin de año, deudas a proveedores y una serie de compromisos que requerirán de una erogación extraordinaria, que aún no se ha detallado, pero que es tradicional que se presenten en el último trimestre del año.


Así que Milena Quiroga está ahora ante el reto de demostrar que en efecto sí sabe lo que debe hacer como alcaldesa, antes de que la población caiga en el clásico marasmo de la desconfianza y vuelva a pensar que se eligió en La Paz “más de lo mismo”.


Qué pasará en las próximas semanas justo antes de que concluya este 2021 que ha estado lleno de complejidades, no solo por la pandemia provocada por el Covid-19, sino por las necesidades propias de la ciudad capital y del todo el municipio paceño en lo general.


Las acciones concretas requieren de su aplicación de inmediato. Las justificaciones a estas alturas ya no tienen sentido.


Ya veremos qué hace Milena Quiroga, quien siempre dijo traer entre sus potencialidades, la respuesta exacta a los problemas que registra el municipio de La Paz.


Ya veremos.