Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 16 de agosto de 2022

Realidad de BCS

La atención ciudadana mediante audiencias públicas blinda a las administraciones estatales. Mendoza Davis desdeñó la atención directa a la ciudadanía y pagó las consecuencias electorales. El reto es atender el desarrollo, generar empleo, seguridad y desarrollo pero sin olvidar el contacto social.




Uno de los temas que definitivamente dejó de lado la pasada administración estatal fue el de la atención directa a la ciudadanía, se trabajó mucho en los medio y altos estratos de la sociedad pero la base social simplemente se dejó por un lado y la audiencia social personalizada como tal no se llevó a cabo de manera adecuada.


Este tema que fue uno de los rezagos más notorios de la pasada administración que encabezó el panista Carlos Mendoza Davis, fue evidente su intención de no atenderlo desde el inicio de su gestión.


Para la administración de Marcos Covarrubias que gobernó del 2011 al 2015, este rubro fue fundamental y prioritario para lograr un triunfo electoral contundente y conectar al mismo tiempo con la población en general, pero sobre todo con la de más escasos recursos económicos.


Pero para Mendoza Davis este tema fue minimizado, subestimado y lejos de fortalecerlo, se pugnó por desaparecer el área de atención ciudadana, por lo que siempre fue recurrente la queja de que el entonces mandatario (2015- 2021) no quiso mantener ese contacto con la comunidad.


Por supuesto que se lograron alcances en la generación de empleo, crecimiento económico, desarrollo y en general en muchos rubros como la seguridad pública que con ayuda de todas las instancias de gobierno, se logró contener este fenómeno, pero la atención directa a la población no se dio y la estrategia de las audiencias públicas simple y sencillamente se dejó por un lado.


Ese error, le costó a Carlos Mendoza perder las elecciones abrumadoramente en el 2018 y aunque el fenómeno AMLO influyó, existía el terreno fértil para que la sociedad votara en contra del gobierno de Mendoza Davis.


Algo similar sucedió en las pasadas elecciones de junio de este año donde la ciudadanía volvió a votar en contra de las propuestas del blanquiazul ahora aliado al PRI y al PRD, voto que en el fondo calificó este evidente desdén del entonces gobierno de Mendoza Davis que a la postre perdió abrumadoramente.


Ahora esta medida de la atención ciudadana mediante las audiencias públicas, se vuelve una característica del nuevo gobierno morenista que encabeza Víctor Castro Cosío que quizás ya observó la improcedencia de hacer una política lejana de la comunidad y por el contrario este mecanismo de las audiencias públicas se llevará cabo por lo menos una vez al mes.


Las audiencias públicas del nuevo gobierno ya se han aplicado en La Paz y este jueves en Comondú y seguramente se harán en el resto de los municipios, por lo que se espera que esta actividad pueda ser uno de los sellos que caractericen la actual administración.


La comunidad, la ciudadanía de los más bajos estratos sociales valoran enormemente que un representante popular esté a su alcance que lo pueda saludar personalmente y que les permita quedarse con la sensación de ser escuchados y atendidos.


Exgobernadores como Leonel Cota que inició con esta medida de las audiencias públicas y Marcos Covarrubias que siempre resaltó la atención ciudadana, están en el recuerdo positivo de la población justamente por esta característica.


Por ello es evidente que de continuar con esta política de atención ciudadana directa mediante las audiencias públicas, el actual gobierno puede trascender de manera importante en este aspecto que desde hace seis años no tenía presencia en la autoridad estatal.


Hablar de que la administración pasada fue buena o mala, tiene sus bemoles porque efectivamente se lograron importantes avances en diversos rubros, pero está claro que en el contacto social, con el trato directo a la ciudadanía se quedó a deber y el resultado electoral a pesar de los buenos registros reportados en las diversas encuestas, el voto mayoritario de la población calificó en negativo la gestión de Mendoza Davis.


Lo más seguro es que la política de atención ciudadana o de audiencias públicas que ahora se aplica, tendrá en el mediano plazo, resultados positivos.


¿No le parece así amable lector?


Ya veremos.