Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 18 de octubre de 2021

Realidad de BCS

• Atender el rezago y ser mejores diputados que los que se fueron, reto para la XVI legislatura. • Expectativa por la auditoría que realizará el Congreso a través de la JUCOPO a la legislatura anterior • Si los nuevos representantes populares se aplican medianamente, no será muy difícil superar la ínfima tarea de sus antecesore



Definitivamente los nuevos diputados locales tienen ante sí el gran reto de resarcir el enorme rezago que dejaron sus antecesores, por lo que se espera que de ahora hasta el mes de diciembre se atiendan los temas legislativos que son prioritarios para la entidad.

Entre los temas que fueron literalmente evitados por la anterior legislatura se encuentra lo referente a la nueva ley de movilidad, que resultó sumamente polémica, sobre todo cuando se tocó el tema de los vehículos Uber justamente porque generó la inconformidad de los transportistas organizados, principalmente de taxistas.

Y Aunque la ley de movilidad no se refiere estrictamente a temas únicamente del transporte, lo cierto es que la carga política que conllevan estas organizaciones de transportistas frenó que se tomaran decisiones al respecto.

Se espera que ahora se retome este espinoso asunto y que finalmente este tema se ajuste a las necesidades actuales la nueva Ley de Movilidad Estatal.

Esta se mantuvo prácticamente sin tocar hasta el final, por lo que quedó en la congeladora legislativa igual que la que sería la nueva Ley Estatal Electoral que se espera sea retomada y en esta materia se hagan los ajustes necesarios y acordes a las exigencias que en esta materia actualmente presenta la media península.

Obviamente también se revisarán todos los vetos que quedaron activados durante la pasada administración estatal y legislatura por lo que es sumamente abultado el cúmulo de temas rezagados.

Los nuevos diputados han externado su deseo de sacar adelante estos rezagos por lo que es evidente que estarán sumamente ocupados en este primer periodo ordinario de sesiones del primer año legislativo.

Este periodo ordinario de sesiones concluye a mediados de diciembre por lo que serán poco más de tres meses de intensa actividad legislativa que pueden ya desde ahora marcar la diferencia de lo que fue la legislatura que concluyó.

Por lo pronto ya se acordó ordenar una auditoría externa a las áreas administrativas de la décimo quinta legislatura para dejar en claro cómo y en qué se aplicó el recurso económico que se aprobó para el funcionamiento del poder legislativo.

Las dudas persisten y estas tendrán que ser saldadas.

Será definitivamente a través de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (JUCOPO) que preside el diputado morenistas José María Avilés y en donde están representadas todas las fracciones parlamentarias el nuevo poder legislativo, la que ordene dicha auditoría.

La ciudadanía por supuesto está al pendiente de lo que se pueda informar luego de esta tan necesaria exhaustiva revisión administrativa ya que las dudas sobre el manejo de los recursos de la pasada legislatura han generado enormes y polémicas dudas.

Por lo pronto el Congreso estatal bajo la presidencia del diputado Christian Agúndez ya está en marcha con una muy alta la expectativa de resultados positivos por lo que el compromiso de los nuevos legisladores debe ser, ya de entrada, ser mejores que los diputados que ya se fueron.

Desde luego que existe el riesgo de que haya preferencia por privilegiar el trabajo político partidista por encima de la labor legislativa sobre todo con miras al proceso electoral del 2024, aunque está claro que la experiencia de la legislatura anterior no dejó buen sabor de boca precisamente por esta situación.

Ya veremos qué sucede con los nuevos diputados que apenas se acomodan en sus respectivas curules y comisiones parlamentarias para iniciar el trabajo legislativo que se suma, a querer o no, al proceso político que se realizará durante los próximos años y que concluirá con las elecciones del 2024.

Francamente si los nuevos representantes populares se aplican medianamente, no será muy difícil superar la ínfima tarea de sus antecesores.

Ya veremos.