Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 4 de diciembre de 2021

Realidad de BCS

• Con el rostro desfigurado y un lenguaje corporal que refleja cansancio, agotamiento y hastío, Castro Cosío vive los debates con el peso de ser el futuro perdedor. • En La Paz ni con la colaboración abierta de viejos y fracasados ex priistas que asesoran a Milena Quiroga, han podido levantar su nave que amenaza con irse a pique. • A nueve días de la elección Morena no levantó ni con la visita fallida de su líder nacional Mario Delgado.



Mandar la señal de que tienen capacidad de convocatoria política es una de las prioridades de Morena en la entidad ante la irreversible tendencia que reflejan la mayoría de las encuestas que señalan que la alianza Unidos Contigo tiene amplias posibilidades de ganar sobre la propuesta que encabeza Víctor Castro Cosío.

Pero con el rostro desfigurado y un lenguaje corporal que refleja cansancio, agotamiento y hastío, Castro Cosío llega a este momento, (cinco días para concluir la campaña) muy agobiado porque es muy factible que la adversidad política toque una vez más la puerta de su partido y por supuesto de su vida política personal.

De perder las elecciones, como así lo señalan todos los días la mayoría de las encuestas, propiciará seguramente que Castro Cosío regrese al Senado de la República de donde salió con licencia para ser delegado de los programas de Bienestar y luego ser designado por la dirigencia nacional de su partido como candidato a la gubernatura.

Por supuesto que debe ser muy difícil para un aspirante a la gubernatura de su estado no contar siquiera con el apoyo de familiares cercanos y de ex colaboradores (a muchos de los cuales lo ha tratado con la punta del pie) que igual conocen de la prepotencia soberbia y su ira a flor de piel de un Víctor Castro que definitivamente está ya en el ocaso de su carrera política.

El abanderado de Morena parece necesitar un buen descanso, un fin de semana sin tanto ajetreo, su mirada proyecta justamente la frustración de ver cómo la ciudadanía lo tiene bien ubicado, lo que justamente reflejan las encuestas: No cuenta con el apoyo mayoritario de la población.

Por supuesto que en las elecciones puede suceder cualquier cosa. Es el voto de los ciudadanos el que define los resultados, pero hasta ahora, el otrora luchador de causas magisteriales disfrazadas de necesidades sociales, es un miembro de la tercerea edad que ya no convence ni a su más cercano gremio.

Así se observó a Castro Cosío el jueves de la semana pasada en el debate organizado por Coparmex y en el segundo debate oficial promovido por el Instituto Estatal Electoral este miércoles, ambos eventos realizados en el Teatro de la Ciudad.

Con fallidos intentos de desacreditar la vida personal y el trabajo político del puntero en las encuestas Pancho Pelayo de la alianza Unidos Contigo, el candidato de Morena sigue abajo en las


preferencias ciudadanas, vaya ni con el apoyo del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado que inútilmente ha venido a la entidad en cuatro ocasiones a traerle un tanque de oxígeno político sin que hasta ahora sirva de mucho. No han podido poner a flote su proyecto morenista.

Morena a través del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, no ha cumplido. Quedaron muy lejos de las expectativas generadas en el 2018 y ahora la población no está dispuesta a darle otra vez su voto de confianza.

Desgraciadamente para estos morenistas tan llenos de soberbia y de autosuficiencia, tienen la misma condición en los municipios sobre todo en La Paz en donde incluso con la colaboración abierta de viejos y fracasados ex priistas que asesoran a Milena Quiroga, no han podido levantar esta nave que amenaza con irse a pique.

Así que Castro Cosío por más que apele a la ayuda de “ya sabes quién” (que todo mundo asume que se refiere al descreditado y mitómano AMLO), no ha podido levantar las preferencias ciudadanas por lo que quizás sea esa situación la que mantiene super irritable al candidato morenista.

Dentro de nueve días será la elección, así que, de mantenerse la actual tendencia reflejada en la mayoría de las mediciones, Pancho Pelayo se levantará con una victoria electoral que pondrá en su justa dimensión a muchos de esos morenistas que experimentan ya la impotencia de saber que una vez más se pueden quedar sin poder político.

Así que la cara de pocos amigos que ahora se porta Castro Cosío quizás tenga que ver también con que a estas alturas ya le importa poco que se le note la frustración, el coraje y la rabia de saber que la población en general no pudo ser timada de nuevo.

Ya veremos qué pasa en los últimos días de campaña.