Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 4 de diciembre de 2021

Realidad de BCS

• Que no olviden los candidatos en campaña que el Covid-19 aún no está desterrado. • Además de apegarse a las disposiciones de autoridades electorales también tendrán que ser estrictos en aplicación de medidas sanitarias. • La búsqueda del voto y la promoción en la base social de las diversas propuestas, deben llevar como prioridad el evitar al máximo el aumento de contagios por covid-19.


El cuidado de la salud debe estar por encima de cualquier cosa, incluso por encima de la competencia política que cada día es más fuerte ante el inicio formal de las campañas con miras a las elecciones del próxima 06 de junio, de ahí que los partidos políticos tienen el enorme reto de acercar su mensaje a la población sin poner en riesgo su salud.

 

Por supuesto que el reto no es nada sencillo. Nadie ha hecho anteriormente una campaña bajo condiciones pandémicas, pero ya se conocen muy bien cuáles pueden ser las medidas preventivas que de rigor se tendrán que aplicar en cualquier actividad proselitista que conlleve la reunión de personas.

 

El respeto a los aforos a la aplicación de gel anti bacterial y sobre todo el uso de cubre bocas son las medidas mínimas que rigurosamente se tienen que cumplir durante esta campaña que definitivamente se tendrá que apoyar en gran medida en la comunicación a través de las diversas redes sociales y medios electrónicos en general.

 

Los candidatos de todos los partidos y sus respectivas dirigencias estatales, no pueden perder de vista esta condición, no pueden olvidar que aún dentro de la euforia y la intensa actividad competitiva, las medidas sanitarias no deben ser olvidadas.

 

Por supuesto que las autoridades de salud tendrán que estar muy al pendiente de esta condición, pero son los partidos y aspirantes a puestos de elección popular quienes deben poner el ejemplo por lo menos durante los próximos dos meses que hará que la actual campaña sea muy atípica.

 

La búsqueda del voto y la promoción en la base social de las diversas propuestas, deben llevar como prioridad el evitar al máximo que los contagios por covid-19 se sigan registrando.

 

Desde luego que es muy paradójico que mientras que se busca acercar a la población las propuestas políticas, al mismo tiempo se tenga que cuidar la llamada sana distancia.

 

Pero no habrá de otra y en esta campaña, de no cumplir con esta condición, el tema se puede convertir también en bandera de competencia electoral y de señalamientos para cuestionar a los adversarios precisamente por aligerar la protección sanitaria.

 

Apenas se transita por la primera semana de actividad proselitista por lo que aún se está a tiempo de planear las diversas campañas sin perder de vista el renglón de la protección sanitaria.

 

Así que en todos los eventos o actividades de los partidos y sus respectivos candidatos a todos los niveles de participación tendrán que estar sometidos a la vigilancia de los auditores y observadores de las autoridades electorales y por supuesto de los inspectores de salud.

 

Las campañas estarán sujetas más que nunca a la vigilancia de la autoridad estatal para evitar que se violente a ley electoral sobre todo en el uso de recursos económicos y materiales, así como de inspectores sanitarios que harán lo propio para exigir que la búsqueda del voto no pase por encima de la protección de la salud.

 

Obviamente es un gran reto para todos los actores políticos, pero tienen que quedar claro que independientemente de las pretensiones electorales, nada justifica que se desproteja la salud de la población.

 

Así que ya veremos también cómo se desenvuelven los diversos abanderados en esta condición sanitaria que eleva el grado de complejidad y de dificultad que en esta ocasión tendrá la competencia por obtener el voto mayoritario de la población. Serán dos meses muy intensos.

 

Ya veremos qué sucede.