Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 3 de octubre de 2022

Lo derecho es lo decente

Lo derecho es lo decente


Muy buenos días estimable lector gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo este su periódico El Independiente. “Ha muerto mucha gente por el COVID -19, que tenía planes a futuro”

Inicio comentando a Usted; El Presidente Municipal LIC. RUBEN GREGORIO MUÑOZ ALVAREZ, exhorto a la población de Baja California Sur, desde el inicio del brote del Coronavirus-19; si estamos unidos frente a las adversidades y ejecutamos medidas de prevención contra epidemias basadas en evidencia científica. “Sin duda, ganaremos la batalla”. Por lo tanto la difusión de los conocimientos y técnicas de prevención y control de epidemias fue urgente y esencial la implementación para el Municipio de La Paz, ya que resultaba una grave amenaza para la salud humana y la seguridad económica y social. En estos momentos estamos comprometidos en el proceso de un cambio social. Por una sociedad más justa, ya que el mejor apoyo llega de la voluntad que el Pueblo Sudcaliforniano realizara para superarse.

Ahora bien; todo lo que ha sucedido con el COVID-19, ¿vale para nosotros? ¡¡¡¡Claro que sí!!! Estaremos en nuevos momentos que se debe de emprender y construir si, detenerse sobre todos los riesgos de este virus mortífero; por la experiencia trágica, también tendremos momentos en que compararemos l proyecto con la realidad, para reconocer que, con todo nuestro esfuerzo no hemos conseguido reconocer la palabra de Dios. Nos enseña la Biblia, una tercera parte morirá de peste y de hambre, otra caerá a cuchillo, y una parte la esparciré a todos los vientos sobre las naciones hasta la descomposición del cuerpo humano, ¿Acaso no será Dios el que llama ahora a las fuerzas de la destrucción? ¿No será Dios el que echa abajo las construcciones humanas? Mi estimado lector Usted tiene la mejor opinión al respecto.

Cuando todo se vino abajo ¡¡¡ que tristeza!!! Los sobrevivientes, hemos confirmado todas las desgracias que está ocasionando el COVID-19 en todo el mundo, miles de muertes de seres humanos, desolación y hambre en todos los Países del hemisferio; pobreza, destrucciones y

calamidades; hambre en todos los continentes; los hombres y mujeres, ancianos pierden la batalla y la paciencia rebelándose ante la muerte; los jóvenes se sienten frustrados con angustia y tristeza sin saber qué rumbo tomar, pensando y contando los días de una vida incomoda y feliz; nuestras madres se mantienen firmes haciendo oración, que la desgracia no nos llegue porque estamos refugiados en el Señor; el Papa Francisco pidiendo ¡Señor, haz algo! Extiende Tu mano y destierra esta desgraciada enfermedad y no olvides a los humildes siervos tuyos; las autoridades confiadas que se cumplan todas las medidas de prevención con la finalidad de mitigar esta pandemia; los funcionarios que apoyan en las colonias populares con despensas, cubre bocas y gel antibacterial le piden a Dios protégeme y líbrame del Coronavirus-19; los presos implorando a Dios, yo nunca te he defraudado, tu que eres justo ponme a salvo de esta maldita enfermedad. “Cuando todo se vino abajo”. Lo que sí, le he de decir una cosa; Dios desde el Cielo, está mirando a todos los humanos para ver si hay alguien que sufra el COVID-19, y lo busque en el momento oportuno.

En Baja California Sur, y en todas las naciones del mundo el COVID-19, nos está heredando confusión, desempleo, hambre, dolor y muerte, familiares y amigos que jamás absolutamente jamás volveremos a verlos, ya que después de sus muertes fueron incinerados y sus cenizas no sabremos en donde quedaron, Doctoras, Doctores, Enfermeras, Enfermeros, Camilleros y Trabajadores de la Salud, nunca nos imaginamos que fallecieran a consecuencia del Coronavirus 19 ¿Qué es lo que vendrá después de esta pandemia? ¡¡¡Posiblemente nuestro Dios tenga la Palabra!!!

Concluyo, ¿A dónde irán los muertos del COVID-19? Que tristeza derramar lágrimas sin su presencia, comienza lamentación, se sufre profundamente. Vea Usted, antes del Coronavirus 19, enterrábamos el cadáver de acuerdo a su condición y no descuidábamos su tumba, llorábamos amargamente, expresábamos el dolor, observábamos el luto según la dignidad del muerto, y con los funerales pasaba la tristeza. “No hay regreso”. El muerto reposa, deja reposar también su memoria, lo único que queda es consolarse de él, una vez que partió su espíritu. ¡¡¡A donde irán los muertos… Quien sabe a dónde irán!!! AMEN por las cenizas, si las logramos ver.