Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 25 de febrero de 2021

Cine y danza relegan a museos

• Un estudio de la UNAM detectó que los interesados en estos contenidos usan sus teléfonos celulares

Cine y danza relegan a museos

CIUDAD DE MÉXICO.-El consumo cultural de los mexicanos creció y se diversificó en 2020, año de la pandemia, según datos de la Encuesta Nacional sobre Hábitos y Consumo Cultural 2020 de la UNAM, en la que se reflejó una mayor demanda de cine y cortometrajes mediante plataformas de prepago, así como un incremento en danza y teatro digital.

 

En el estudio, coordinado por los investigadores Julia Isabel Flores, Eduardo Nivón y el coordinador de Teatro UNAM, Juan Meliá, detectaron la reducción del interés público por los museos virtuales, y la identificación de que 79.4% de los interesados en contenidos culturales utiliza su teléfono celular para acceder a éstos.

 

Al respecto, Eduardo Nivón lamentó que la Secretaría de Cultura federal, encabezada por Alejandra Frausto, no haya realizado ningún tipo de sondeo sobre el tema.

 

Es importantísima que la UNAM haya llenado un vacío que otras instituciones, obligadas a hacerlo, no lo han hecho, y me refiero a la Secretaría de Cultura federal, que ha dejado en el vacío la información, el conocimiento, la reflexión sobre las consecuencias que hemos vivido y los cambios que ha sufrido la difusión cultural”, expresó.

 

Otros datos que arrojó el levantamiento fue la identificación de actividades asiduas antes del confinamiento: ir al cine (67.9%), a museos (52.7%), conciertos (32.3), librerías (25.9%), teatro (23%), a mercados de artesanías (19.5%), bibliotecas (15.7%), ir a galerías y ferias de arte (15.2%), a sitios arqueológicos (14.6%), y presentaciones de danza (11.3%).

 

En la pandemia se observó la reducción del interés por los museos (de 52.7% a 28.8%) y un incremento en quienes optaron por el cine (79.1%), la transmisión de danza (35.1%), la lectura (31.6%) y el teatro (27.8%).

 

Y se sumaron actividades, como: podcasts sobre arte y cultura (44.3%), talleres en línea (44.3%) y conciertos de música popular (40.1%).

 

La estadística también midió otros datos de consumo diario. Por ejemplo, que 70% de las personas escucha música o ve videos, 61.3% sociabiliza en línea, 27.4% lee

en formato impreso, 22% lee libros digitales, 21.2% toma cursos en línea y 16.1% juega videojuegos.

 

La encuesta –a consulta en http://bit.ly/3rqvf8m– fue desarrollada entre el 9 y el 20 de octubre de 2020, fue pensada para evaluar el impacto de la pandemia en los diversos públicos y participantes de la vida cultural del país, para lo cual se aplicó de manera digital y fue respondida por 8 mil 780 personas, aunque poco más del 70% se concentra en la CDMX y el Estado de México.

 

Al respecto, Nivón señaló: “Es una encuesta que se puso a consideración de los interesados en la cultura y, en ese sentido, hay que leerla, es una encuesta nacional dirigida a personas interesadas en la cultura que tienen acceso a internet y, pese a este sesgo, es valiosa empezando por quienes la contestan”.

 

Mientras que Flores justificó que sí se trata de una muestra representativa y de cómo han estado a lo largo del tiempo distribuidas las actividades culturales en México y, al mismo tiempo, refleja la concentración de recursos en el centro del país.

 

Y agregó: “Sí es una encuesta que tiene una muestra de aquellos interesados (en la cultura). Recordemos que es difícil hacer una representatividad estadística nacional en el sentido de que más del 45% de la población no cuenta con computadora, laptop o tablet y no todos tienen teléfono celular”.

 

Y aseveró que “bajo las actuales condiciones de confinamiento y con el estallido de la difusión cultural digital, se incrementó y diversificaron los consumos culturales, en tanto que también ha ocurrido un derrumbe del tipo de oferta cultural (en el caso de los museos) que difícilmente se va a recuperar”.

 

Al respecto, Nivón atribuyó esa caída a la dificultad de reproducir la experiencia sensorial y afectiva de acudir a un centro cultural relacionado con el patrimonio o el arte, “lo que muestra los límites de la expansión de la oferta cultural digital que no podrá abarcar todas las expresiones culturales”.

 

Durante el anuncio también estuvieron presentes Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultura y Cinthya García, de Casa de Lago.