Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 21 de octubre de 2020

Yvonne Venegas explorará el recuerdo de una tromba

• Con la beca del Fonca, la fotógrafa explorará Santa Rosalía, con su cámara a partir de una historia familiar

Yvonne Venegas explorará el recuerdo de una tromba

CIUDAD DE MÉXICO.

En Santa Rosalía, Baja California Sur, un pequeño pueblo que aún conserva sus casas de madera al estilo francés y una iglesia diseñada por Gustave Eiffel, ubicado en la parte central de la península, entre el desierto y el mar de Cortés, nació y vivió su infancia Rodolfo Percevault Ceseña, el abuelo de la fotógrafa Yvonne Venegas Percevault (1970).

Pero en este villorio paradisiaco, donde en 1885 se fundó la compañía francesa explotadora de cobre El Boleo, también murió la mayoría de la familia de Rodolfo Percevault, cuando él tenía 14 años, debido a una tromba que azotó la región; sólo se salvaron él y un hermano de 12 años. Tras el accidente, Rodolfo abandonó el pueblo para nunca más regresar.

Mi tatarabuelo era un sacerdote francés que llegó a Santa Rosalía y terminó casándose con una mujer yaqui; ahí se instaló y tuvo a sus hijos y a sus nietos. Pero mi familia y yo sabemos muy poco de este pasado”, narra Yvonne Venegas    en entrevista.

Investigar, revisar archivos, recorrer los lugares y charlar con la gente, pero, sobre todo, fotografiar todo, personas y paisajes, es el proyecto que la artista de la lente tijuanense propuso al Fonca, por el que obtuvo una beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte 2020, en la categoría de Fotografía, por los próximos tres años.

Es una propuesta más sociológica. Mi idea es trabajar sobre el lugar y las personas, filtrado por mi historia familiar. También es una investigación alrededor del mar de Cortés; pero me he basado en mi historia familiar, porque ahí nació mi abuelo y murió toda su familia”, explica.

La egresada del International Center of Photography en Nueva York, quien vive en la Ciudad de México desde hace una década, detalla que su tatarabuelo llegó a Colorado (Estados Unidos) y fue bajando hasta llegar a Guaymas (Sonora), donde la compañía tenía sus oficinas centrales.

Como buen francés, le gustaba mucho el baile, la canción y el vino. Se sabe que tuvo que salir de Guaymas por problemas y me imagino que fue porque se llevó a una mujer”, detalla.

Dice que cómo llegó el tatarabuelo a Santa Rosalía es un misterio que desea averiguar. “También es interesante el proyecto de colonización de Porfirio Díaz, que rentó ese pueblo a empresarios franceses para su explotación y dicen que se empezó con cien reos yaquis”.

La maestra en Artes Visuales por la Universidad de California, en San Diego, cuenta que la historia familiar se detuvo en ese espacio porque su abuelo Rodolfo nunca quiso contarla a sus hijos, porque quedó muy afectado.

Hay una historia local que afirma que mi bisabuelo no se puso a salvo cuando la tromba porque estaba borracho, que estaba en su casa y no quiso salir, y que casi casi dejó que sus hijos murieran. Pero mi abuelo recordaba que él estaba agarrado de un árbol y su papá le iba llevando a sus hermanos, que le dejó al de 12 años y le dijo que esperara ahí, pero ya no regresó. Es una historia muy fuerte”, indica.

 

Me interesa usar ese lugar como eje, porque es un entrelazado de que ahí vivió mi familia y la sangre yaqui”, agrega la hermana gemela de la cantante Julieta Venegas.

 NI MIEDO NI ZOZOBRA

Yvonne Venegas confiesa que no conoce Santa Rosalía, cabecera del municipio de Mulegé, y que está emocionada “porque al mismo tiempo es descubrir mi historia familiar y recorrer el mar de Cortés y el desierto”.

Dice que hará el proyecto “muy en mi estilo fotográfico, pero incursionando un poco más en el paisaje, la geografía, la biosfera. Profundizar en esas ideas y el lugar”.

Añade que es la primera vez que trabajará con el formato digital y el análogo.

Pienso que las imágenes sean en color. Quiero ver mapas de la época, hacer trazos de movimiento de la gente, es un trabajo que combina todas mis prácticas”.

Otra zona que desea visitar, además de Santa Rosalía, Mulegé y Guaymas, es el puerto de San Felipe (Baja California), pues cerca de aquí está la Laguna Percevault.

Al parecer, uno de los tíos de mi abuelo tenía una relación con el dueño de esa laguna. Quiero saber lo que la gente sabe ahora”, apunta.

Venegas no duda que el Fonca (hoy Sistema de Apoyos a la Creación y a Proyectos Culturales), uno de los 109 fideicomisos que están en riesgo de desaparecer, cuya eliminación ya se aprobó en la Cámara de Diputados y ahora se revisa en la de Senadores, cumpla con el contrato de su beca.

Realmente, uno debe tener fe en que los proyectos se hacen. Creo mucho en el Fonca, porque me ha apoyado en otra ocasión, en Jóvenes Creadores. El ruido y la publicidad negativa que se le hace me parece injusto. Tal vez los proyectos apoyados en el arte no han tenido tanta visibilidad, pero es que el arte no es algo masivo.

No me quiero dejar llevar ni por miedo ni por la incertidumbre. El covid-19 ha traído esta moda. Quiero creer que el país en el que vivimos apoya al arte. El Fonca lo ha logrado hasta ahora”, considera.