Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 27 de febrero de 2021

Realidad de BCS

• La fractura en Morena se acrecienta por candidatura a gobernador. Castro Cosío y Rubén Muñoz en la disputa. ¿Habrá una tercera propuesta? • Crece posibilidad de que el CEN morenista envíe un delegado especial ante ausencia de dirigente partidista • La pugna por la presidencia nacional del partido y errores de AMLO impactan en el ánimo de morenistas locales


 

La lucha por la presidencia nacional de Morena en el que se avizora una verdadera confrontación interna entre los diversos grupos políticos, seguramente impactará entre los morenistas de Baja California Sur que hasta ahora se mantienen sin dirigencia formal, precisamente porque no se han podido poner de acuerdo al respecto.

 

Desde que anunció ya hace más de un año el desacreditado Alberto Rentería que dejaría la presidencia de Morena en la entidad, los grupos políticos encabezados principalmente por el delegado de la Secretaría de “Bienestar”, Víctor Castro y el alcalde de La paz, Rubén Muñoz, se han enfrascado en una lucha por esta posición.

 

Por supuesto una vez que se defina quién será el nuevo dirigente nacional de este organismo político seguramente se buscará quién encabece desde la dirigencia local la contienda político-electoral que literalmente ya empezó desde este lunes 07 de septiembre.

 

Esta confrontación entre el grupo político que encabeza Castro Cosío con los simpatizantes de Muñoz Álvarez, ahora se suma a esta diferencia política por la búsqueda de la candidatura a la gubernatura.

 

Víctor Castro ya tiene literalmente enfrente al alcalde Rubén Muñoz Álvarez quien definitivamente está decidido a desplazar de esta pretensión al representante de los programas de gobierno federal.

 

Las diferencias políticas entre ambos morenistas se han observado muy claramente en el actuar crítico y de constante exigencia al alcalde paceño del regidor José María Castro, quien está plenamente identificado como uno de los operadores políticos más cercanos de Castro Cosío.

 

En este espacio hemos insistido en la posibilidad de que se nombre a un delegado especial del CEN morenista precisamente para que funja para coordinador los esfuerzos electorales y vigilar de cerca la nominación de las diferentes candidaturas especialmente la de la gubernatura.

 

La evidente fractura que se observa a nivel nacional por la dirigencia de este organismo en donde incluso hay serias dudas sobre el verdadero padrón de militantes morenistas, impacta también en el morenismo sudcaliforniano que definitivamente no se encuentra en el ánimo de triunfo que se registró en las elecciones de 2018.

 

Estas confrontaciones al interior de este organismo político también se suman a las serias deficiencias en el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, cuya Presidencia mantiene a nuestro país, en la peor crisis económica, de seguridad y por supuesto sanitaria.

 

En los tres aspectos, los económico, seguridad y el aspecto sanitario se han manejado de una manera pésima por las instrucciones presidenciales de corto alcance que pueden llevar al país a un hundimiento que seguramente tendrá repercusiones electorales.

 

Desde luego que eso está aún por verse.

 

Por lo pronto en la media península, todo parece indicar que hasta ahora la lucha por la candidatura morenista se centra entre las figuras de Víctor Castro Cosío y Rubén Muñoz Álvarez, quienes según las últimas encuestas, literalmente ya ambos están en empate técnico.

 

Así que se anota como un pendiente de los morenistas la posibilidad de que se nombre a un delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional para los próximos días, y que se defina de una vez si sólo habrá dos aspirantes a la candidatura gubernamental o si habrá más personajes que aspiren a llevar en sus manos la principal estafeta electoral morenista.

 

Mientras tanto, la fractura en Morena sigue avanzando tanto a nivel nacional como local.

 

¿No le parece así amable lector?