Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 3 de diciembre de 2020

En privado

• El infierno en la tierra


Desde la negativa de oportunidades para el pueblo de parte de los gobiernos, pasando por los inconsistentes programas contra el consumo de drogas, hasta la falta de estrategias y de inteligencia de los mismos gobiernos,  los convierte en los únicos responsables del gran poderío que hasta hoy ha alcanzado el narco, en cualquier parte del mundo.

 

Sin embargo, haciendo referencia concretamente a nuestro país, habría que decir que el poder del  narco lo engrandecen aún más las empresas televisivas, desde donde con sus series cargadas de pasión y violencia sobre narcos, hacen saber a los niños y a los jóvenes sobre el señorío, el lujo, el dinero, las mujeres, y el gran poder que se puede alcanzar.

 

Es decir, con la anuencia y complicidad de los gobiernos, las televisoras crean monstruos que después se asustan con ellos. Y enseguida quieren enmendar sus errores con ridículos spots sobre:  “di no a las drogas”. Pero para las televisoras lo más importante ha sido alcanzar audiencia, sin importarles el gran daño que causan.

 

Y es justamente a partir de allí que muchos niños y jóvenes nacidos en la extrema pobreza señalan: “prefiero un año de lujos que toda la vida en la pobreza”. Y he ahí los resultados negativos. Y he ahí el fracaso de los gobiernos que debieran ser más inflexibles con las empresas televisivas y prohibirles este tipo de series.

 

Pero sucede todo lo contrario. Y aun cuando el narco despliega de manera pública su poder de armamento, pareciera que desde las esferas del poder minimizan los hechos como si se tratara de un simple desfile escolar.

 

Es de suponerse que (por culpa de los gobiernos) el gran poder del narco proviene desde varios sexenios atrás.  Recuérdese que nada menos en los tiempos de Luis Echeverría Álvarez, En el libro “Los Caciques”, de Carlos Loret de Mola, el líder cañero Jesús González Gortázar señaló a Rubén Zuno Arce (el cuñado incómodo del presidente) como socio de los narcos sinaloenses Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo.

 

Entonces, todo es por culpa de lo gobiernos,  como lo fue en su momento culpa de Felipe Calderón cuando que la cifra de muertos y desaparecidos creciera exponencialmente,  provocando --por su ineficiente quehacer-- que las heridas de México se hicieran más profundas se tornarán incurables y que sangraran profusamente.

 

En síntesis, los errores de Calderón, son los mismos que han cometido todos los gobiernos por la falta de oportunidades para el pueblo, así como la falta de estrategias y la falta de inteligencia cuando se trata de  hacerle la guerra al narco.

 

·         ¿Por qué?

Porque precisamente fue Felipe Calderón el que movió el panal de las avispas y justamente es derivado de todo eso que hoy vivamos el infierno en la tierra.

 

Y no es para menos, cuando sabemos que tan criminal es el que provoca la guerra como el que la acepta y más aún cuando en medio de ese fuego cruzado está el pueblo.

 

No olvidemos que un presidente, como lo fue Felipe Calderón, se convierte en comandante supremo. Y hay quienes, como él, que  acusan total desconocimiento de las acciones a emprender en estos casos, como también desconocimiento de las leyes al conducirlo a pensar y en su caso a decretar que los delincuentes eran el enemigo que había que aniquilar.

 

En síntesis, antes de proceder, jamás pensó en siquiera medir la fuerza y el alcance de los cárteles.  Y por tanto nunca pudo considerar las consecuencias de sus actos. Y fue por eso que los resultados fueron cruentos y nada positivos. Por el contrario, allí está el beneficio de la duda respecto a actos de corrupción en el caso de quien ostentaba el poder para derrocar a los narcos: Genaro García Luna.

 

Por todo lo anterior creo que, en estos momentos hace bien Andrés Manuel López Obrador en no irse de bruces y dejar que canten las sirenas, muy a pesar de que sus adversarios pudieran acusarlo de la existencia de un gobierno débil.

 

Pero no importa. Porque ante todo hay un gran conglomerado social que espera respuestas. Y sabe López Obrador que las respuestas no se darán en base a una letalidad a nivel de guerra como la quieren hacer los narcos.

 

Y sobre todo, debe tomar muy en cuenta aquella vieja sentencia de Sun Tzu quien fuera un general, estratega militar y filósofo de la antigua China. A quien tradicionalmente se le considera como el autor de El arte de la guerra: “Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar a donde vayas”.

 

No dejarlos crecer, además de provocar la guerra entre ellos mismos, son  estrategias que ha utilizado el gobierno de México y han dado resultados.

 

Sin embargo, si tomamos en cuenta que el poder económico, es lo que ha permitido que los grupos delincuenciales tengan las mejores “herramientas” para enfrentar a sus oponentes y al propio gobierno, falta entonces que el gobierno endurezca sus leyes al respecto y les quite el poder económico.

 

Y es que la letalidad a nivel de guerra, con fusiles, ametralladoras de grueso calibre, armamento automático y antiaéreo, como son el AK-47, el R-15, lanzacohetes, lanzagranadas 40 milímetros, ametralladoras, lanza cohetes y fusiles calibre 50 que estos son antiaéreos y obviamente también en contra del blindaje, que son parte de la dotación de armas a nivel de guerra que tienen en este momento los narcos, todo ello reconocido por el general Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional, (Sedena) (según la conferencia de prensa del 31 de octubre), es altamente preocupante.

 

Ahora bien, si las operaciones “Receptor Abierto” y “Rápido y Furioso”, que ha registrado la entrada ilegal de 200 mil armas anualmente por las dos fronteras a territorio mexicano, según investigaciones de los gobiernos de México y Estados Unidos, no han dado resultado, es tiempo de implementar un programa más estricto y más confiable.

 

Cuestión de tiempo.