Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 24 junio 2020


• A pesar de la pandemia trabajan partidos posibles alianzas electorales. No descartan propuestas de independientes. • ¿Veremos al PAN aliado al PRI y otros partidos para derrotar a Morena? • Puede surgir candidatos y propuestas electorales desde el Congreso del Estado.

La posibilidad de realizar alianzas entre los diversos partidos en la entidad, cada día es más notoria a pesar de que aún no estamos en el mejor momento de la pandemia que tiene confinada a la gran mayoría de los ciudadanos. No hemos superado la crisis sanitaria y la economía aún está muy incierta y los partidos políticos ya se movilizan con el objetivo de preparar su participación en el proceso electoral del 2021.

Desde luego que la mayoría de los actores políticos aún no reconocen abiertamente que llevan a cabo este esfuerzo, pero entre sus allegados y colaboradores cercanos, el tema es cada día más recurrente.

Digamos que algunos aspirantes a participar como candidatos a las alcaldías y diputaciones locales y federales sienten que el tiempo se acorta y que a pesar de que no hemos superado la crisis sanitaria ni económica se tendrá que trabajar con esa adversidad encima para posicionar de la mejor manera posible sus propuestas electorales.

Por supuesto que quienes han realizado trabajo de base con anticipación como son concretamente el PAN y Morena principalmente se podrían mostrar quizás más tranquilos, aunque en el caso de los morenistas, la división interna se agudiza en todos los niveles de sus dirigencias y eso al final de cuentas puede determinar resultados adversos.

Obviamente resulta difícil negar que la posibilidad de las alianzas en la entidad está presente.

Pero hasta dónde permitirán esta opción partidos como Acción Nacional que dirige Carlos Rochín con otros organismos políticos como el PRI, el PRD o incluso el Movimiento Ciudadano que trae fuertes diferencias con el Presidente Andrés Manuel López Obrador a través del gobernador de Jalisco Enrique Alfaro.

Por lo pronto las dirigencias nacionales de Morena, el Partido Verde y el del Trabajo ya signaron un acuerdo para defender al mandatario nacional , pero hasta ahora se ve difícil que esa misma alianza se aterrice en esta media península donde los representantes de estos partidos puede que no encuentren las mismas coincidencias planteadas a nivel nacional.

Por su parte los priistas locales, en corto han señalado que no ven mal hacer una alianza de facto con los panistas sudcalifornianos, pero hasta ahora este tema solo ha sido una más de las especulaciones políticas que se registraban hasta antes de la actual pandemia.

Las condiciones han cambiado, aunque para muchos ya es tiempo a pesar de la adversidad sanitaria y económica, de sentarse a platicar las posibles alianzas con coaliciones para participar en el 2021.

Ya sabemos que un elemento fundamental para llegar con fortaleza a la contienda electoral es la unidad partidista misma que dependerá definitivamente de quienes resulten ser los candidatos a los diversos puestos de elección popular que estarán en juego.

Por supuesto nadie puede perder de vista a pesar de estas alianzas las posibles propuestas ciudadanas que se realicen sin que necesariamente se tenga que contar con un partido político en especial.

De hecho, algunos partidos seguramente intentarán sumar candidaturas independientes que sean más fuertes que cualquiera de sus militantes.

La alianza entre partidos y propuestas ciudadanas independientes (sin partido), también será una opción que estará ya desde ahora en la mesa de las posibilidades políticas para antes de que concluya este año, en menos de seis meses.

Veremos qué sucede con las decisiones sobre posibles alianzas que tome el PAN que se encuentra bien posicionado en las encuestas sobre la percepción ciudadana y el resto de los partidos cuya adversidad electoral cada día es más notoria, sobre todo para Morena que solo está esperanzada como en el 2018 a sentir el impulso y la mano de AMLO para sacar adelante sus propuestas.

Tampoco se puede dejar por un lado las propuestas que seguramente surjan desde el Congreso del Estado que es como siempre una plataforma de lanzamiento para aspirantes a las alcaldías y las diputaciones federales. Obviamente los partidos políticos no podrán pasar por alto el potencial político de algunos legisladores que ya desde ahora le invierten tiempo dinero y esfuerzo a una posible candidatura para el año que entra.

Ya veremos cómo evolucionan las posibles alianzas partidistas con fines electorales mientras que al mismo tiempo la ciudadanía está más preocupada por la condición sanitaria en general y por sobre todas las cosas, la anhelada reactivación económica que hasta ahora no puede realizarse de manera más ágil.

Así que a la ya cotidiana dieta de pandemia y adversidad económica se suma, la lucha político-partidista que ya desde ahora será tema de conversación cotidiana en todos los sectores de nuestra sociedad.

¿No le parece así amable lector?