Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 17 abril 2020


• AMLO no da opciones, arriesgas la vida, trabajas y comes o te quedas obligadamente en tu casa hasta el 30 de mayo • No hay programa económico para trabajadores y Pymes y se extiende plazo para la sana distancia social • Salvo el diputado Rigo Mares, el resto de los legisladores federales brillan por su ausencia en la lucha contra la pandemia

 

Las autoridades sanitarias anunciaron que la medida de quedarse en casa que originalmente debía de concluir el 30 de abril se extendió hasta el 30 de mayo, por lo que la ciudadanía, sobre todo la de menor ingreso, estará en la disyuntiva de no salir a la calle y protegerse del Covid-19 o literalmente quedarse sin empleo y sin comida, pues en ese sentido, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no ha ofrecido un programa que genere confianza en el ámbito económico.

 

Se ha extendido el plazo para mantenerse en los domicilios particulares de la ciudadanía, de no salir a la calle para evitar el contagio de Coronavirus hasta el 30 de mayo. Pero ¿cómo llegarán los recursos económicos a esas familias?

 

La medida es muy justificada, por supuesto, pero por desgracia, no hay opciones económicas para que el ciudadano pueda quedarse en casa sin riesgo de perder su empleo o su pequeña o mediana empresa.

 

Esto sucede mientras que el gobierno de López Obrador, le sigue atizando a marcar diferencias y divisiones y se polariza cada vez más con los gobernadores de los estados, sobre todo con la burla que significó el hecho de enviar el escaso material sanitario de pésima calidad.

 

Una verdadera ofensa que han puesto de manifiesto diversos gobernadores incluyendo el de Baja California Sur, Carlos Mendoza, que ha pedido ya en diversas ocasiones que mejore la coordinación entre el gobierno federal y las entidades del país y sobre todo que se incremente el apoyo financiero ante la evidente amenaza de la pandemia.

 

Desgraciadamente la insensibilidad, la paranoia y miopía administrativa, de López Obrador se ha impuesto y los riesgos de que el país se vaya por el despeñadero económico lamentablemente se mantienen.

 

Por su parte, mientras la contingencia crece y se extiende el plazo para estar confinados en las casas de cada ciudadano, los legisladores federales brillan por su ausencia, por lo que a excepción del diputado federal Rigoberto Mares, el resto de los representantes populares en la Cámara como en el Senado, brillan por su ausencia.

 

Prácticamente nada han hecho los diputados federales y senadores para ayudar a enfrentar esta circunstancia en donde el llamado de los mandatarios estatales se torna cada día más desesperado, ante la eminente fase más complicada de la crisis sanitaria que apenas está por empezar.

 

Obviamente se espera que la postura del errado gobierno federal se ajuste y haga su verdadera tarea de brindar opciones viables para salir delante de la adversidad sanitaria y económica antes de que sea demasiado tarde y nuestro país quede en condiciones irrecuperables.

 

Queda claro que López Obrador que ya traía un grado de decepción y desencanto en aumento, hoy en día se encuentra en su nivel más bajo de aceptación ciudadana desde que llegó al poder y ante un reto que amenaza desgraciadamente con rebasarlo.

 

México no volverá a ser el mismo y por supuesto los simpatizantes del mandatario nacional y del propio Morena, tampoco estarán en el mismo nivel de aceptación ciudadana.

 

Por desgracia para los mexicanos y si sobre todo para los fieles seguidores de AMLO, nuestro país está ante una batalla que lamentablemente de seguir como hasta ahora, puede perder, aunque está claro que quien definitivamente ya está en la zona de la derrota es López obrador, que además de demostrar el tamaño de su ignorancia, será víctima de su propia obstinación.

 

¿No le parece así amable lector?