Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 13 abril 2020


• Mal manejo de MLO de la crisis sanitaria y económica pone en riesgo el pacto federal • Lo más grave de la pandemia está por llegar según la SSA federal • Aumentan casos de Covid-19 por ello en algunas ciudades como en La Paz, ya se ha determinado que la policía obligará a quienes no atiendan disposiciones para que se regresen a sus casas

 

Mientras que la pandemia por Coronavirus avanza, el panorama económico luce sombrío ante la falta de medidas del gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador al grado de que algunos mandatarios estatales han amenazado con abandonar del pacto federal sobre todo por lo que se refiere al tema fiscal.

 

Todo parece indicar que además de las muertes que desgraciadamente se esperan en el país ya que según las autoridades sanitarias aún está por presentarse lo peor, económicamente podríamos enfrentar el desempleo y en general condiciones socioeconómicas muy lamentables.

 

Obviamente para López Obrador, el afirmar que primero está la salud y luego lo referente a lo económico es una trampa mediática, muy a su estilo embaucador, mediante la que busca evadir esta enorme responsabilidad que ya se venía venir pues la economía nacional, ya estaba en malas condiciones y obviamente esta pandemia terminará por agravarla.

 

Desgraciadamente tampoco parece tener el éxito esperado la campaña impulsada para pedirle a la población que se quede en casa. Muchos ciudadanos aún no terminan por creer y aceptar la gravedad de esta afectación sanitaria.

 

En Baja California Sur, como en otras entidades, el número de fallecidos ha aumentado y sin embargo aún existen muchos ciudadanos que suponen que el contagio de Covid-19 no es tan agresivo como se señala por todos los medios.

 

Incluso en algunas ciudades como en La Paz, ya se ha determinado que la policía tendrá que intervenir de manera directa para literalmente obligar a quienes no atiendan esta medida para que se regresen a sus casas si no tienen actividades prioritarias que atender, como son las de adquirir medicamentos o alimentos.

 

En comunidades más pequeñas los pobladores se han organizado para evitar de alguna manera las visitas de extranjeros y connacionales. Ahí el miedo al contagio es latente.

 

Obviamente para las autoridades la tarea no es nada sencilla pues además de proteger a la mayor cantidad de habitantes posibles para que no resulten afectados, también se tiene que visualizar lo que se hará para preservar empresas y en general la actividad económica.

 

Esta pandemia no puede matar a la población encima de ello a la economía de nuestras comunidades mientras que el gobierno federal insiste en no modificar su política económica-financiera.

 

 

Apretar a la comunidad en general para que continúe con sus pagos de impuestos y servicios cuando no se les permite trabajar o genera de alguna manera ingresos económicos, es forzar precisamente a que algunos como las entidades referidas busquen resolver sus respectivos problemas por su cuenta.

 

Resulta muy patético que mientras que el gobierno de López Obrador reniega de tomar medidas económicas que otros gobiernos aplicaron y que de alguna manera funcionaron, como créditos y facilidades fiscales sobre todo a empresas pequeñas y medianas, al mismo tiempo se cuelgue de la ayuda del presidente de Estados Unidos Donald Trump, para medio cumplir con los países petroleros que también por otra parte exigen a nuestro país contribuya con la disminución de producción de barriles diarios de petróleo para tatar de incremente el precio de este hidrocarburo.

 

Hemos dicho que cuando no existe estrategia surgen las ocurrencias y es precisamente el caso de un López Obrador que solo escucha a quienes están de acuerdo con sus miopes propuestas.

 

Así que mientras que el Covid 19 avanza en nuestro país y apenas nos acercamos a la fase más complicada, el gobierno de López Obrador además de estar evidentemente distanciado del empresariado nacional, ahora enfrenta la amenaza de algunos gobernadores del país que analizan seriamente la posibilidad de abandonar el pacto federal ante el trato desigual que reciben.

 

Queda claro que nuestro país y no se diga Baja California Sur, se aproxima a vivir una situación socioeconómica sin precedentes y los efectos de una pandemia en la que por desgracia mucha gente pagará con su vida no solo su indisciplina de quedarse en casa, sino las limitadas condiciones sanitarias en que se encuentra el sistema de salud nacional.

 

Obviamente por adverso que se vea el panorama, hacemos votos para que los efectos no sean tan devastadores como en otros países.

 

Ya veremos que sucede.

 

También te puede interesar