Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 25 marzo 2020


Establece gobierno federal fase dos para enfrentar el Coronavirus, pero aún no define la estrategia económica A pesar de la contingencia sanitaria persiste la crisis política en el Congreso del Estado La población está más preocupada por cuidar su salud que por temas político-electorales



El gobierno federal decretó finalmente la fase número dos de la epidemia generada por el Coronavirus lo que obligará a la mayoría de los habitantes del país a mantenerse en sus respectivas casas, aunque en la entidad, las indicciones de la Secretaría de Salud estatal, es que aún estamos en la fase uno.


La diferencia de ambas etapas radica fundamentalmente en que la primera significa que el virus se registra en una fase de importación del virus, mientras que la medida dos, reflejan que esta infección ya se transmite entre los mismos habitantes del país.


Aunque en la media península aún estamos en la primera fase, lo cierto es que de un momento a otro, la fase dos también puede aplicarse en la localidad.


Sin embargo, el gobierno federal que encabeza el presidente Manuel López Obrador a pesar de todo, aún no define una estrategia económica que le brinde al sector empresarial mayor certidumbre.


Existen verdaderos riesgos de que muchas empresas cierren y no vuelvan abrir sus puertas lo que pone en peligro los empleos y con ello agudizar las malas condiciones de la economía de México que ya de por sí se encontraba paralizada, incluso con una proyección de crecimiento de menos tres o cuatro por ciento.


Es ahí justamente donde parece no tener claro el gobierno federal qué hacer al respecto, incluso el gobernador Carlos Mendoza Davis en su calidad de presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) solicitó al presidente realizar una estrategia económica coordinada entre las autoridades federales y las entidades del país.


Sobre todo porque las entidades como Baja California Sur que dependen en gran medida de la actividad turística, que para el caso de nuestro estado alrededor el 75 por ciento del PIB depende precisamente de la cantidad de visitantes que acuden a esta región.


Sin embargo, no hay claridad por parte del gobierno de López Obrador en esta materia, hay eso sí, una gran incertidumbre sobre lo que económicamente pretende hacer el gobierno federal que aunque anunció apoyos para las pequeñas empresas, no queda claro cómo se aplicará esta decisión.


Mientras esto sucede en el tema federal, en la entidad con todo y la amenaza del Coronavirus algunos diputados locales han optado por friccionar aún más las cosas en el poder legislativo.


Este martes la mayoría que representan los diputados de la fracción parlamentaria Unidos Haremos Historia y de Morena, anunciaron que el jueves sesionarán de manera normal, aunque a puerta cerrada misma que será transmitida por redes sociales con la intención de evitar la presencia de personas que pudieran poner en riesgo su salud, justamente por la potencial presencia del Covid-19.


Pero el zafarrancho que se registró más tarde en las puertas de la dirección de finanzas del poder legislativo, que nuevamente protagonizó la diputada del PES Lorenia Montaño, es por supuesto una acción que pone en entredicho la labor de los representantes populares, sobre todo por el contexto social que registra una verdadera amenaza sanitaria.


Obviamente lo ideal será que las instancias legales dirimen este asunto y señalen, de acuerdo a la ley, quién tiene o no la razón al interior de un Congreso estatal que por lo pronto cuenta con el acuse de recibo del Senado de la República sobre la nueva directiva del poder legislativo que encabeza la diputada petista Mercedes Maciel y la declaratoria de incompetencia del Tribunal Estatal Electoral en las denuncias de presuntas violaciones a los derechos electorales y de género.


Por lo pronto mientras que a nivel nacional el tema principal es el enfrentar con éxito la presencia de la referida pandemia y por supuesto sus consecuencias económicas, en la entidad a la par que las autoridades sanitarias hacen lo propio para evitar mayores contagios de Coronavirus, los legisladores afirman que continuarán su labor legislativa de manera normal. 


Por supuesto el grueso de la población está más preocupada y ocupada en quedarse en sus respectivas casas de la manera más adecuada posible para evitar al máximo el riesgo de contraer el peligroso Coronavirus.


Pocos, realmente pocos, están en estos momentos de pandemia, preocupados por los intereses políticos que representa el 2020 como año inminentemente preelectoral.


¿No le parece así amable lector?