Noticias de BCS, México y el mundo.

Buenos días, B.C.S. - martes 17 marzo 2020


En el mes de marzo, mes de la mujer, más que festejos, regalos, flores, abrazos, pero su protagonismo las envolvió. El coronavirus, las informaciones y… desinformaciones

Ya ven selectos lectores, que por parte de la mayoría de los periodistas nacionales y locales, y por

supuesto internacionales- (además, obvio, de la sociedad misma) los temas mayormente

esenciales y por ende publicados, difundidos, cada quién en los medios que corresponda,

incluyendo las redes sociales, en este mes de marzo se “viralizaron” los más impactantes: El del

feminismo y sus manifestaciones más paros y demás, con las consabidas reacciones y

consecuencias, al grado que hubo comunicadores que estos movimientos los calificaron como “La

rebelión de las mujeres”, esto fue y sigue dándose en países de Latinoamérica y muy

especialmente en México. Como yo mismo escribí esta temática un par de veces en este medio y

otros espacios, obviamente en función de esos sus días; el 8, “día de la mujer” y el 9, el paro y sus

consecuencias, ahora lo retomo para acotar esto más…

Miren ustedes, decido ampliar mis comentarios y opiniones en el presente ya que las reacciones y

consecuencias-con informaciones específicas-las seguimos percibiendo día a día, tanto de los que

acreditan a las féminas su “rebeldía” y sus retos frente al varón como los que sólo en parte las

apoyan pues consideran que el empoderamiento de ellas no es más que político, de competirle a

los hombres el poder, pero otros sí hemos valorado su otra importancia: justicia para la mujer en

general, que paren de alguna forma la violencia contra ellas, su justa igualdad y equidad con el

varón, etc. (ya explicado).

Pero en virtud de que al mismo tiempo tenemos encima el otro gran tema: la tragedia mundial-y

nacional, el propio-del Coronavirus, no me queda más que combinar los dos grandes temas,

porque uno incide sobre el otro cuando menos en función de este “su mes de marzo” porque ni

ellos ni nosotros no hallábamos “pa’ donde arrancar” en cuanto a la preponderancia de temas. Así

es que por va ya…

 ESTE MARZO, MES DE LA MUJER, MÁS QUE FESTEJOS, REGALOS, FLORES, ABRAZOS Y

PALABRAS…

Quiero decir que su protagonismo-justo o no tanto-las envolvió de tal manera que más allá de esas

palabras bonitas de poetas, de escritores, de enamoramiento; de los acostumbrados regalos,

flores y hasta besos y abrazos, da la impresión que prefirieron ellas mismas estas sus protestas y

todo lo anterior a través de sus manifestaciones con marchas protagónicas que conllevaban

INFILTRADAS ENCAPUCHADAS, mismas que vandalizaron y desvirtuaron sus propósitos y

genuinidades para dar paso a las sospechas y acusaciones: de que fueron organizadas y pagadas

por otros poderes contrarios al actual gobierno, pero que también, elementos del actual pudieron

ser para “culpar a los otros”, en fin…

Pero, empero, ¿y el coronavirus qué papel juega en esto?; bueno, pues nada menos que por un

lado no se podían dar ni abrazos ni besos ni apapachos vaya, ni festejos en bola, no sólo porque las

autoridades de salud mundiales y nacionales, estatales, difundieron que el contagio de este virus

podría darse POR ESTAS MANIFESTACIONES “DE AMOR Y CARIÑO” tan usual en estos sus días.


Bien, por otro lado finalmente el coronavirus será derrotado (y pronto, ¿eh?) pues ya está en vías

la cura en abril de 2020 y la vacuna correspondiente-luego les doy a conocer las fuentes

internacionales (tema que ha tenido poca difusión, lo cual está raro…). Miren ustedes, si el paro

nacional tuvo afectación económica, el coronavirus aún más, mucho más…Según el especialista en

Finanzas, Roberto Aguilar, comenta en términos financieros, que: “Es un cálculo muy general, pero

si todas las mujeres dejaran de trabajar un día, la pérdida sería de 25 mil millones de pesos, lo que

equivale a 0.1% del PIB”.

 LOS EFECTOS Y REACCIONES POR EL CORONAVIRUS, LAS INFORMACIONES Y…

DESINFORMACIONES

Este subtítulo abarca, por una parte, una serie de afectaciones y reacciones de lo que a la fecha se

percibe o se calcula de lo que ya está dejando este mal global, más lo que falta a la prevención

(vacuna) y cura.

Pero antes déjenme decirles que, inconcebible, hasta en desgracias de esta dimensión humana y

extendida hay muchas personas que no sólo se burlan con chistes ofensivos y cumbias, etc. esto es

en redes sociales, y de voz en directo, sino que arman notas que parecen serias, veraces, formales

y hasta oficiales con logos; por ejemplo, que los E.U. crearon ese coronavirus para, en lugar de

bombas nucleares, matar millones de chinos con este virus Covid-19; o al revés, la otra parte

contraataca y publica que fueron los chinos para debilitar a buena parte del mundo y derrumbar

su economía, etc. para entrar ellos, en fin…Y luego éste que me llegó ayer por whatssapp, sólo los

títulos y entrada…Épale, qué pasó?, ya no hallé uno, sólo me apareció esto: “Este video se quitó

debido a que infringe los lineamientos de la comunidad de You Tube” (era el tema de que los

chinos lo crearon contra los E.U.). Sin comentarios.

Pero vámonos a las afectaciones comunes de país por país, por ahora sólo en lo que concierne a su

economía. Lo tomo de una conversación local de un compa ingeniero tomando un café más mis

propias apreciaciones y opiniones; que en términos generales van: Más allá de la tremenda

afectación de salud pública ya comentada, tenemos la de la economía de muchos países, en

particular el nuestro, México. Van sólo estos casos y eventos comunes: nomás en lo del 20 de

marzo al 20 de abril (vacaciones con suspensión de clases) ¿qué van a hacer esos niños y jóvenes

secundaríamos y demás?, ¿a dónde van a ir a entrenar, a ver juegos en estadios, a diversiones, al

cine, en fin…Y la economía de esas empresas?…; y luego también las otras en lo turístico, desde la

hotelería hasta los transportes, como aviones, buques, aeropuertos, etc. más por otra parte la

subida del dólar a más de 22 pesos; y el desarrollo y crecimiento programado?, en qué va a

quedar, si por de por sí ya hay ahora muchas dudas de si se lograría…

Y finalmente el otro punto, de que este pinchi virus nos agarró desprevenidos, ya que no

estábamos ni estamos preparados para la omisión o eliminación de eventos, culturales, artísticos,

deportivos y de toda índole; sólo los programas de televisión y el celular nos quedan, pero para

volver a seguir viendo y oyendo lo de todos los días y a toda hora: puras noticias negativas, lo del

coronavirus, de violencia y feminicidios, de la política y sus corrupciones e impunidades, del

supuesto derrumbe de Pemex, y de la farándula de algún que otro artista que también salió del

closet, jajaja.

 PERO PARA FINALIZAR, VOY VOLVER A LA MUJER, A ECHARLE FLORES, DE CARIÑO Y

VALORACIÓN


Sí, como ya me desgaste con los temas anteriores me relajaré con éste que publiqué en este

medio hará un año y medio en otro panorama y circunstancias. Va este fragmento, parte de lo que

escribí.

El hombre como un ser contenedor, que da y provee seguridad, que protege y resguarda, que su

fuerza lo capacita para hacer muchas cosas que requieren gran esfuerzo, y la mujer que es más

delicada y frágil, pero fuerte, sobre todo cuando se trata de resguardar a sus hijos se vuelve una

leona para protegerlos. La mujer tiene la capacidad de oír y de empatizar con las personas cuando

éstas sufren. La mujer anima y tiene la capacidad de salir de situaciones difíciles, puede quebrarse

una y otra vez y se reinventa y fortalece.

Cada uno aunque distinto físicamente, emocionalmente y en su manera de pensar, están

diseñados para ser el uno complemento del otro con un propósito y este propósito NO ES LA

COMPETENCIA, SINO EL CONSTRUIR JUNTOS porque hay una finalidad en común y es el

establecimiento de una familia y del progreso, formación y empoderamiento en su caso, de los

dos, de la mujer y del hombre, en condiciones de igualdad y justicia, cuando ambos lo justifiquen,

claro, y demuestren sus capacidades y merecimiento, pero no pelear por una posición (de

cualquier tipo) tratando de derrumbar, someter, de uno/as a las/os otros, sino hacer equipo,

apoyarse. Órale!. Buenos días.