Noticias de BCS, México y el mundo.

Defiende AMLO a Bartlett y su desempeño frente a la CFE

lunes 23 diciembre 2019 | Por: Redacción | Nacional Defiende AMLO a Bartlett y su desempeño frente a la CFE

• El mandatario asaguró que en la CFE "ya no hay transas" y dijo que ya no se entregan contratos por influencia, como antes se hacía

Agencia

 

En plena conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador sacó un pañuelo blanco en señal del fin de la corrupción en su gobierno. Un reportero le había preguntado momentos antes su opinión del resolutivo de la Secretaría de la Función Pública (SFP) favorable para el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, tras analizar su declaración patrimonial.

El mandatario opinó que esa conclusión es legal y moral, y aseveró que el funcionario es atacado por quienes antes eran potentados y hoy están en desgracia. ¿A ver, ahí (en la CFE) cuáles transas?, preguntó.

Durante su exposición, en defensa de Bartlett, integrante de su gabinete ampliado, el Presidente se llevó la mano a la bolsa del pantalón y mostró un lienzo.

Ahora sí traigo pañuelo blanco, pañuelito blanco, no hay corrupción arriba. Me atrevo a decirlo, a sostenerlo y quiero que me tapen la boca, a ver. Entonces, no somos iguales, adujo.

Ahora, agregó, “quienes antes mandaban están pasando por un mal momento y (utilizan) cualquier cosa (como) decir ‘Bartlett es igual, es lo mismo’. No, pruébenlo”, retó.

Por lo que corresponde a nosotros, el señor es el director de la CFE. A ver, ahí ¿cuáles son las transas?, ¿los contratos entregados, como se hacía antes, por influencia?

Mencionó que la denuncia que se presentó (en la SFP) fue por su desempeño en esta administración y eso es lo que se resolvió. Luego reiteró una máxima: Quien acusa debe probar, y recordó que cuando era opositor así se condujo, ya fuera ante episodios como el de la elección en Tabasco o el asunto del Fobaproa.

También se le preguntó su opinión de las versiones que mencionan la existencia de empresas propiedad de narcos que serían avaladas y protegidas por el gobierno en turno, así como del reparto de despensas navideñas por los grupos criminales.

Eso sí calienta, respondió, en referencia al punto que menciona de manera reiterada: no somos iguales, y mi gobierno no tiene nada qué ver con esas organizaciones ni de la delincuencia común ni la de cuello blanco.

Si bien admitió que puede haber casos aislados de gente que acepta dádivas de los criminales, aseguró que en general ya se rechazan los mecanismos de manipulación. Ya no funciona eso, ya el reparto de migajas, de dádivas, el repartir frijol con gorgojo ya no aplica, la gente no acepta esas cosas, puede haber casos aislados.

El jefe del Ejecutivo federal señaló que antes no se hablaba más que de cambios estructurales pero ahora ya no está de moda la corrupción ni se ve bien a los corruptos y hasta quienes no creían en los cambios están sorprendidos.

Por ejemplo, reiteró, ahora ya no es tiempo de protección a las bandas (criminales) ni de la asociación delictuosa.

–¿Y Bartlett?, le preguntó un reportero.

–Sí, pero no tiene responsabilidad…

–¿Pero moralmente?

–No, pero es un asunto legal y moral también. Una cosa es que caigan mal algunas personas o que tengamos posturas, consideró.

Al final, habló del respeto que tiene por los procesos políticos en Estados Unidos –en particular del inicio de un proceso de juicio político en contra del presidente Trump- y manifestó que a México le ha ido bien tanto con demócratas como con republicanos. Hemos contado con la colaboración y el respeto del mandatario Trump. Y no es un asunto personal, no es cómo me trata como Presidente de México, sino cómo trata al país.

Los reporteros seguían pidiendo la palabra para preguntar de otros temas, como la triangulación de recursos públicos a empresas vinculadas con Genaro García Luna, pero el mandatario terminó la conferencia.