Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 18 de septiembre de 2020

Lo derecho es lo decente

Lo derecho es lo decente


 

Muy buenos días estimable lector gracias, muchas gracias por su confianza y continuar prefiriendo su periódico El Independiente.

 

Inicio esta columna comentando a Usted; La preservación del Estado de Derecho, es una de las aspiraciones más sentidas de la sociedad mexicana; por ello es que nuestros gobiernos se tienen que comprometer a seguir contribuyendo en la consolidación de la vida democrática, en lograr la permanencia de la estabilidad política, preservar la legalidad, convivir con el marco del respeto a las normas que aseguren la convivencia armónica y pacífica, y combatir la impunidad que reclama la sociedad.

 

El respeto a la Ley y su estricta observancia corresponden a los diversos órganos y órdenes de gobierno. Por ello es indispensable aclarar que: la preservación del Estado de Derecho es corresponsabilidad de los poderes de gobierno, en su interacción con la sociedad. En lo que se refiere al poder Judicial los gobiernos deben preguntar porque consolide su autonomía; profundice en su reforma interna con la participación que corresponda a nuestros legisladores, para erradicar definitivamente prácticas de corrupción e impunidad, que a la vez permitan mejorar la eficacia de la administración de justicia en México. Al respecto es indispensable un diagnostico puntual para que este poder responda a los requerimientos de la sociedad.

 

Actualmente es necesaria la reforma del cuerpo normativo en la procuración de justicia; la revisión del marco en que tienen lugar los procesos judiciales; la revisión de la actuación, funciones, normas y operación de los órganos e instituciones de administración de justicia. También es prioridad tener un control más estricto sobre el personal y su desempeño, en la dictaminación de expedientes sobre procesos, puesto que cada vez es más frecuente que la procuración y administración de justicia no se realice, mientras que la frustración comunitaria crece, por el incremento delictivo y la falta de respeto a los derechos individuales más elementales.

 

Por otro lado el actual clima de violencia delictiva obedece en buena parte al impacto del narcotráfico. Su operación se desdobla en una cadena de acciones en el que cada eslabón corroe el ámbito social en que se produce, su detonante crecimiento y la formación de carteles que se pretenden repartir el Territorio Nacional y en supuestas regiones donde operan con exclusividad y el alto nivel de organización y corrupción que han adquirido lo hace ampliamente letal. El narcotráfico se ha convertido en un factor desestabilizador de la Seguridad Nacional, por su capacidad erocionante de la sociedad y de las instituciones públicas y no solamente de las corporaciones encargadas de combatirlo. En México, hace tiempo dejo de ser un País en el cual la droga transitaba hacia los Países de consumo. Ahora tenemos que reconocer que en nuestro País el consumo ha encontrado adictos en sectores frágiles, sobre todo en lo que más nos duele, como nuestra juventud e incluso infantes.

 

Concluyo; la participación ciudadana constituye un eje fundamental para el gobierno en la nueva concepción de la Seguridad Publica. La prevención de las conductas delictivas requiere del fortalecimiento de la formación ética de los miembros de nuestra sociedad. Los gobiernos pugnaran por el fortalecimiento a través de la educación de la enseñanza de valores éticos, cívicos y sociales desde los primeros niveles escolares. Se trata de un reto legitimo a la amenaza grave para el Estado.