Noticias de BCS, México y el mundo.

Espaldarazo presidencial a Taibo II en el marco del 85 aniversario de la editorial del Estado mexicano

miércoles 04 septiembre 2019 | Por: Redacción | Cultura Espaldarazo presidencial a Taibo II en el marco del 85 aniversario de la editorial del Estado mexicano

En el festejo en la sede principal del sello paraestatal, Andrés Manuel López Obrador invitó a los intelectuales mexicanos a participar en el proceso de transformación del país; se trató de su primera visita a la editorial pública

MÉXICO.

Estoy muy contento de que aquí estén ustedes a la par, incluso a la vanguardia del movimiento de transformación”, comentó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador en su primera visita a la sede del Fondo de Cultura Económica (FCE), en el marco del 85 aniversario de la editorial del Estado mexicano.

Es importante la labor que están llevando a cabo con la participación consciente de todos: los trabajadores, los escritores, profesionales, editores y también de los administradores, porque la austeridad no es un asunto solamente administrativo, sino de principios”, agregó el mandatario ante unos cien trabajadores del sello, que lo esperaron pacientemente hora y media.

Tras hacer un breve recorrido por las instalaciones de la editorial fundada por Daniel Cosío Villegas, el 3 de septiembre de 1934, y que hoy posee un acervo histórico activo de unos cinco mil títulos, el jefe del Ejecutivo federal invitó a los intelectuales mexicanos a participar en el proceso de transformación del país.

También se necesita que los intelectuales ayuden en los procesos de transformación. A lo mejor que escriban y que no participen cuando hay inmovilismo, cuando impera el conservadurismo; pero en un proceso de transformación es indispensable que participen los intelectuales. Y a veces cuesta mucho trabajo que ayuden quienes se dedican a las letras o a las artes. No quieren comprometerse. Por eso respeto a quienes sí lo hacen”, añadió.

Risueño, relajado, escoltado por los secretarios de Educación Pública, Esteban Moctezuma, y de Cultura, Alejandra Frausto, López Obrador celebró que, “en poco tiempo, sin violencia, de manera pacífica, estamos llevando a cabo un verdadero cambio, se están sentando las bases para la transformación de México”.

Destacó que “tenemos ya una nueva política en cuanto a la cultura. Es el reconocimiento de todas las expresiones artísticas, las costumbres, las tradiciones, las lenguas, del mosaico cultural que es nuestro país. Ahora en todo se está tomando en cuenta a los pueblos originarios”.

Después de la proyección de un video, en el que los diversos responsables de área del FCE detallaron logros y cifras de los últimos siete meses de trabajo; y de que el director del sello, Paco Ignacio Taibo II, resumiera que han publicado en este periodo 278 títulos y un millón 616 mil 79 ejemplares, el presidente hizo público su total apoyo al escritor.

Me costó un poco de trabajo convencerlo, pero se logró que aceptara. No es tan cómodo como se piensa ser servidor público, sobre todo cuando se entiende que el poder no es placer, sino deber... Por eso, yo celebro que Paco haya aceptado este encargo, porque no es un cargo, es un encargo para hacer una buena labor de promoción en favor de la lectura, lo que ya están haciendo”, dijo.

Convocó a “seguir reeditando los textos clásicos del Fondo. Hay un acervo extraordinario de libros de todas las materias desde que se fundó. Había mucho profesionalismo. No se le publicaba a cualquiera, no había influyentismo, no era fácil publicar en el Fondo, tenía que ser un autor de primer orden, consagrado, o un investigador reconocido.

Y ahora se está haciendo la labor de imprimir libros con un costo accesible, de 10, 15 o 20 pesos, para que pueda leer todo el pueblo, que la lectura esté cerca, accesible al pueblo, a la gente. Esta es una labor extraordinaria, esto es un distintivo de la Cuarta Transformación de la vida pública del país”, concluyó.

 

CAMBIOS Y BOMBARDEOS

 

Sin evocar la historia del Fondo ni a los grandes autores que ha publicado, Taibo II se concentró en los logros de su administración. “Teníamos que cambiarlo. En el Fondo, Educal y la DGP brillaban las incongruencias financieras, los manejos oscuros en los niveles de mando. Aquí brillaba el autoritarismo, la arrogancia, el favoritismo, el dispendio, el gasto innecesario, la inercia, la mentalidad faraónica. Afortunadamente, abajo estaban ustedes, los trabajadores”, aseguró.

Y detalló el proceso de esta “restructuración potente”. “Teníamos nueve millones de libros inmóviles en las bodegas, derechos autorales perdidos, ediciones por compromiso, procesos legales abandonados durante años que nos causaban pérdidas enormes, filiales quebradas y hubo que reconstruir. Había que crear una editorial al ritmo de los tiempos: esencialmente popular, gústele a quien le guste”.

El novelista se quejó además del “bombardeo que hemos sufrido por una parte de los medios de comunicación, los chayoteros de entonces; reciclados ahora, y aliados en parte con la degradada aristocracia intelectual, han intentado frenarnos, pero ¿a qué horas? Voces que estuvieron calladas frente al dispendio, la inercia irracional, el mal uso, el fraude, ahora reclaman autoridad moral para juzgarnos.

Afortunadamente son minoría y quiero públicamente agradecer a la enorme mayoría de los medios nacionales y de provincia la manera como han apoyado los tendidos de libros, la comunicación, las operaciones en las que hemos estado metidos”, indicó.

El polémico promotor anunció que se abrirán seis librerías, que se sumarán a las 35 que posee el Fondo, y que se recuperará a Francisco J. Mújica, “el artífice de lo mejor de la Constitución de 1917”.

Concluyó: “Llegaremos a los pueblos yaquis, a la sierra norte de Puebla, al corazón de Veracruz y a la última ranchería, al rincón más alejado, llevando libros baratos y de regalo, sabiendo que el libro es el gran creador de utopías, información que destruye el prejuicio, instrumento de educación sentimental más potente que ha creado el género humano”.