Noticias de BCS, México y el mundo.

Supimos que - jueves 08 agosto 2019


Supimos que

 

Los apagones que están causando mucho daño a la economía y a la salud de los sudcalifornianos, hace años que ya no los padecíamos. Se habían olvidado los estragos que causan. El cable submarino que se anunció como  la solución a nuestros problemas debe activarse urgentemente. Que los expertos se hagan cargo y entreguen a autoridades y población sudcaliforniana la solución  a este problema que se agudiza como se agudizarán los daños que ya ocasiona...

 

Con un clima como el nuestro, donde el uso de aires acondicionados, abanicos, refrigeradores, congeladores y muchos aparatos eléctricos, son indispensables porque hasta ahora no se han inventado otros que los sustituyan y que no requieran  de energía eléctrica, y si  existen, o no están todavía en el mercado o a nosotros no nos han llegado... 

 

El aumento de nuestra población por migración, más que por nacimientos, ocasiona que se necesite más infraestructura para satisfacer las necesidades de la población. Los presupuestos se disparan con el incremento de los costos, no están contemplados los aumentos de una demanda que crece incontrolable. Lo recienten los sectores de Salud, Vivienda, Educción, Seguridad y obviamente aumenta el consumo de agua potable y energía eléctrica.  Ningún gobierno de los tres niveles está preparado para afrontarlos. Los gastos superan a los ingresos y el aumento de los impuestos no es la solución más conveniente, como tampoco el despido de personal, porque son jefes de familia que tienen dependientes económicos. Se quedan sin ingresos y sin que se les ofrezca otra alternativa...

 

Los cinco ayuntamientos sudcalifornianos están sumidos en deudas.  Unos más que otros, hasta el de Los Cabos, considerado el rico de la familia, tiene problemas graves de liquidez. Durante los primeros ayuntamientos se cuidó mucho la contratación excesiva de personal. Pero luego, para garantizar la permanencia de  partidos y grupos  en el poder, se empezó a dar la contratación de cientos de trabajadores, obviamente a los que se pretendía despedir para acomodar  los compromisos de campaña o personales, no se dejaron, exigieron su indemnización  y ningún municipio tiene los recursos suficientes para liquidarlos legalmente, así que se ha preferido conservar a la mayoría. Aunque se despidieron cientos,  fueron otros cientos los que fueron colocados, agudizando los problemas con los que han venido  cargando las sucesivas administraciones.  

 

Lo que sorprende es que haya tantos candidatos a las presidencias de los cinco ayuntamientos en cada elección.  Todos dicen poder con el problema financiero de los municipios que aspiran a gobernar. Eso no es cierto. Pero  consideran con toda razón que los problemas económicos  municipales no son personales, son institucionales. Eso hace la gran diferencia...Hasta la semana próxima Dios mediante.