Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 24 junio 2019


• En una semana concluye periodo de sesiones en el Congreso estatal, bajo la presidencia de Homero González plagada de negligencias • Valdría la pena preguntar a los legisladores si en la reunión que tuvieron con el Procurador de Justicia del Estado, Daniel de la Rosa Anaya, se habló sobre la denuncia penal contra del legislador Rigoberto Murillo o si de plano ésta ya quedó sin efecto • Homero González y Milena Quiroga intentan demostrar que ya cuentan con “la bendición” del superdelegado Víctor Castro Cosío y que se note este es el autor intelectual que los motiva para que ya desde ahora se proyecte por lo menos a una candidatura a la alcaldía paceña

Dentro de una semana aproximadamente concluye el actual periodo ordinario de sesiones del Congreso del Estado y con ello la presidencia que hasta ahora encabeza el diputado morenista Homero González que más allá de utilizar la tribuna legislativa como pasarela de belleza, simple y sencillamente su labor ha sido intrascendente y eso sí plagada de negligencias.

 

Sobre todo porque está claro que el diputado Homero González, se preocupa más por acomodarse su sobrerito cubanero y fina corbata para tomarse su ya consabido selfie y parece no recordar que hay muchos temas pendientes de responder muchos más importantes para la ciudadanía.

 

No solo la dictaminación sobre la nueva ley de movilidad que está insistentemente congelada por este legislador, sino además el tema de los matrimonios o sociedades igualitarias y por supuesto la denuncia penal que existe contra el aún presidente de la comisión de asuntos administrativos, Rigoberto Murillo quien por su parte parece estar más ocupado en repartir sandías que en hacer su labor legislativa.

 

Por supuesto esto bajo la complacencia de la presidenta de la junta de coordinación política la muy ambiciosa diputada y aspirante a la alcaldía de La Paz, Milena Quiroga quien por su parte concluirá con esa presidencia rotativa en septiembre de este año, cuando sea relevada en el cargo por el diputado también morenista, Esteba Ojeda.

 

La fecha sobre la conclusión del actual periodo seguramente será manejada a partir de la semana que este lunes inicia precisamente porque hay temas legislativos que los referidos diputados simplemente no le han querido entrar de lleno.

 

Está claro que existe más pendiente por lo que políticamente podría representar las acciones como el irrisorio reparto de sandías o los burdos intentos del diputado Homero González y Milena Quiroga por hacer un grupo de presión al interior de la fracción parlamentaria de Morena, e intentar demostrar de todas las formas posibles que ya cuentan con “la bendición” del superdelegado Víctor Castro para que ya desde ahora se proyecte por lo menos a una candidatura a la alcaldía paceña.

 

Que se note pues claramente, que el autor intelectual de todas las decisiones de estos legisladores, son avaladas e impulsadas por el representante del gobierno federal, Castro Cosío.

La diputada Milena Quiroga insiste en ello, aunque es evidente que su escasa experiencia y política no será su mejor rostro para aspirar a una candidatura como es la alcaldía de la capital sudcaliforiana.

 

Quienes tienen la oportunidad de asistir a las reuniones del Congreso (martes y jueves) de cada semana, pueden observar con mucha claridad las caricaturescas acciones de Homero González, francamente irrisorias y hasta de pena ajena. Es literalmente inevitable frenar la risa.

 

En fin, quizás son estilos característicos de quienes se saben ignorantes del papel que ahora representan y por más intentos que llevan a cabo para evitar que esto se les note, pues es inevitable ver sus múltiples carencias.

 

Por cierto, valdría la pena preguntar a los legisladores si en la reunión que tuvieron esta semana que concluyó con el Procurador de Justicia del Estado, Daniel de la Rosa Anaya, si se tocó o no el tema sobre la denuncia penal que en su momento firmaron nueve diputados en contra del legislador Rigoberto Murillo o si de plano ésta ya quedó sin efecto.

 

Así que está claro que la verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimiento, sino la cerrazón y el empeño por no dejarse ayudar.

 

Tal como sucede con Homero González y Milena Quiroga que justamente por presumir lo que no tienen, conocimiento del tema legislativo y al mismo tiempo mostrar a leguas de distancia sus ambiciones políticas, corren el riesgo de caer en el patético ámbito de lo ridículo.

 

¿no le parece así amable lector?