Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 27 junio 2019


Muy buenos días estimable lector gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo su periódico El Independiente.

Inicio comentando a Usted; El Partido Revolucionario Institucional, debe ratificar su apego a la Ley y la institucionalidad, en esta etapa y le convendría ser explícito a este respecto en la próxima Asamblea Nacional, donde saldrá electo el próximo presidente del comité ejecutivo Nacional del P.R.I. en este difícil transito donde todos los priistas están inmersos hacia un partido renovado, reforzado, modernizado, la institucionalidad del partido es muy importante y eso quiere decir respetar todas y cada una de las instituciones del Partido y evitar que en la realidad o en la apariencia se dé la idea que solo un grupo o algunos grupos concentran el mando del Partido. Me parece que esto se está superando con la invitación que está haciendo el Comité Ejecutivo Nacional a diversos militantes notables, distinguidos, con experiencia, para sumarse a las instancias de este complejo proceso de asamblea.

 

Ahora bien; nosotros los periodistas no tenemos candidato a la presidencia del PRI, y obviamente, estamos abiertos a los que sean candidatas y candidatos. Pero viendo hacia el futuro, quienes hemos sido criticados tenemos un gran reto, debemos adaptarnos a las circunstancias y modernizarnos. Muchos de los que somos críticos ya no somos tan jóvenes y debemos pensar, también actualizar esa situación. Como periodistas llegamos a la conclusión de que un partido moderno debe ser puente entre las demandas ciudadanas, debe ser un hilo conductor, retomando las causas y estar siempre con un pie adelante, hacia lo que en un futuro no muy lejano requiere la ciudadanía.

 

Creo yo que el futuro del Revolucionario Institucional depende de quienes lo integran. El pueblo tiene que estar convencido de que el PRI, no le pertenece a nadie, ni a ninguna persona, ni a ningún organismo, menos grupos selectivos, es un partido que a través de ocho décadas de existencia ha sabido mantener con una gran claridad lo que es esa identidad que le ha caracterizado y ha sabido ponerse por encima de intereses personales, siendo esa manera de preservar la estabilidad política y la paz social del País. Los priistas están frente a un evento que no solamente constituye el órgano superior de la conducción del PRI, sino además se da en circunstancias en las que tendrán que actuar con un gran talento, con una gran sensibilidad, con una gran lealtad al partido, para coadyuvar todos a que el evento se conduzca y se realice de forma que el partido salga renovado y fortalecido en el próximo Presidente del Comité Ejecutivo Nacional.

 

Los priistas están por entrar próximamente a la etapa de una movilización más amplia del Partido, en todas las asambleas, así debe ser de lo que es esa estructura territorial tan compleja, pero tan bien concebida y que parte no de los órganos de dirección partidista a nivel estatal y menos Nacional, sino que la base misma que son los comités seccionales, municipales y distritales, deben estar involucrados en lo que es esta reflexión acerca del partido renovado que quieren los priistas. Se requiere de mucha atención c0on ello, porque el buen éxito de una asamblea depende en una gran medida de esa calificación que va a tener, de allí tendrán que salir los mandatos fundamentales que requiere el priismo.

 

Concluyo, es claro que el alejamiento del partido a las cuestiones que han representado los mas auténticos y legítimos anhelos de superación y justicia de nuestro pueblo, han sido la causa profunda y escencia de la respuesta electoral, que no puede interpretarse sino como rechazo popular a la postura política real que el revolucionario institucional ha asumido y no quisieron ver en su momento como tal.