Noticias de BCS, México y el mundo.

Explotan joya sonora; Sala Nezahualcóyotl ha sido rentada o prestada 75 veces

lunes 10 junio 2019 | Por: Redacción | Cultura Explotan joya sonora; Sala Nezahualcóyotl ha sido rentada o prestada 75 veces

En la última década, Difusión Cultural de la UNAM rentó su sala de conciertos en 75 ocasiones y obtuvo 10.3 mdp

CIUDAD DE MÉXICO.

La Sala Nezahualcóyotl sigue siendo uno de los espacios con la mejor acústica de América Latina. Sin embargo, en la última década no sólo ha sido casa de la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), sino que ha sido rentada o prestada en al menos 75 ocasiones a instituciones públicas y privadas con lo que ha recaudado 10 millones 391 mil 284 pesos, como consta en la copia de las facturas, contratos de colaboración y reportes obtenidos por Excélsior.

Dichos eventos van desde conciertos clásicos y populares, hasta conferencias, festivales de poesía, óperas, la entrega del Ariel, grabaciones de música para películas, una grabación de música sinfónica y, recientemente, el unpluggedde Café Tacvba.

Las rentas siempre han sido concretadas por la Coordinación de Difusión Cultural (CDC) de la UNAM que, a lo largo de este periodo ha sido encabezada por Sealtiel Alatriste, quien fue acusado de plagio en 2012; la investigadora María Teresa Uriarte, que dejó el cargo tras un escándalo en el Taller Coreográfico de la UNAM; y el escritor Jorge Volpi, desde diciembre de 2016.

 

 

 En esta larga historia la Sala Nezahualcóyotl tiene muy poco descanso, reconoce a este diario el arquitecto José Luis Montaño Maldonado, coordinador de Recintos de la CDC, descansa muy poco y, según los reportes... cada vez es más solicitada.

Sin embargo, de esas 75 rentas y préstamos, sólo en dos no existe claridad de los ingresos definitivos a las arcas de la UNAM, debido a que no se entregó la documentación correspondiente.

 La primera se refiere al convenio que Sealtiel Alatriste celebró con la empresa Consecuencias publicitarias, para el concierto Las Corregidoras, del 15 de septiembre de 2009, en donde actuaron Amandititita, Aurora y la Academia, Ely Guerra, Natalia Lafourcade, Regina Orozco y Susana Zavaleta.

 En este caso, el contrato no estableció un monto de ingresos, sino un reparto del 50% por la venta de taquilla, el cual no fue reportado.

 Y el segundo corresponde al polémico concierto MTV Unplugged Café Tacvba”, realizado el pasado 5 de marzo, el cual fue una colaboración entre el canal MTV y la CDC de Volpi.

Sin embargo, la dependencia sólo reportó de manera informal el pago por  558 mil 221 pesos, pero no aportó factura ni copia de algún documento que así lo sustentara.

 

HAY DESBALANCE

 

El contraste en los montos por la renta de este recinto se aprecian a simple vista, pese a que supuestamente existen dos tabuladores, uno para solicitantes externos y otros para universitarios.

Ejemplos sobran, como el concierto por el centenario de la empresa L’Oreal, en 2009, que incluyó un convivio, y el pagó de 152 mil 100 pesos; mientras que  el concierto El Último Trago. Homenaje a Chavela Vargas, de Concha Buika sólo costó 25 mil pesos, en el mismo año.

Incluso, en 2018, cuando la fundación Bella contra el Cáncer de Mama contrató la sala pagó 147 mil 900, mientras que el concierto para celebrar el XXV aniversario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, gastó 295 mil 800.

Otro caso es la Fundación Azteca que, en 2017, pagó 140 mil por un concierto, mientras el colegio Eton invirtió 420 mil por dos conciertos; y el colegio Heraldos de México desembolsó 242 mil 550. Sin embargo, las autoridades universitarias aseguraron que estas diferencias pueden deberse al número de ensayos programados o de empleados de base que participaron.

 

SIN DOCUMENTOS

 

Montaño Maldonado detalló que los recursos generados por la renta de la Sala Neza se depositan en la UNAM y la mayor parte se destina al mantenimiento del Centro Cultural Universitario.

El 100% se deposita en una cuenta de la UNAM, pero el 80% regresa a la CDC para mantenimiento del Centro Cultural y apoyo a otras actividades; mientras el 20% restante se divide en dos: 15% se envía a la Dirección de Control Presupuestal y el 5%  a la Rectoría”.

Durante la entrevista se le cuestionó por qué no existe un documento por el concierto MTV Unplugged Café Tacvba. Esto respondió:

Lo que sé es que no fue un arrendamiento, sino un convenio entre MTV y la Secretaría de Programación de la CDC, avalado por la Dirección de Música”.

¿Por qué no existe un documento?, se le insistió. “Es que es un caso de colaboración, como muchos otros, y no hay un contrato. MTV llegó a un acuerdo con la UNAM y se pagaron gastos de recuperación por 558 mil 221 pesos”.

Para comprenderlo, la CDC sugirió una entrevista con Juan Ayala, secretario de Planeación de la CDC. Sin embargo, tampoco confirmó la existencia de soporte documental.

 

 

(Contratos y convenios) son semejantes en el procedimiento, pero no estoy muy ocupado de los temas administrativos. Eso lo lleva Recintos, pero normalmente estas colaboraciones, lo que pedimos es que costeen los honorarios extra de los trabajadores... la verdad es que los costos no los llevo yo”.

Y aclaró que este convenio se apoyó en el criterio de “énfasis en los jóvenes” y lo explicó de la siguiente manera:

Una propuesta como ésta pasó por ese criterio... y al final hubo otras retribuciones –añadió– como que el concierto fue gratuito al que invitamos a muchos jóvenes estudiantes. Además, vamos a tener la transmisión de seis grabaciones unplugged que realizó MTV, con grupos como Zoé, Bunbury, Los Aterciopelados, los Auténticos Decadentes y Molotov”, las cuales serán transmitidas a a partir del 23 de junio.

Por último, se le preguntó a Ayala si el dinero de este convenio también se depositó en la misma cuenta de las rentas, pero no pudo responder. “Administrativamente no podría decirte, pero las aportaciones que se generan derivados de estos convenios entran a las arcas de la UNAM y se utilizan para los servicios que generan, pago de trabajadores... Específicamente no tengo información relacionada”.