Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 22 mayo 2019


• Siguen los bandazos en el gobierno federal, es preocupante la renuncia del director del IMSS Germán Martínez. ¿la delegación local que encabeza Homero Davis, cómo quedaría? • ¿Correrá la delegación del IMSS la misma suerte de la mayoría de las áreas del gobierno federal en BCS entre las que se encuentra el ISSSTE, SADER (Sagarpa) y otras? • Inestabilidad en el equipo de López Obrador se suma a la incertidumbre que mantienen morenistas en BCS

La anunciada renuncia del director general del IMSS Germán Martínez Cázares, por diferencias con la manera de manejar los recursos de esta institución por parte de la Secretaría de Hacienda, es una señal más de lo que hemos expresado en cuanto a los preocupantes bandazos que se observan en la actual administración federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Ya anteriormente se conoció el intento de renuncia del propio secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard y del jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo.

 

Por supuesto que se han extendido sendos desmentidos sobre sus pretensiones de salir del gobierno federal de estos dos últimos altos funcionarios y muy cercanos colaboradores del mandatario nacional.

 

Pero está claro que si se concreta finalmente la renuncia de titular del Instituto Mexicano del Seguro Social, habrá que poner mucha atención a esta falta de unidad que se observa en el principal equipo que tiene la alta responsabilidad de conducir los destinos de nuestro país.

 

Por supuesto que se espera que esta situación sea subestimada y disminuida por el propio jefe del ejecutivo en su acostumbrada conferencia de prensa mañanera que entre otras cosas ha servido precisamente para eso. Para tratar de minimizar, desvirtuar, desmentir y culpar a quien se le venga en gana cuando las cosas son se van por el camino esperado.

 

Vale la pena leer la carta de renuncia de Martínez Cázares, quien deja en claro que sus argumentos están basados principalmente en una clara falta de coordinación y cerrazón en la política financiera que a aplica a esta institución la Secretaría de Hacienda nacional.

 

El tema es preocupante pues se suma a la inestabilidad administrativa que aún se observa en instituciones como el ISSSTE donde trabajadores y derechohabientes ya han expresado su malestar por las deficiencias que se observan en los últimos meses, sobre todo a partir del inicio de la actual administración.

 

¿Cómo entonces el gobierno federal que en la entidad tiene como su máximo representante a Víctor Castro Cosío, puede generar mayor confianza en la ciudadanía que localmente observa cómo los representantes de Morena están más que confrontados?

 

¿Qué va a pasar con las delegaciones estatales del IMSS en el país que en el caso de Baja California Sur, es una de las pocas áreas que tiene definido un titular en la persona del regidor con licencia Homero Davis?

 

Hay actualmente incertidumbre laboral, funcional y operativa en la mayoría de las anteriormente llamadas delegaciones federales en la entidad, como para que también se sume esta condición a la delegación estatal del Seguro Social.

 

Definitivamente preocupa que el barco del gobierno federal esté haciendo agua tan profusamente y tan pronto.

 

Esta circunstancia negativa del gobierno federal se conjuga con las confrontaciones de los morenistas sudcalifornianos que ya son muy conocidas lo que ahonda la sensación de desconfianza y de decepción ciudadana.

 

Por ello ahora que estuvo en la entidad el diputado Fernández Noroña (quien alguna vez fue en la entidad delegado del CEN del PRD) solo para cuestionar burdamente al gobierno estatal y pasar un alegre fin de semana en Los Cabos con el pretexto de hablar más sobre los supuestos retos de la llamada 4T, sería bueno recordarle que en esta media península, realmente la teoría morenistas está muy pero muy lejos de la realidad política actual.

 

Noroña como suele ser prácticamente a donde acuda, es una caricatura de mal gusto, simplemente omitió señalar esta serie de pifias que se han registrado en el gobierno de López Obrador en cuanto a la fragilidad del equipo con que el que se pretende gobernar a nuestro país.

 

Así que lo referente a ganar confianza tanto en la opinión pública nacional como extranjera será crucial que se trabaje con mayor eficiencia.

 

La renuncia del titular del IMSS proceda o no, es una clara llamada de atención que seguramente impactará también en la ya de por sí trastocada confianza del sector empresarial y de los trabajadores, sobre todo en el ámbito que tiene que ver con los servicios médicos de millones de mexicanos y por supuesto lo referente a sus futuras pensiones.

 

Es evidente que las luces ámbar ya están encendidas en el gobierno de López Obrador y apenas se van a cumplir seis meses de gobierno, medio año de sobresaltos gubernamentales que a los sudcalifornianos ya los puso a pensar.