Noticias de BCS, México y el mundo.

Nostalgia y celebración… un 10 de mayo en panteones de La Paz

sábado 11 mayo 2019 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz Nostalgia y celebración… un 10 de mayo en panteones de La Paz

Miles de personas acuden a celebrar en la tumba de sus madres, en medio de añoranzas e historias

La Paz, Baja California Sur.- Como cada 10 de mayo, el panteón Jardines del Recuerdo se viste con un aire de nostalgia, dolor y celebración. 


Aquellos que han visto partir a sus madres, se congregan en el mausoleo. Limpian las cruces, barren los sepulcros y visten con flores coloridas el último hogar de quien los trajo al mundo. 


En la entrada del panteón, una guardia de colores brillantes espera por los visitantes. Claveles, rosas, girasoles… todos listos para convertirse en ofrendas para las madres que se adelantaron en el camino. 


Nostalgia y celebración… un 10 de mayo en panteones de La Paz


La música, indispensable. La catarsis llega entre canciones norteñas que reflejan la devoción a esa figura maternal. 


La cordialidad, un elemento de empatía. Ciudadanos que no se conocen, pero que entre tumbas se regalan una sonrisa o un gesto amable. Entre miradas saben que sólo ellos conocen la emoción que embarga pasar un 10 de mayo en el panteón. 


Nostalgia y celebración… un 10 de mayo en panteones de La Paz


Juana Peñaloza llegó puntual a su encuentro como cada año. Caminó entre las tumbas, con una escoba y un recipiente con agua para limpiar la última morada de su madre, quien partió hace 6 años. 


Mientras unos se esfuerzan por recordar, en las afueras del panteón otros resisten una intensa jornada de trabajo. 


Los foristas, buscando una oportunidad económica, hasta durmieron en la entrada de Jardines del Recuerdo por aquello de que nunca falta quien lleve serenata hasta las tumbas. 


Algunos mencionan que más de 250 arreglos se vendieron tan sólo en la mañana, otros dicen que más de 300. Una florista remata diciendo que no ha podido ni contar las ganancias de este 10 de mayo. 


La celebración en Jardines del Recuerdo no cambia. Miles de personas llegan saboreando el sol con gestos de añoranza, pero con la misma emoción de celebrar un Día de las Madres.