Noticias de BCS, México y el mundo.

No estamos de acuerdo con matrimonio igualitario, pero respetamos la libertad de cada quien: Diócesis de La Paz

viernes 10 mayo 2019 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz No estamos de acuerdo con matrimonio igualitario, pero respetamos la libertad de cada quien: Diócesis de La Paz

“La ´ley natural´ está a favor del matrimonio entre dos personas de distintos sexo”: insiste la Iglesia Católica

La Paz, Baja California Sur.- Ante la iniciativa para aprobar el matrimonio igualitario en Baja California Sur (BCS), presentada en el Congreso del Estado, la Iglesia Católica externó su postura al respecto. 


El sacerdote, Juan Gómez Esqueda, vocero de la Diócesis de La Paz, recalcó que la doctrina de la iglesia no ha cambiado desde sus origines. Desde su perspectiva, la “ley natural” está a favor del matrimonio entre dos personas de distintos sexo. 


“Ahí entran quienes tienen una ideología de género: los homosexuales. Se respetan las opiniones. La iglesia no está para hacer las leyes, eso se hace desde lo civil”, expuso Juan Gómez. 


“Quienes nos gobiernan, ellos representan al pueblo, eso deben tomar las opiniones del pueblo. No estamos de acuerdo, pero respetamos lo que cada quien desde su libertad y forma de pensar quiere hacer”, recalcó. 


El sacerdote expresó que en el mundo convergen pensamientos y posturas distintas, por lo que considera primordial que prevalezca el respeto entre individuos. 


El representante de la Iglesia Católica exhortó a los legisladores a que escuchen a la población antes de tomar cualquier decisión con respecto a esta, y a cualquier otra iniciativa que debe aprobarse o rechazarse. 


“La mejor manera de legislar es escuchando al pueblo, al mismo pueblo que los eligió. No sabemos si el pueblo piense así, sería interesante que se hicieran mesas con especialistas”, propuso Gómez Esqueda. 


“Las minorías tienen que ser respetadas, pero hoy se está legislando desde las minorías en detrimento de las mayorías”, agregó. 


El vocero recomendó como una salida “que conviene” a las personas del mismo sexo que quieren vivir en común, es crear una sociedad de convivencia con protección en todos sentidos con otra denominación diferente al matrimonio.