Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 27 marzo 2019


• El liderazgo más efectivo se ejerce con el ejemplo, una muestra de ello fue Don Ángel César Mendoza Arámburo • A cinco años de su partida fue recordado por excolaboradores, amigos y familiares de manera tan emotiva que evocó precisamente los atributos de un mandatario que aún prevalece en la memoria colectiva de los sudcalifornianos como uno de los mejores gobernantes de Baja California Sur • Mendoza Arámburo, padre del gobernador Carlos Mendoza Davis, fue un líder que predicó con el ejemplo y que por supuesto seguirá influenciando a las actuales y futuras generaciones de políticos

Definitivamente la manera más efectiva y trascendental de ejercer el liderazgo de cualquier actividad humana, es el ejemplo, el de la congruencia entre el decir y el hacer con una clara conciencia de las implicaciones que conlleva el promover decisiones que impacten positivamente en el colectivo ciudadano.

 

Actuar de esta manera genera literalmente de manera inmediata la liberación de la culpa, de los cargos de conciencia, el reconocimiento tácito de la comunidad a la que se representa y que trasciende los límites del tiempo y del paso de generaciones.

 

Por supuesto que este tipo de liderazgo exige el compromiso sincero no sólo de actuar sin perder de vista el bienestar común por encima del bienestar personal, sino además el de superar las presiones que en un momento dado pueden provocar las tentaciones a las que está expuesto quien asume este tipo de retos.

 

Francamente no son muchos quienes con esta característica han trascendido incluso el umbral de la muerte.

 

Están de hecho en la paradoja de que a pesar de su ausencia física prevalece sumamente vívido el espíritu de sus acciones, de sus esfuerzos, de la obra social, política y por supuesto del ámbito familiar que es donde finalmente se cosecha todo lo sembrado a lo largo de la vida.

 

Quienes han escogido el reto de trascender con una profunda sencillez incuestionable, imborrable e inolvidable legado son el gran orgullo de la tierra que los vio nacer.

 

Tal es el caso del exgobernador Don Ángel César Mendoza Áramburo quien a cinco años de su partida fue recordado por excolaboradores, amigos y familiares de manera tan emotiva que evocó precisamente los atributos de un mandatario que aún prevalece en la memoria colectiva de los sudcalifornianos como uno de los mejores gobernantes de Baja California Sur.

 

Con la sencillez que le caracterizó a Mendoza Arámburo, muy propia de la idiosincrasia sudcaliforniana misma que nadie olvida, es definitivamente una muestra clara del tipo de liderazgo al que nos referimos.

 

Es quizás la manera más difícil de gobernar.

Por supuesto que la forma, la manera de hacer las cosas muy acordes a su momento histórico, pero sin perder de vista los valores esenciales del ser humano, del ciudadano, del hombre de familia.

 

A Don Ángel César Mendoza Arámburo, primer gobernador electo en la entidad, es el gobernante mejor recordado hasta ahora de la media península, tuve la oportunidad de saludarlo de mano varias veces y corroborar la sencillez que solo los grandes de espíritu logran alcanzar.

 

Desde luego que es inolvidable que lo que ahora es Baja California Sur como entidad federativa, en todos los sentidos, se debe en gran medida a los esfuerzos y las bases sentadas por Mendoza Arámburo quien seguramente siempre será recordado como buen gobernante, pero además como mejor ser humano.

 

Mendoza Arámburo, padre del gobernador Carlos Mendoza Davis, fue un líder político que predicó con el ejemplo y que por supuesto seguirá influenciando a las actuales y futuras generaciones de políticos sudcaliforniano