Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 07 marzo 2019


Lo derecho es lo decente

Muy buenos días estimado lector, gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo este su Diario  El Independiente.

 

Inicio comentando a Usted; las mexicanas y los mexicanos, han alcanzado importantes avances en materia educativa, la cobertura universal de la educación primaria está prácticamente realizada y en preescolar y secundaria se aprecia que estamos muy próximos a realizarse. Considero que los retos se centran actualmente en la calidad y la eficiencia terminal, desde luego en adecuar la educación  a las nuevas necesidades y requerimientos de la sociedad, así como en seguir  elevando el nivel promedio de educación en el País. Desde luego elevar la calidad de la enseñanza básica es una prioridad, la educación pública deberá fortalecer su calidad y convertirse en el mejor mecanismo para la igualdad de oportunidades y de movilidad social.

 

Los gobiernos Federales, Estatales y Municipales conjuntamente con el magisterio, en los próximos años prioritariamente tendrán que atender la creciente demanda de la población para acceder a los niveles siguientes de su preparación de la que esperan obtener oportunidades con certidumbre de encontrar empleo o adquirir los conocimientos y habilidades necesario para procurar la mejoría económica mediante la iniciativa y el esfuerzo.

 

Absolutamente todos los Maestros tienen el deber de evitar que nuestros jóvenes lleguen a los niveles superiores con deficiencias de conocimientos básicos lo que hace de su formación un proceso lento y precario, doblemente difícil porque tienen que subsanar las carencias de los grados anteriores y a la vez asimilar y mantener el ritmo de los estudios presentes. Por ello es indispensable que cada estudiante salga debidamente preparado de cada uno de los niveles del sistema educativo escolar.

 

Por otro lado; las carreras tradicionales ya no son garantía de encontrar trabajo y prosperidad social, es importante, diversificar las opciones terminales, así como las alternativas técnicas superiores, que en estos momentos está demandando la nueva realidad y lograr así niveles internacionales de educación, ya que solo con estos cambios se podrá alcanzar la eficiencia necesaria para lograr encarar los desafíos que impone la globalización. Tiene que comprender el magisterio que los principales retos de la educación superior consisten en elevar su “calidad”, cobertura, pertinencia y financiamiento. Actualmente se requiere conformar una oferta de servicios diversificada, con la finalidad de que prepare a los estudiantes egresados para integrarse en condiciones favorables al mercado de trabajo cada vez más diverso, competitivo y cambiante, logrando generar oportunidades de empleo, mejores ingresos y mayores beneficios sociales.

 

Por otra parte, la educación especial ha sido una exigencia largamente aplazada. Los gobiernos no pueden sentirse satisfechos si no atienden a los que padecen sordera, invidencia, problemas de lenguaje o lento aprendizaje y requieren de técnicas especiales. La deserción escolar representa otro serio problema causado por motivos diversos, el gobierno tendrá que poner especial cuidado para que ningún mexicano abandone sus estudios básicos por la falta de medios económicos. Todos sabemos; sin educación se cancelan las oportunidades de desarrollo personal y es responsabilidad del gobierno corregir esta situación.

 

Concluyo: es también importante que se reconozcan los conocimientos sobre las tareas educativas del País, además del compromiso fundamental de los gobiernos Federales, Estatales y Municipales, se requiere de la participación de la sociedad, sobre todo de los padres de familia, las organizaciones magisteriales de profesionistas, sindicatos y empresarios, tanto para la definición de las orientaciones y contenidos de los programas como en lo relativo al financiamiento de los proyectos.

 

Para nosotros los mexicanos la educación de calidad que debe existir tendrá que reafirmar nuestra identidad, consolidar una sólida cultura democrática y de la legalidad, enseñar los valores del dialogo, la tolerancia, la libertad, la justicia, la igualdad de género respetuosa de los Derechos Humanos, el sano uso del tiempo libre y la importancia del cuidado del medio ambiente y los recursos naturales.