Noticias de BCS, México y el mundo.

BCS abrió el 2019 con focos rojos en violaciones, extorsiones y narcomenudeo

sábado 02 marzo 2019 | Por: Gilberto Santisteban Flores | Policiaca BCS abrió el 2019 con focos rojos en violaciones, extorsiones y narcomenudeo

También hay focos amarillos en robo a casa-habitación, lesiones y violencia familiar

La Paz, Baja California Sur.- La primer estadística del año, correspondiente al mes de enero, del Semáforo Delictivo indica que Baja California Sur (BCS) abrió el 2019 con focos rojos en violaciones, extorsiones y narcomenudeo por la alta incidencia en denuncias por estos ilícitos.


Además de esos tres focos rojos, la entidad registró en las estadística mensual de la asociación encargada de estudiar el fenómeno delictivo en todos los estados de la República, tres pre alertas color amarillo en los delitos de robo a casa, lesiones y violencia familiar. 



Los Cabos, con focos rojos en extorsión, narcomenudeo y violaciones así como focos amarillos en robo a casa-habitación, lesiones y violencia intrafamiliar, es el municipio con más problemas en materia de seguridad en el estado.


Con focos rojos en extorsiones y violaciones y una alerta amarilla en Robo a vehículo, el municipio de La Paz se colocó como el segundo sector con las incidencias delictivas más altas en BCS según la estadística de la asociación.



El estudio mensual del Semáforo Delictivo informó que en el caso de Comondú y Loreto reportaron 2 focos rojos y uno amarillo cada municipio. 



La antigua capital de las Californias abrió el año con alertas rojas en robo a vehículo y robó a casa-habitación, y un foco amarillo en lesiones. En el caso de Comondú, durante enero se registraron focos rojos en narcomenudeo y robo a casa-habitación y una alerta amarilla en robo a vehículo.


Mulegé es el municipio con menos problemáticas según el Semáforo Delictivo. En el primer mes del año se prendieron focos rojos en narcomenudeo y uno amarillo por robo a vehículo.



Cabe mencionar que, las estadística de esta asociación se basa en el número de denuncias interpuestas ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).