Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 11 febrero 2019


· Con Maquillada unidad Morenistas celebraron la victoria electoral del PRD-PT de 1999 · ¿Ya perdonaría López Obrador la traición de Agúndez Montaño en el 2006? · La confrontación más clara (aunque se trate de disimular) está entre el subsecretario Leonel Cota y el representante del gobierno federal en la entidad Víctor Castro


 

Cada día queda más claro que al interior de Morena en la entidad, la vista en el 2021 está muy definida por lo que hagan o dejen de hacer forma parte de la pretensión de llegar posicionados para la próxima contienda electoral.

 

Sin embargo dentro de este partido político que acaba de llegar al poder a nivel federal y que aquí en la entidad se desgarra internamente para alcanzar mayor protagonismo, los ha llevado a cometer errores.

 

Vale decir que no todos los que representan ahora a Morena, son bien vistos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, como por ejemplo el exgobernador Narciso Agúndez Montaño quien se considera dueño del PT local y que hasta ahora no ha recibido “la bendición” del nuevo gobierno federal.

 

No es para menos, Narciso Agúndez fue el gobernador del PRD que en su momento no simpatizó con la resistencia que realizó López Obrador en la lucha por la presidencia del país en el 2006, justamente cuando Leonel Cota Montaño, era el presidente nacional del PRD.

 

Aún no se levantaba el plantón organizado por López Obrador en el zócalo, Reforma y la calle Madero en la ciudad de México, cuando Agúndez Montaño ya se encontraba reunido con el presidente electo de aquel momento el panista Felipe Calderón.

 

Todo paree indicar que aquel momento no ha sido olvidado por el ahora presidente de los mexicanos.

 

Claro que ese detalle por ejemplo, no fue mencionado en la conmemoración de los 20 años en que el PRD y el PT ganaron con Leonel Cota Montaño, la gubernatura en la entidad luego de ya muy conocida e histórica fractura al interior del PRI.

 

Claro que en esta conmemoración de la victoria de la alianza PRD-PT de 1999, no estuvieron todos los que participaron en aquella contienda, así como tampoco los que estuvieron en esta celebración quienes participaron realmente en el proceso de hace dos décadas.

 

Lo más lamentable es que ahora con la representación del gobierno federal, se olviden de que son funcionarios para la población en general y que caigan en prácticas que se supone no son aceptadas por el propio López Obrador.

 

Está claro que lo que se busca es tratar de revivir aquel ánimo social que alguna vez apoyó al PRD y PT y que se nutrió con la arribazón de priistas inconformes que finalmente llegaron al poder estatal donde se mantuvieron por dos sexenios.

 

Es evidente que hay más preocupación por lo que se pueda construir de ahora al 2021 que resolver la propia problemática actual que por cierto parece que va en aumento pues aún no queda claro siquiera quienes serán los funcionarios que estarán en las diversas áreas del gobierno federal.

 

Ya mencionábamos en nuestro comentario anterior las dificultades que enfrentan los “novomorenistas” para alcanzar en la entidad un espacio en la administración federal, por lo que algunos de ellos se atrevieron a salir a la calle a levantar la bandera de Morena aún a costa del riesgo de ser acusados de caer en una histórica y cínica contradicción.

 

Por supuesto algunos en política no tienen memoria y caer en contradicciones políticas los tiene simple y sencillamente sin cuidado.

 

Veremos cuánto durará la maquillada unidad entre morenistas que esperan ya desde ahora la primera oportunidad para marcar su distancia a la hora de posicionarse en el proceso electoral del 2021.

 

La confrontación más clara (aunque se trate de disimular) está entre el subsecretario Leonel Cota y el representante del gobierno federal en la entidad Víctor Castro. Ya veremos quién se queda con la mejor parte.

 

Ya veremos.

 

También te puede interesar