Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - jueves 07 febrero 2019


· Posibles futuros funcionarios federales enfrentan argumento adverso sobre su muy conocida militancia en otros partidos y su apoyo abierto o encubierto hacia la propuesta de Morena · Las propuestas ante autoridades centrales a cargo de Víctor Castro y Leonel Cota · Veremos si se alcanza la meta con estos “novomorenistas” algunos de los cuales no pudieron lograr ese éxito desde la pasada administración federal priista


 

Ante el retraso en el nombramiento de representantes de las diversas áreas del gobierno federal, definitivamente el tiempo empieza a ser un factor que ya pesa. Las propuestas hechas hasta ahora en su mayoría no han sido aprobadas por las autoridades centrales.

 

Al menos eso es lo que ha trascendido hasta ahora tras bambalinas entre quienes aspiran a ser representantes del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador en el país.

 

El argumento más adverso al que se han enfrentado los posibles futuros funcionarios federales es el que tiene que ver con su muy conocida militancia en otros partidos y su apoyo abierto o encubierto hacia la propuesta de Morena durante el proceso electoral pasado.

 

Todo parece indicar que los perfiles profesionales para las diversas representaciones del gobierno federal que antes eran conocidas como “delegaciones federales” no resulta tan determinante como el hecho de poder demostrar que de manera fehaciente estos aspirantes a funcionarios federales apoyaron las propuestas morenistas.

 

Obviamente algunos apoyaron esta propuesta desde otros organismos políticos, principalmente desde el PRI donde algunos se atrevieron a dar el salto y declararse morenitas abiertamente. Pero otros no tuvieron públicamente esa determinación.

 

Hoy esos morenistas encubiertos que esperan recibir el pago político por esta “osadía”, son lo que más problema tienen para que sus nombres sean “palomeados” en la capital del país, que es donde principalmente se toman este tipo de decisiones.

 

Las propuestas hechas en parte por el representante del gobierno federal en la entidad, Víctor Castro y en parte por el ahora subsecretario de seguridad y exgobernador, Leonel Cota tendrán que pasar por esta exigente aduana.

 

¿son morenistas puros los potencialmente futuros funcionarios federales?

 

Definitivamente parece ser este el principal inconveniente por el que aún no se han podido dar nombres para representar al gobierno federal.

 

Lo cierto es que francamente no hay muchas opciones dentro del cuadro estrictamente morenista como para no pedir “refuerzos” a otras corrientes o partidos políticos.

 

Lo complejo es que al interior de Morena y del propio nuevo gobierno presidencial, el celo por la pertenencia partidista es demasiado alto.

 

Y la resistencia a que ex priistas o ex miembros de cualquier otro partido o corriente política, sean avalados ahora como representantes del gobierno morenista parece ser un híbrido político inaceptable para muchos morenistas que por supuesto no quieren compartir de ninguna manera el triunfo alcanzado en las urnas.

 

Desde luego que esto genera el enorme reto para Castro Cosío y Cota Montaño de lograr que el gobierno de la llamada “cuarta transformación” pueda llegar a esta entidad con nuevos colaboradores y atender el compromiso y la alta expectativa de cambio generada ante la población.

 

Veremos si se alcanza la meta con estos “novomorenistas” algunos de los cuales no pudieron lograr ese éxito desde la pasada administración federal priista.

 

Por lo pronto el tiempo se torna ya en una pesada carga para quienes en Baja California Sur dan la cara y representan las propuestas del presidente López Obrador.

 

Veremos qué sucede.