Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 18 enero 2019


• ¿Contradicción de Morena en la alianza con el PRI en la Cámara de Diputados? • La Guardia Nacional podría ser buena medida pero habrá que revisar “la letra chica” del dictamen que instruye su creación. • ¿Cómo traducirle al ciudadano común que la alianza Morena-PRI en la Cámara de Diputados Federales, es más o menos igual de “sana” que las alianzas del tricolor en el pasado?

Con las medidas políticas que se observan en la Cámara de Diputados donde la alianza Morena-PRI es evidente, surge la pregunta sobre el cómo los recalcitrantes morenistas procesarán esta nueva condición que contradice todo lo señalado desde la trinchera del nuevo grupo político ahora en el gobierno en tiempos de campaña y que tiene más que confundidos a muchos ciudadanos.

 

Desde luego que por el bien de la nación, se pueden proponer todo tipo de alianzas posibles.

 

Pero debe quedar bien claro que en efecto es por el bien de la nación, y no una medida que solo busca ponderar la supremacía de una fuerza por sobre otra, por ello las autoridades emanadas del nuevo partido en el poder federal tienen mucho que hacer para explicar a la ciudadanía el cómo actuar de ahora en adelante y sobre todo justificar ante sus fieles seguidores que ha valido la pena aliarse con el muy cuestionado PRI.

 

En esta mezcla un tanto extraña que pone en entredicho la lealtad y congruencia ante los principios de Morena, es definitivamente una muestra de que lo que menos importa es lo que se dijo en la temporada de proselitismo electoral.

 

Cómo traducirle al ciudadano común el que la alianza Morena-PRI en la cámara de diputados federales, es más o menos igual de “sana” que las alianzas que en su momento hizo también el tricolor con otras fuerzas en el pasado justamente para sacar adelante las reformas promovidas desde la presidencia del país.

 

Lo contradictorio del asunto es que aquí en la entidad, prácticamente al mismo tiempo que se daba esta alianza para sacar la propuesta de nueva Guardia Nacional, la dirigente del tricolor Gabriela Cisneros ha hecho fuertes acusaciones al gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Seguramente en el fondo la intención de establecer una Guardia Nacional es efectivamente la de alcanzar el gran anhelo ciudadano de regresar a la senda de la paz ciudadana y seguridad en todos los sectores del país. Por lo menos en los mismos niveles de tranquilidad que ya se registran en Baja California Sur.

 

Para ello será necesario cuidar que los artículos transitorios de la ley, que “la letra chica” deje bien claro cómo se desenvolverían los integrantes de este nuevo cuerpo de seguridad.

 

Sin embargo, lo que no deja de llamar la atención es la implicación política que representa el hecho de que Morena haya tenido que utilizar los votos de diputados del PRI cuando justamente este tipo de alianzas fueron severamente cuestionadas en su momento por quienes ahora ostentan el poder federal.

 

A poco más de dos meses de iniciada la actual administración es evidente que el partido Morena que llegó al poder el pasado primero de diciembre, no es el mismo que se observa ahora y esa metamorfosis política demuestra que efectivamente está dispuesto a todo por lograr sus pretensiones en a través del poder legislativo federal, incluso con alianzas con el tricolor que podrían resultar socialmente muy costosas.

 

La ciudadanía en su momento tendrá la palabra.

 

Por supuesto aún falta mucho por suceder.

 

Ya veremos qué pasa.