Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 21 diciembre 2018


•2018 un buen año para Baja California Sur, aunque preocupa reducciones en el nuevo presupuesto federal para el 2019.

 

•2018 un buen año para Baja California Sur, aunque preocupa reducciones en el nuevo presupuesto federal para el 2019.

• Por lo pronto los mandatarios estatales del país y legisladores del PAN han expresado su inquietud e inconformidad con las nuevas disposiciones presupuestales sobre todo en lo que tiene que ver con el sector agropecuario, el sector turístico y la conclusión de obras que corren el riesgo de quedar inconclusas.

• El reto es mantener los niveles de crecimiento, desarrollo y de atención a las necesidades de los habitantes de la media península que históricamente han mantenido un nivel de vida que se espera que este nos sea trastocado y afectado desde el nuevo gobierno federal.

A pocos días de que concluya este año, valdría la pena hacer notar que a pesar de los rezagos que aún existen en la entidad, se han logrado importantes avances en diversos rubros que permiten calificar a Baja California Sur, como una de las entidades con la mejor calidad de vida en el país.

Por supuesto que esta calificación no es gratuita, se ha requerido principalmente ajustar y ordenar el uso y aplicación de los recursos públicos estatales conjugados con los recursos de procedencia federal.

Alcanzar un crecimiento económico por el orden del 17 por ciento anual cuando en el país el promedio no llega ni siquiera a los dos puntos porcentuales, es de llamar la atención porque es claro que en la medida de las posibilidades se tendrá que trabajar como hasta ahora durante el próximo año que está a punto de iniciar.

Lo complicado es que el nuevo presupuesto federal contempla importantes recortes en la programación de recursos que se enviará a las entidades a partir del primero de enero.

De ahí que se torna un verdadero reto para las autoridades estatales mantener el ritmo de crecimiento y de atención a una ciudadanía que existe estas condiciones positivas que históricamente se registran en la entidad.

Además de conservar los equilibrios entre la nueva autoridad federal con la autoridad estatal dependerá en gran medida de la capacidad para responder a las necesidades locales.

Hay en este momento señales claras de molestia y preocupación de los gobiernos estatales justamente porque se han propuesto reducciones que definitivamente impactarán en los estados en materia de atención de la ciudadanía.

Más allá de que se negó a la entidad reducir el IVA y la negativa de reducir el precio de las gasolinas a pesar de contradecir lo que se ofreció en campaña por quienes ahora tienen mayoría en el Congreso.

La situación para las entidades es preocupante por lo que las voces levantadas en contra de lo dispuesto en el nuevo presupuesto federal aumentan ante la posibilidad de que la capacidad de respuesta de las áreas de gobierno estatal y federal en Baja California Sur sea mermada.

Aunque por el lado fiscal todo parece indicar que el nuevo presupuesto ha sido bien recibido por las instancias en esta materia, lo cierto es que aún no está claro cómo impactará en los diversos sectores de la sociedad.

Por lo pronto los mandatarios estatales del país, incluyendo el sudcaliforniano y legisladores del PAN sudcaliforniano, han expresado su inquietud e inconformidad con las nuevas disposiciones presupuestales sobre todo en lo que tiene que ver con el sector agropecuario, el sector turístico y la conclusión de obras que corren el riesgo de quedar inconclusas.

Por supuesto lo que todos los ciudadanos esperamos es que la distribución del dinero público federal o estatal se realice de la mejor manera lo que aún está por verse.

Por ello el reto de mantener los niveles de crecimiento, desarrollo y de atención a las necesidades de los habitantes de la media península que históricamente han mantenido un nivel de vida que se espera que este nos sea trastocado y afectado desde el nuevo gobierno federal.

Veremos qué sucede en los últimos días de este 2018 que seguramente será uno de los años inolvidables de la historia política de nuestro país.

Ya veremos.

Por nuestra parte nos tomaremos un breve descanso de fin de año en espera que usted amable lector la pase de lo mejor en esta Navidad y que el 2019 sea en verdad un próspero año nuevo 2019.

¡Felicidades!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar