Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 07 diciembre 2018


· Desesperado el alcalde paceño Rubén Muñoz por dinero para enfrentar compromisos decembrinos · Hasta resulta una verdadera grosería y burla a la población que el alcalde trate de emular al hoy presidente de México tan burdamente. No hace mucho, cuando Muñoz Álvarez se desgarraba las vestiduras por el PRI también intentó de la misma a manera muchas veces emular al entonces presidente Enrique Peña Nieto. Nada nuevo pues · A Rubén Muñoz no le ha cuajado ni la gelatina. Vaya... le será muy difícil salir adelante si como hasta ahora se mueve sin el apoyo de su propio cabildo, sin respaldo del congreso del estado y los principales actores políticos de la entidad, lo que pudiera significar la fórmula perfecta para perder

·        Desesperado el alcalde paceño Rubén Muñoz por dinero para enfrentar compromisos decembrinos

·        Hasta resulta una verdadera grosería y burla a la población que el alcalde trate de emular al hoy presidente de México tan burdamente. No hace mucho, cuando Muñoz Álvarez se desgarraba las vestiduras por el PRI también intentó de la misma a manera muchas veces emular al entonces presidente Enrique Peña Nieto. Nada nuevo pues

·        A Rubén Muñoz no le ha cuajado ni la gelatina. Vaya... le será muy difícil salir adelante si como hasta ahora se mueve sin el apoyo de su propio cabildo, sin respaldo del congreso del estado y los principales actores políticos de la entidad, lo que pudiera significar la fórmula perfecta para perder

 

Jesús Ojeda Castro

 

No cabe la menor duda que la desesperación del alcalde de La Paz, Rubén Muñoz es cada día más evidente por no tener hasta ahora el recurso necesario para enfrentar los compromisos decembrinos que según se ha dicho oscilan en alrededor de los 80 millones de pesos.

 

La fuentes dignas de todo crédito nos indican que ya se cuenta con el recurso para las dos quincenas de diciembre, pero existe una clara de recursos que le provea para completar lo necesario para pagar los aguinaldos, vacaciones y algún que otro paciente proveedor por lo que ya desde hace semanas el acalde paceño, no solo ha tratado de concretar y avalar nuevos impuesto, sino que incluso ha buscado hasta a los que tienen la etiqueta de ser sus “amigos financieros” para que le saquen este barco que amenaza con hundirse apenas iniciada la navegación de tres años.

 

Y es que no es para menos, la próxima semana tendrá que pagar por lo menos la quincena de os trabajadores municipales.

 

A Rubén Muñoz no le ha cuajado ni la gelatina.

 

Vaya... ya no cuenta ni con la mayoría en un cabildo que está muy vigilante y receloso de lo que haga o deje de hacer el alcalde paceño que durante la pasada campaña ofreció hasta las perlas de la virgen y hoy se enfrenta a una realidad económica de la que necesitará algo más que echar culpas a las pasadas administraciones en las cada vez más desairadas conferencias de prensa semanales.

 

Muñoz Álvarez desde el inicio de su administración apenas en septiembre pasado, intentó modificar las tablas catastrales lo que no logró justamente porque el asunto se hizo púbico en contra de la decisión del mismo munícipe.

 

Pero no ha sido el único intento pues además de que ha ofrecido cobrar a la Comisión de Federal de Electricidad el uso de suelo por la colocación de sus postes del tendido eléctrico, también intentó que este cobro se trasladara a los recibos de cada usuario lo que por supuesto también fue rechazado.

 

Posteriormente, amenazó a los vendedores ambulantes de que no se les permitirá realizar sus ventas en el propio malecón de esta capital y aunque esta medida aún no se aterriza del todo, los integrantes de este esforzado sector del ambulantaje, ya están desde ahora incómodos con esta situación.

 

El colmo de la desesperación y de la evidente intención de generar a como dé lugar mayores ingresos al ayuntamiento, fue la propuesta de autorizar el uso de parquímetros en el centro de la ciudad que se pretendía concesionar a una empresa de Puebla pero que los regidores en votación mayoritaria no lo autorizaron, aunque extrañamente en la ley de ingresos que se presentó en el congreso estatal este tema sí se había contemplado aunque después se tuvo que retirar.

 

Encima de todo esto, por si fuera poco, esta semana se negó en el Congreso del Estado la iniciativa que planteaba que los ayuntamientos pudieran modificar el uso de suelo para que fuera la autoridad municipal la que otorgara permisos a nuevos casinos, lo que desató una ola de comentarios que han ido a parar al escritorio de un alcalde que no ha vuelto a sonreír desde hace ya varias semanas.

 

Rubén Muñoz apenas ha iniciado su labor y todo parece indicar que lo que pudiera ser la mejor Navidad de su vida política con la celebración de ser alcalde será un diciembre en donde por más frio que haga no dejará de sudar por la incertidumbre económica que enfrenta su administración a la que habrá que agregarle que sus principales colaboradores hasta ahora no han podido cobrar su quincena de manera regular.

 

¿Qué pasa entonces con un alcalde como Rubén Muñoz que todos los días se queja de lo que hicieron o dejaron de hacer las administraciones pasadas?

 

Ya basta solo de buscar culpables o responsables de lo que se hizo en el pasado.

 

Es necesario que al mismo tiempo se hagan propuestas concretas para sacar adelante al municipio.

 

La intención de generar mayores ingresos vía impuestos disfrazados no solo es inviable, sino que es totalmente contradictoria a la política propuesta por Morena en campaña y cuyo ofrecimiento ha reiterado una y otra vez el nuevo presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

 

No Basta que Rubén Muñoz intente burdamente mimetizarse con la figura de López Obrador.

 

Hasta resulta una verdadera grosería y burla a la población que el alcalde trate de emular al hoy presidente de México tan burdamente. No hace mucho, cuando Muñoz Álvarez se desgarraba las vestiduras por el PRI también intentó de la misma a manera muchas veces emular al entonces presidente Enrique Peña Nieto. Nada nuevo pues.

 

Obviamente será necesario que el alcalde paceño haga un verdadero ajuste de sus colaboradores, que en verdad establezca una estrategia labor efectiva y mediática y no un cúmulo de ocurrencias que apenas a tres meses de iniciada su labor la silla ya le queda grade.

 

Efectivamente no basta con hacer castillos en el aire ni que sus más cercanos colaboradores le “quemen incienso a sus pies todos los días y a cada momento.

 

Por supuesto que aún se puede componer el rumbo, pero luego de pasar por la aduana económica y política en que se han convertido y representan los compromisos decembrinos, veremos si en efecto habrá posibilidades de alcanzar y atender adecuadamente las necesidades de los paceños.

 

Por lo pronto, Rubén Muñoz, ya toca y trastoca todos los días los límites de la tolerancia principalmente de colaboradores y trabajadores que están no solo ya en un clima de decepción sino de un verdadero desencanto.

 

Obviamente esto será muy difícil si como hasta ahora se mueve sin el apoyo de su propio cabildo, el congreso del estado y los principales actores políticos de la entidad, lo que pudiera significar la fórmula perfecta para perder.

 

¿No le parece así amable lector?