Noticias de BCS, México y el mundo.

Evo Morales concede amnistía a expresidentes acusados de corrupción

jueves 27 septiembre 2018 | Por: Redacción | Internacional Evo Morales concede amnistía a expresidentes acusados de corrupción

El mandatario boliviano liberó a Jorge Quiroga y Carlos Mesa investigados por delitos económicos, para que así lo acompañen a la resolución de una disputa marítima con Chile

BOLIVIA

Evo Morales, presidente de Bolivia, concedió una amnistía a dos expresidentes del país que tenían procesos judiciales pendientes con el fin de que colaboren, sin obstáculos, en la demanda marítima boliviana ante Chile.

Durante una comparecencia ante los medios en la sede del Gobierno boliviano en La Paz, explicó que esta amnistía para los expresidentes Carlos Mesa (2003-2005) y Jorge "Tuto" Quiroga (2001-2002) se basa en una potestad constitucionalque posee como jefe de Estado en Bolivia.

Morales subrayó que fue una decisión "personal", fundamentada en la "autoridad" que le otorga la Constitución del país.

Esta unidad debe reforzarse para encarar el proceso post fallo. Por eso, en virtud a las atribuciones que me da la CPE, he tomado la decisión de que ningún expresidente tenga procesos judiciales pendientes que entorpezcan las actividades de defensa de nuestro derecho marítimo.

He tomado la determinación de conceder amnistía a favor de los expresidentes @tutoquiroga y @carlosdmesag. No pido nada a cambio, solo que defiendan a , a nuestro pueblo y su derecho de una salida soberana al mar, con todas sus energías, corazón y capacidad intelectual.



Carlos Mesa tenía un proceso pendiente en relación al caso de la empresa chilena Quirobax, a la que el Estado boliviano tuvo que indemnizar con algo más de 42 millones de dólares por suspender una concesión minera que tenía en Bolivia durante su mandato.

Mesa estaba en espera de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia tras la petición de un juicio de responsabilidades presentada por la Fiscalía General del Estado boliviano, a instancias de la Procuraduría General del país.

Por su parte, "Tuto" Quiroga estaba procesado junto al también expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003), asilado en Estados Unidos, por un caso de contratos con petroleras sin la aprobación, supuestamente, del Congreso boliviano.

Este proceso conllevaba que Quiroga tuviera que pedir permiso judicial para salir del país.

El presidente Morales argumentó que su decisión pretende que todas las personalidades del país puedan contribuir en apoyo a la demanda presentada por Bolivia contra Chile en La Haya, de la que este próximo lunes 1 de octubre se conocerá el fallo.

Al respecto, apuntó que el objetivo es que no existan obstáculos administrativos ni jurídicos para contar con su aporte en el escenario que se abra tras la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de Naciones Unidas con sede en La Haya (Países Bajos).

Ningún expresidente, salvo delitos de lesa humanidad o genocidio, de los que sí se acusa a Sánchez de Lozada por una represión que causó muertos durante su mandato, debe tener procesos pendientes que "entorpezcan" su aportación a la causa marítima, aseveró Morales.

Con la amnistía, Mesa y Quiroga podrán defender esta causa "sagrada" de Bolivia "con todas sus energías, corazón y capacidad intelectual", sentenció.

El presidente boliviano reiteró argumentos de su Gobierno en la demanda presentada en 2013, para que la corte obligue a Chile a negociar sobre una salida soberana al océano Pacífico que Bolivia perdió en una guerra con su vecino hace 139 años.

En este contexto, reafirmó su postura de que fue una "invasión armada" tras la que Chile realizó "reiterados ofrecimientos" de negociación, sobre un asunto pendiente que a su juicio no resolvió un tratado de paz de 1904 entre ambos países.

Carlos Mesa, que es portavoz de Bolivia en la demanda, ha confirmado que asistirá el lunes a La Haya, mientras que "Tuto" Quiroga había recibido autorización de la Fiscalía para viajar.

Morales ha invitado para que le acompañen a la ciudad neerlandesa a Mesa, Quiroga y a los también expresidentes Guido Vildoso (1982) y Jaime Paz Zamora (1989-1993), quien declinó la invitación por diferencia políticas con el mandatario del país.

Chile sostiene que los asuntos fronterizos quedaron resueltos en el tratado de 1904, por lo que a su juicio la demanda no tiene fundamento jurídico.

La sentencia será inapelable y de obligado cumplimiento, por lo que supondrá el último episodio en este litigio.