Noticias de BCS, México y el mundo.

Buenos días, B.C.S. - martes 03 julio 2018


· Y ahora después de “la política electoral” con todo y su guerra sucia, sus engaños y falsedades, su “antipropuestas” (negación de ser y hacer por sus Cómos), qué va a pasar? · La reconciliación y recomposición de la sociedad, ganara quien ganara, es primero…


 

Quiero decirles, selectos lectores, que el tema de hoy lo inicié desde el sábado a un día de estas elecciones, que al escribirlo es porque ya no quería ni debía hacer tema electoral, que después de tanto haber manejado esta temática ya no hay, no tengo, nada que comentar ni siquiera como pronóstico encuestatil o de premonición “vidente”, pero sí, me dije, creo que sería justo y necesario reflexionar desde ahora-sábado y domingo-un importante tema EL POSELECTORAL en el sentido de ver y sentir hasta dónde cumplirán los ganadores, particularmente el del nuevo poder ejecutivo de México, sus compromisos, promesas y demás, pero y sobre todo, más allá de los susodichos cumplimientos, o no, de que es indispensable y de alta prioridad es la otra política del nuevo poder, de los poderes, en el sentido de CÓMO Y QUÉ PLAN HABRÁ PARA LA TAN IMPORTANTE RECONCILIACIÓN, RECOMPOSICIÓN DE LA SOCIEDAD MEXICANA TODA que así podría quedar a raíz de este tremendo y escabroso proceso electoral, o sea muy dividida, como nunca quizá; ni siquiera cuando la elección de Salinas de Gortari y “la caída del sistema”, que esto se da, por una parte, por la obsesiva lógica de la conservación del poder como partido y grandes agrupaciones de todos los niveles priistas, panistas y perredistas (lo que queda), sobre todo por ese tan especial agrupamiento histórico llamado “Pacto por México” que conformaron al inicio del régimen peñanietista con el que produjeron esa serie de tan controvertidas reformas legislativas, unas para bien de México pero otras que denotan lo contrario, al grado que gran parte del pueblo mexicano, de la sociedad, se siente traicionada pues los grandes y supuestos beneficios no se reflejaron en las mayorías, y sí en las inmensas elites empresariales y políticas, y no sólo mexicanas sino transnacionales y otras de plano muy “particulares” del extranjero (asociados con…), y de aquí al 1 de diciembre no creo que cambien estas cosas, este estatus de la sociopolítica, al contrario, y como se decía, y dice: “Año de Hidalgo, chin chin el que deje algo”, pero la ironía social dice ahora, que ya es tan pesado el extremo de corrupción e impunidades que vale más ya decir: “año de guerrero, chin chin el que no se lo lleve al extranjero”, jaja.

 

LA RECONCILIACIÓN Y RECOMPOSICIÓN DE LA SOCIEDAD, GANE QUIEN GANE, ES PRIMERO…

Sí, porque después de la pasada “política electoral” con todo y su guerra sucia, sus engaños y falsedades, su “antipropuestas” (negación de ser y hacer por sus Cómos), de unos y otros, violencia (133 candidatos asesinados), ¿qué va a pasar?, pues va a pasar lo que tiene que pasar; miren, si gana la izquierda que encabeza MORENA, no creo que haya reacciones sociales peligrosas, de manifestaciones físicas, de violencia, y hasta de impugnaciones ante autoridades electorales (digo en cuanto al poder ejecutivo, aunque en las estatales y municipales puede que sí e incluso en las legislativas federales, ya ven la importancia que ahora tendrá un poder legislativo como verdadero contrapeso) pues a nadie de estos perdedores LES CONVENDRÍA “HACER MAS RUIDO” porque, miren ustedes, la clase empresarial ya había fijado postura (en todos sus frentes y organismos), de que ellos trabajarían en armonía y respeto con el poder ejecutivo que sea, de cualquier color; y la clase política tampoco es tonta; miren, algunos personajes y grupos, agrupaciones, mejor van a tratar “de acomodarse” siguiendo la sentencia, “Muera el rey, viva el Rey” (v chica y V grande, jaja), pero…¿se animarán a salirse de su querido partido y rendirle pleitesía a otro?, mmm…

 

Ahora veamos el otro escenario, el de si no ganan las izquierdas, (MORENA), ahí creo que sí se va a dificultar la reconciliación, la recomposición social y política, y no me refiero a que se suelte “el tigre” o “el diablo” sino, o además, gulp, de que sí se pudieran salir “del huacal” algunos grupos o sectores, no sólo de las izquierdas sino de los fanáticamente seguidores de la figura de Andrés Manuel López Obrador-más que de MORENA en sí-ahora adheridos a su partido (dónde ya también lo integran expriistas, expanistas, experredistas, y algunos otros ex…(aunque estos no sean, digo, fanáticos).

 

DEJARÉ PUES PARA EL LUNES LO QUE SIGUE, YA CON LA INFORMACIÓN DEL TRIUNFADOR…

Pues bien, ya es lunes y estoy terminando la presente columna de tan especial tema; y por razones obvias de que ya a estas alturas las mayorías, casi todos los mexicanos, estamos muy bien informados de la actual realidad electoral, ganadores, perdedores, de niveles, desde diputados locales hasta la presidencia de la república que le favoreció o le otorgaron, EN UN GRAN EJEMPLO NACIONAL, Y MUNDIAL INCLUSIVE, DE DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, como nunca donde la ciudadanía de hecho le dio el triunfo a todoe ese equipo, partido, que lidera Andrés Manuel López Obrador. Así entonces me voy a permitir, por ahora, de nadamás presentarles el escenario, conductas, actitudes y acciones derivadas de esta jornada electoral, repito, histórica; comenzando con…

 

Miren, nomás de un muy importante periódico internacional, el NYTimes.com, manejó este evento así: Titular de hoy lunes: “Un cambio histórico en México”. Después de una elección histórica, México amanece hoy con la confirmación de que un líder de izquierda estará al mando de la segunda economía de América Latina por primera vez en décadas. “Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda, será el próximo presidente de México. Según el conteo preliminar del Instituto Nacional Electoral, López Obrador ganaría con el 53 por ciento de los votos, UNA CIFRA MAYOR QUE LA DE CUALQUIER PRESIDENTE en la historia democrática del país. Es la tercera vez que AMLO, un político personalista de 64 años, se postula a la presidencia de México, y obtuvo un triunfo aplastante de la mano de una coalición extraña, para muchos contradictoria —incluye sindicatos, agrupaciones religiosas de derecha, sectores tradicionales de izquierda— tras una campaña atravesada por la guerra sucia y el asesinato de políticos locales. El hastío por la violencia y la corrupción desenfrenadas en el país llevaron a la ciudadanía a castigar al partido gobernante con el voto, pero también la movió la ilusión por un líder que ha hecho de la lucha contra la corrupción y la pobreza ejes de su carrera política.

 

MAGNÍFICAS Y BIEN RECIBIDAS LAS REACCIONES DE LOS DOS CANDIDATOS PERDEDORES

Sí, es una opinión generalizada de que esta elección fue tan democráticamente efectiva que al superar con la participación ciudadana con el doble y triple a otras recientes presidenciales, los principales actores se mostraron firmes y demostrando un verdadero amor a México cuando asumieron ambos en diferentes espacios y tiempos, la aceptación de su derrota sin incitar a incendiar al país: ellos, José Antonio Meade Kuribreña y Ricardo Anaya expusieron (Obvio resumen).

 

J.A. MEADE: “Agradezco a mujeres y hombres que me acompañaron en esta contienda electoral”. Visiblemente emocionado, el candidato de la coalición “Todos por México”, sostuvo que se trató del mayor reto de su vida. “En él puse todo mi empeño, convicciones, valores, capacidades y corazón”, afirmó. Dijo que, de acuerdo a la tendencia, el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, fue quien obtuvo la mayoría. R. ANAYA: Luego le siguió Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, felicitó a Andrés Manuel López Obrador por su victoria y, tras revelar que habló con él, le advirtió que encabezará “una oposición tan firme y frontal como institucional y democrática”. “Ninguna democracia funciona sin demócratas, por eso, porque creo en la democracia, porque soy un demócrata, digo hoy, ante las y los mexicanos, que la información de los resultados con la que cuento me indica que la tendencia favorece a Andrés Manuel López Obrador”, expresó Anaya, junto a su esposa, Carolina Martínez. (Seguiré esta temática). Buenos días.