Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 06 junio 2018


· Se deslinda la dirigencia de Morena del grupo político de Ernesto Ibarra y Narciso Agúndez. · Se perfila el candidato del PT hacia una estrepitosa derrota ante el candidato a la reelección Arturo De la Rosa · Agúndez e Ibarra quedaron huérfanos de Morena


El deslinde que hizo la dirigente nacional de Morena en su reciente visita a la entidad del candidato del PT a la alcaldía de Los Cabos, Ernesto Ibarra, es una clara muestra de que el exgobernador Narciso Agúndez, está totalmente desconectado de la propuesta política de este partido y de evidente distanciamiento de petista diputado federal, Alfredo Porras Domínguez.

 

Las diferencias que existen internamente entre los destacados integrantes del PT han quedado evidenciados también con la dirigencia nacional de Morena que claramente indicó que Ibarra no es apoyado por el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y por supuesto esto implica que Agúndez Montaño está literalmente fuera de la jugada de los morenistas.

 

Obviamente Alfredo Porras se acomodó en esta circunstancia y contra lo que esperaban los agundistas, es el candidato petista que aunque ello echó al traste la relación con su exjefe y excompañero de celda en el Cereso de La Paz, Narciso Agúndez, estará en la boleta.

 

Morena ha dejado en claro desde su dirigencia nacional y estatal que cuentan con su expectativa candidata a la alcaldía de Los Cabos y que el candidato de esta posición del PT, simplemente no está en sus esfuerzos, lo que ha dejado aún más libre el camino para que el candidato de Acción Nacional a la alcaldía cabeña, Arturo De la Rosa, que sea reelecto sin mayores problemas.

 

A poco menos de un mes de que se realice la elección más competida de los últimos años en nuestro país, está claro que en Los Cabos como en el resto de la entidad, las propuestas encabezadas por Acción Nacional están ante la posibilidad real de erigirse con el triunfo electoral.

Con ello el grupo político encabezado por los hermanos Agúndez Montaño, están ante un ocaso político del que difícilmente se volverán a levantar.

 

En Los Cabos el PRI simple y sencillamente no tiene presencia competitiva, por lo que incluso la candidata presidencial tricolor en ese municipio sureño, no tendrán posibilidades de figurar con éxito.

 

A partir de esta semana se espera que la media península entre en una fase de mayor competitividad política en donde los partidos definirán que hacer que hacer a nivel de estructura electoral, porque será ahí donde además de la presencia colectiva se podrá marcar la diferencia a la hora de captar los votos.

 

Aún falta también saber si vendrá a la entidad el candidato presidencial panista Ricardo Anaya como parte de su fase final de campaña que será determinante para brindarle un último empuje a sus propuestas locales que cada día se perfilan hacia una victoria electoral más.

 

Por lo pronto en Los Cabos, Arturo De la Rosa, es un candidato a la reelección sin mayor competencia que la que intentó levantar sin éxito, Ernesto Ibarra que ahora literalmente se encuentra en un estado de indefensión partidista que lo perfila hacia a una derrota electoral segura.

 

Agúndez e Ibarra ahora son huérfanos de Morena.

 

¿No le parece así amable lector?