Michelle Valdez

Continúa negativa de prestadores de servicios náuticos a someterse a ordenamiento

hace 1 semana Por: Brenda Yañez Continúa negativa de prestadores de servicios náuticos a someterse a ordenamiento

La Capitanía de Puerto de Cabo San Lucas lamentó que a pesar del peligro al que se expone a los bañistas, los prestadores de servicios náuticos no hagan caso a las reglamentaciones

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- A pesar de que los fenómenos meteorológicos que se han formado en el océano Pacífico no representan peligro para las costas de Los Cabos, las autoridades portuarias no han dejado de emitir una serie de recomendaciones y restricciones a la navegación y nado, que en muchas ocasiones no son acatadas por la comunidad. 


Vicente Martínez Morales, capitán de Puerto de Cabo San Lucas (CSL) mencionó que el cambio climático es una realidad y hay cuestiones que hay que está analizando muy continuamente y están alertas. 


Respecto al proyecto de ordenamiento de la Bahía de CSL que durante años ha encabezado el capitán Martínez Morales, explicó que probablemente el motivo de que la actividad se concentre cerca de las playas es porque ahí es más práctico o es mejor negocio, pero han tratado por años de desconcentrar precisamente la actividad de las playas, porque las zonas cercanas a las playas está reservada para la fauna, actividades de buceo o los bañistas. En todos los permisos de turismo náutico esta la zonificación de las actividades, pero siempre alegan que se gasta más combustible o se usan más las embarcaciones. 



“Estamos pugnando para que se reconozca, se entienda, se haga consciencia de que es importante invertir en la seguridad, los bañistas son muy importantes, no podemos permitir, ni vamos a permitir que haya embarcaciones cerca de los rosarios de boyas amarillas de bañistas, hay lanchas que incluso los rompen y es increíble” dijo el capitán de Puerto. 


Lamentó que la gente no entienda lo importante que es el ordenamiento de la bahía sanluqueña y respetar la convivencia pacífica que debe existir entre la gente que está en el agua y las embarcaciones que tienen una hélice expuesta, por lo que siempre va a ser un poco difícil dicho ordenamiento.