Josue Estrada

SEP solicita apoyo de los padres de familia para evitar vandalismo y robos en escuelas

hace 1 mes Por: Brenda Yañez SEP solicita apoyo de los padres de familia para evitar vandalismo y robos en escuelas

A las bandas delictivas piden que comprendan que el daño a las escuelas afecta directamente a los niños

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- En lo que va del año diversas escuelas del municipio de Los Cabos han sido víctimas de vándalos que se han metido a robar y hacer destrozos, una acción que no solo afecta a las instituciones, sino a los cientos de alumnos que tienen que suspender clases. 


Al respecto, René Hernández Jiménez, jefe de los Servicios Regionales de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Los Cabos, pide mayor participación y vigilancia de los padres de familia y los vecinos cercanos a escuelas. 


“Les propongo que se organicen y quienes estén más allegados a la escuela hagan sus rondines o denunciar si saben algo de quien o quienes son los que están ocasionando este tipo de daños” declaró el representante de la SEP en Los Cabos. 


Si bien, la dirección de Seguridad Pública tiene un trabajo de vigilancia que hacer, la realidad es que no pueden solos, por lo que la vigilancia de las escuelas es un trabajo en equipo, ya que esta falta de apoyo de padres y vecinos no ha permitido que los índices delictivos y de vandalismo en las escuelas disminuya, porque lamentablemente los vándalos no solo comenten los robos, también hacen destrozos, que muchas veces cuestan más que el simple robo. 


“Hacen daños importantes al plantel, edificio, enrejados, puertas, ventanas y en el material didáctico o equipo de oficina” agregó René Hernández Jiménez. 


El jefe de los Servicios Regionales de la SEP agregó que lo más importante para poder terminar con los delitos en contra de los planteles es la concientización ciudadana y de los vecinos de la zona. Además pide a los vándalos que comprendan que a pesar de que los planteles educativos los pone el gobierno, la afectación directa va para los niños que en ellos estudian, lo que además de perdida de clases provoca que los padres tengan que poner de su propio dinero para reparar los daños. 


“La comunidad también tendría una responsabilidad de cuidar esos inmuebles que nos entregan y más que nada pues las escuelas son para sus hijos, entonces hay una responsabilidad compartida con los padres” mencionó René Hernández, quien llamó a redoblar esfuerzos, cerrar filas y contar con más apoyo ciudadano, para evitar que las escuelas continúen siendo vandalizadas.