Noticias de BCS, México y el mundo.

Denuncian rancheros daños a tierras y ganado causados por La Testera

lunes 21 mayo 2018 | Por: Rodrigo Aguiar | La Paz Denuncian rancheros daños a tierras y ganado causados por La Testera

Miles de litros de agua tóxica fueron a dar a los mantos acuíferos, en un aparente intento de la planta por ocultar evidencia y pasar futuras inspecciones, ante el silencio cómplice de autoridades y ambientalistas, denunciaron rancheros

La Paz, Baja California Sur.- La planta de beneficio La Testera, ubicada a unos 70 kilómetros de La Paz cerca del poblado de San Antonio de la Sierra, está contaminando gravemente los mantos acuíferos de la región, de acuerdo con familias de rancheros que, debido al daño ambiental, tuvieron que abandonar la zona. 


Los daños causados por la planta van más allá de las inmediaciones de la misma, de acuerdo con Matilde Cota Trasviña, propietaria de un rancho a unos cuantos kilómetros del lugar y quien al igual que sus vecinos, ha visto cómo los dueños del proyecto han esparcido tierra tóxica y se han obtenido de forma aparentemente ilegal miles de litros de agua de un pozo cercano. 


Todo esto continúa a la fecha, de acuerdo con Cota Trasviña, pese a las denuncias interpuestas en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y ante las autoridades ejidales de San Antonio, según Cota Trasviña. 


“Somos los propietarios de los predios que ya están muy contaminados”, dijo Cota Trasviña en entrevista con Diario El Independiente. Asegura que la situación empeoró a partir de abril cuando la planta aumentó su actividad y comenzó a subir miles de litros de agua en pipas. 


Relata que en abril comenzaron a subir carros cargados de escoria tóxica de El Triunfo, y que uno de estos sufrió un desperfecto a pocos metros de la carretera. Los trabajadores decidieron vaciar la tierra tóxica en el lugar y esparcirla, con el consecuente daño al medio ambiente. Luego colocaron piedras encima para disimular dicho delito ambiental. 


A principios de este mes comenzaron los viajes de pipas cargadas con agua obtenida de forma aparentemente ilegal de uno de los pozos cercanos, dice Cota Trasviña. Entonces, el desastre se agravó. 

El agua que se utiliza en los procesos de la planta fue colocada en una presa de jales que no tenía membrana protectora, ni protección alguna contra el ganado. 


“El ganado tomaba agua y se moría”, dice Cota Trasviña. “Todos los cianuros de las presas de lo que han estado trabajando desde el 2008 lo están vertiendo en la superficie, hacia el arroyo de El Mortero”, sostiene. 


El vertido de agua tóxica, según creen los rancheros, con el fin de colorar una geomembrana a la presa de jales y pasar de esa forma futuras inspecciones medioambientales. 


Pese a que surgieron las denuncias de lugareños en redes sociales y esto derivó en la clausura temporal de la planta, de acuerdo con Cota Trasviña, el lugar sigue realizando actividades. 

Cota Trasviña acusa a un familiar suyo como uno de los causantes de los daños, quien suele ir a la planta los fines de semana, según los rancheros. Se trata de Manuel Salvador Trasviña Castro, medio hermano de Lucia Trasviña Waldenrath, candidata suplente al Senado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Ambos son hijos del finado Manuel Trasviña Trasviña, quien fue dueño del rancho El Oro. 


De acuerdo con la denunciante, Trasviña Castro es catedrático de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) y trabaja en el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), desde donde aparentemente, según Cota Trasviña, se han bloqueado estudios del agua contaminada. 

Los Cota Trasviña, quienes han mantenido un pleito con La Testera desde hace años y representan a unas 30 familias que viven arroyo abajo, dejaron la zona por los altos niveles de contaminación. Primitivo Cota Trasviña ahora vive en Los Barriles mientras que Matilde Cota Trasviña pasa la mayor parte de su tiempo en La Paz. Quienes van al rancho tienen la instrucción de ni siquiera lavarse la cara con el agua del lugar, debido a los riesgos a la salud. 


Según Cota Trasviña, en fechas gente cercana a Lucía Trasviña Waldenrath la buscó para intentar acceder al expediente con las denuncias de su familia contra la planta, petición a la que se negó debido a la relación directa entre la aspirante al Senado y Trasviña Castro, a quien calificó como “una vergüenza para la familia Trasviña”. 


Asegura que los rancheros afectados quieren soluciones y no ser vinculados de ninguna forma con algún proyecto político en particular, y dice no conocer a Juan Ángel Trasviña Aguilar, líder del Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida. 


“Queremos que Axel Sotelo (el nuevo delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) vaya y vea el daño ambiental, que se pare allá y que retiren toda esa agua tóxica que está dañando el medio ambiente”, dijo la denunciante.  Pidió el retiro de lodos tóxicos de represas que nunca fueron presas de jale, lo que fue calificado como un crimen contra el medio ambiente. 



Fustigó a quienes calificó como “falsos ambientalistas” que se han hecho de la vista gorda ante la evidente contaminación y pidió que la planta de beneficio La Testera les pague los predios de Las Jícaras, Las Flores, Demasías de Las Flores y otros lugares afectados, así como el ganado perdido a raíz de la contaminación. 


Cota Trasviña finalmente exigió que se proceda legalmente contra empresarios extranjeros que actuaron con uso de violencia, premeditación, alevosía y ventaja.