Michelle Valdez

Realidad de BCS

09/03/2018 00:22 Por: Jesus Ojeda

+Morena se quita la máscara, pierde las formas, se burla de su militancia y ofrece perdón a Peña Nieto y hasta puede hacer candidato a diputado a Narciso Agúndez. ¡Qué cosas! + Sobre el jefe Andrés nadie puede decidir y menos la cada vez más sorprendida y decepcionada base militante de Morena. + Que nadie se asombre entonces cuando los morenistas más congruentes con sus principios partidistas y plataforma política, hartos de las incongruencias de Víctor Castro, del abandonado Leonel Cota y el mismo Agúndez Montaño, sean precisamente los primeros en negarle el voto a tan decepcionantes propuestas.


 

Uno de los temas que en Morena no se han querido tocar, son las diferencias que aún existen entre Víctor Castro Cosío y Leonel Cota Montaño, mismas que se originan principalmente por su actitud entreguista en torno al exgobernador Narciso Agúndez Montaño, cuya sombra de nueva cuenta amenaza a los morenistas puros que están hasta el gorro de soportar las acciones de estos desacreditados políticos que se mueven cual si fueran blancas palomitas.

Resulta francamente patético y para muchos hasta decepcionante que el movimiento de Morena que se erigió supuestamente como “la esperanza de México” y dizque “contra la oligarquía” y “la mafia del poder “, ahora presente este tipo de espectáculos contradictorios en donde, aunque usted no lo crea, existe la posibilidad de que el desacreditado, exgobernador Narciso Agúndez sea candidato de este partido a diputado federal.

Para beneplácito de Víctor Castro y malestar de un Leonel Cota Montaño que se encuentra totalmente recluido en el estado de Tabasco donde su “operación política” se centra básicamente en enviar fotos de bellos paisajes tabasqueños y un que otro mensaje por whatsapp a quienes aún lo consideran un influyente activo político al interior de Morena.

Algunos ilusos suponen que Leonel Cota lleva mano en las recientes decisiones de Morena, Nada más lejos de la verdad.

Sobre el jefe Andrés nadie puede decidir y menos la cada vez más sorprendida y decepcionada base militante de Morena.

Leonel Cota no tiene ninguna injerencia en este partido político y al menos aquí en Baja California Sur, está claro que pesa más la opinión del dirigente formal de este organismo, Alberto Rentería el mismo que Víctor Castro ha tratado de pasar por encima de su figura sobre todo ahora que ya es el candidato a senador a pesar de la pésima memoria social y política que pesa sobre sus hombros luego de su decepcionante actuar como alcalde de La Paz.

Por supuesto que esto de ser conflictivo es algo que se le da muy bien a Castro Cosío que es seguramente ahora el más contento por la posibilidad de que su exjefe Narciso Agúndez Montaño sea considerado para incluirlo en una encuesta y ser el posible candidato a diputado federal por el segundo distrito federal electoral que comprende del centro y sur de La Paz y todo el sur de la entidad.

¿Entonces Morena ya olvidó su filosofía combativa supuestamente de izquierda? 

¿Podríamos decir que ahora sí… ¡fuera máscaras!?

¿Que todo ha sido un burdo esfuerzo de López Obrador por simular una oposición falsamente radical para alcanzar los primeros lugares en las encuestas?

Está claro que la lucha por el poder, es solo por el poder mismo.

Aunque ello implique ofrecer el mesiánico perdón para el presidente Enrique Peña Nieto en caso de que López Obrador llegue a l presidencia del país, justamente cuando la ciudadanía lo que espera es que quienes hayan violentado la ley lo paguen.

¿Amnistía para delincuentes mayores y perdón para malos funcionarios del gobierno de Peña Nieto es ahora la bandera principal de Morena?

¿impulsar candidatos tan desacreditados como Narciso Agúndez?

No cabe duda que las formas están totalmente perdidas y que las discrepancias vigentes de Víctor Castro con Leonel Cota y con el propio dirigente Alberto Rentería no significan nada ante lo que parece más grave aún que es restarle importancia precisamente a lo que al respecto en este momento opine la ciudadanía.

Esa ciudadanía con la que supuestamente Morena según se ha empeñado en impulsar su lema de que “juntos haremos historia”.

¿Será?

¿no le suena a burla?

Que nadie se asombre entonces cuando los morenistas más congruentes con sus principios partidistas y plataforma política, hartos de las incongruencias de Víctor Castro, del abandonado Leonel Cota y el mismo Agúndez Montaño, sean precisamente los primeros en negarle el voto a tan decepcionantes propuestas.

¿No le parece así amable lector?

Ya veremos.

 

También te puede interesar

Supimos que
Gran tribuna
Buenos días, B.C.S.
ABCdario