Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 28 de junio de 2022

Realidad de BCS

· AMLO deja fuera de la contienda a Ernesto Ibarra pero abre la posibilidad para que el cínico y desvergonzado Narciso Agúndez compita por una candidatura a la diputación federal · La división entre Morena, PT y PES se mantiene, aunque el candidato presidencial se niega a reconocerla · Queda pendiente aún definir la candidatura a alcaldía de La Paz entre Muñoz y Rentería



Lo dicho; Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, vino una vez más a la entidad y como se esperaba definió la ruta política para el municipio de Los Cabos donde de tajo, fue eliminada la pretensión de Ernesto Ibarra que con ayuda de Alfredo Porras, intentaba montarse en la candidatura a la alcaldía cabeña, sin embargo, al mismo tiempo el candidato presidencial le generó una pequeñísima luz de esperanza al desacreditado exgobernador Narciso Agúndez para que supuestamente por medio de una encuesta pueda resultar como candidato a diputado federal por ese organismo político.

 

Estas determinaciones del candidato presidencial morenista, se suman a sus ya conocidas contradicciones, primero porque niega que exista la evidente división en la alianza conformada con el PT y el Partido Encuentro Social (PES), que dirige Perla Flores, que son justamente los que conferencia de prensa reconocieron que preferían apoyar a Ernesto Ibarra por encima del acuerdo nacional.

 

Y Segundo porque la certificada calidad moral con la que supuestamente deben de contar las propuestas de Morena para candidatos a puestos de elección popular, no se cumplen lo absoluto con la posibilidad de que Narciso Agúndez sea candidato a diputado federal.

 

Vale recordar que en el 2015 Narciso Agúndez luego de ser gobernador por el PRD fue candidato por ese partido a la alcaldía de Los Cabos campaña en la que desde esa posición, pidió abiertamente el voto para el entonces candidato del PRI, Ricardo Barroso Agramont, luego de hacer un acuerdo económico con el entonces gobernador de Chihuahua César Duarte, hoy prófugo de la justicia por presunta corrupción.

 

En aquel proceso como es bien recordado, Agúndez y Barroso perdieron la elección.

 

Vale la pena amable lector, preguntarse entonces:

¿Qué calidad moral puede tener un Narciso Agúndez que recientemente trató de armar una alianza con el PRI para impulsar vía Partido Verde a Ernesto Ibarra como candidato del tricolor a la misma alcaldía de Los Cabos y su intención de ser candidato a diputado federal con el cinismo clásico que caracteriza a los pillos?

 

Sin embargo, al no lograr tal acuerdo con el PRI, con una facilidad, desfachatez e insolencia impresionante, dejaron al Partido Verde que dirige Alejandro Tirado por un lado y se concentraron

en presionar a través del patético y penoso Alfredo Porras para que Morena llevara como candidato a Ernesto Ibarra y al mismo Agúndez para la alcaldía cabeña y la diputación federal respectivamente, en una muestra clara y pura de lo que es la búsqueda del poder solo por el poder.

 

Pero la visita de López Obrador despejó la mitad de las dudas, porque reiteró que será una mujer la candidata a la alcaldía de Los Cabos por Morena y abrió la posibilidad por otro lado de que Agúndez Montaño, sea su abanderado a la diputación federal si así lo determina una supuesta encuesta que realice ese partido.

 

¿De qué se trata entonces con esta alianza denominada “Juntos haremos historia”?

¿Qué tipo de historia?

¿De verle la cara a la población?

¿De jugar acaso con la inteligencia política de los sudcalifornianos y burlarse de su memoria histórica que definitivamente está siempre presente?

¿No basta entonces con que López Obrador se ufane y ofrezca el perdón para el presidente Enrique Peña Nieto en caso de ganar las elecciones?

Está claro que al candidato presidencial de Morena, no le basta con soportar el golpeteo de propios y extraños al sumar a su proyecto a gente tan descreditado como el propio Napoleón Gómez Urrutia?

 

Solo falta que AMLO diga que el descarado e irreverente Narciso Agúndez Montaño es también un perseguido político.

 

Nadie olvida en Baja California Sur, la clase de representantes populares que en su momento fueron Narciso Agúndez Montaño y su íntimo colaborador y cómplice Alfredo Porras, así como Ernesto Ibarra y hasta el actual candidato al senado de Morena, Víctor Castro Cosío, que por lo visto en los próximos días seguirá agazapado, en espera de dar un golpe más al dirigente estatal morenista, Alberto Rentería, que dicho sea de paso las expresiones de López Obrador, lo ratifican como dirigente estatal.

 

¿Y lo referente a la candidatura de la alcaldía de La Paz, quedó pendiente?

¿Acaso Rubén Muñoz ya no tiene todo el apoyo que se supone a estas alturas del proceso tendría para ser candidato a la alcaldía paceña?

 

Veremos qué sucede en las próximas semanas porque no hay que olvidar que el tiempo límite para definir candidaturas comunes a nivel local es el 04 de abril y que la campaña formal para candidatos a nivel estatal será hasta el 30 de abril exactamente un mes después de iniciada formalmente la campaña presidencial el próximo 30 de marzo.