Michelle Valdez

Gran tribuna

29/12/2017 01:10 Por: Jesus Chavez

· Priorizar estrategias para enfrentar los estragos de las guerras sórdidas del narco, reto para el 2018 · Los padres de antaño, hacían el mejor esfuerzo para sacar adelante a sus familias, en muchos de los casos numerosas · Conversaciones con el diablo


 

Las guerras infaustas de los grupos criminales dañan a una sociedad atemorizada como la nuestra, por lo que urge priorizar estrategias contra los efectos que producen.Como en todas las cosas de la vida, cuentan las prioridades. Y en la tragedia que vivimos, no cabe la excepción. De todos es sabido el impacto de las muertes que se suscitan a diario y al por Mayoreo. Pero aún en el dolor y en la impunidad cabalgante que priva se debe de trabajar en el rubro de la prioridad. Y esto nos lleva a un listado de estas que deben atenderse.

 

En primer lugar están los daños colaterales. La gente inocente no tiene porque ser masacrada. Segundo la salvaguarda de las instituciones. Me refiero a hospitales, reclusorios y corporaciones. Los primeros deben de blindarse para que la maldad no los penetre. Los enfermos tienen derecho a recibir las atenciones médicas en paz y con seguridad, sin sobresaltos que los altere. Los Ceresos deben de recibir de las autoridades en especial del nivel federal toda la atención que merecen. La seguridad es fundamental. Lo sucedido ayer en San José del Cabo es un hecho condenable que no debe pasar desapercibido. Debe investigarse a fondo.

 

Otra de las prioridades es velar por el respeto de las instituciones. Estas no deben de estar en entredicho. Ya se perdió la cuenta de cuantos crímenes se han cometido frente al edificio de Las Garzas y Luis Donaldo Colosio. Lo mismo que frente al Cereso. Hechos que hasta hoy no tienen responsables. Otra de los pendientes que son necesario cubrir es la protección a los agentes de las corporaciones. Los asesinados que son varios fueron aniquilados con toda la saña. Y es lógico que no estaban debidamente pertrechados. Se que es difícil esto. Pero también creo que se debe de intentar algo para que de aquí en delante sea diferente.

 

·        Los padres de antaño, hacían el mejor esfuerzo para sacar adelante a sus familias, en muchos de los casos numerosas

¿Podrás definirme en pocas palabras a tu padre? Me dijo Mary Nogales mi eterna amiga a la sazón   conductora del programa Contacto directo de XENT. En los años ochenta. En compañía de su esposo el doctor Rubén Villarreal, de muy grata memoria. Y ese día me entrevistaba.  Fui muy breve en lo que dije. "Mi padre es un mago" ¿cómo? ¿dónde se presenta? No. Es un mago porque con un salario mínimo de risa, alimenta a catorce almas. Mary soltó la carcajada. Pero yo no. Quise llorar porque recordé todos los esfuerzos que hizo don Pancho en sus mil oficios. Todos difíciles.  Y unos ingratos. En las navidades le acompañaba al riego de cultivos. Oscuras noches. Los pies en el lodo. Y cerca de nosotros ruidos raros. Silbidos de víboras, cantos de rana. Y aullidos de coyotes.

 

_ tengo miedo papá. _ No pasa nada. Es solo el sonido del frío. Fue albañil.  Y yo su ayudante. Me gustaba estar con el. Fue carbonero. Y le fue muy bien. Antes no había Semarnat. En San Carlos construyó las casas de capitanía. Los fines de semana me iba con el. Y dormíamos a la intemperie contemplando las estrellas. Y hablando a futuro. Yo le decía: quiero ser abogado. Y el me decía que San Carlos sería un gran puerto de altura. Le atinó.  Yo no alcance las leyes.

 

Ya en mis casi diez y ocho años y estudiando en la Uabcs.  Ya trabajando en El Sudcaliforniano, fui a pasar la navidad a San Carlos. Llegue como a las nueve de la noche y no encontré a mi padre. "esta de velador en la planta." Me dijo mi madre. Sin pensarlo mucho me fui con el. Llevaba comida que traía de La Paz. Cenamos rico. Platicamos hasta el cansancio.

 

A las dos de la mañana.  Ahí estaban otra vez esos bufidos de reptiles. Se arrastraban por las láminas de ese gigantesco almacén.  Los huesos se enfriaban.  Vientos gélidos.  Me empezó a dar miedo. Mi chamarra no cubría lo suficiente. De pronto mi padre otra vez como otras muchas veces más, extendió sus manos y me abrazo. E hizo magia. Como mago que es. De pronto sentí calor. Y antes de quedarme dormido. Creí escuchar su canción de cuna. Mi canción.  Y la frase de " no pasa nada. Hijo, Es el sonido del frío. "

 

·        Conversaciones con el diablo

Duele la ausencia de Raúl Olachea Lucero. Con ella deja el dolor en todos los que le conocimos y disfrutamos de su amistad. Le reconozco su calidad de pionero en la ganadería. Impulsor de artistas locales y nacionales. Pero sobre todo la capacidad innata de ser amigos...Con el objetivo de atender las necesidades de suministro de agua de diferentes comunidades de Mulegé, el Gobierno del Estado en coordinación con la Comisión Estatal del Agua (CEA), concluyó la reconstrucción de más de cuatro kilómetros del acueducto Vizcaíno-Pacífico Norte, a través del cual se brindará este importante servicio a más de seis mil habitantes, informó el titular de la dependencia, Jesús Solano Leyva.

 

El Director estatal señaló que la obra cuenta con una inversión cercana a los 15 millones de pesos, donde se hizo la reparación en un tramo que contaba con tubería de acero que había sido instalada en los años ochenta, y que por consiguiente se encontraba severamente dañada, causando problemas de fugas en el abastecimiento....Y con esto nos despedimos. No olviden; hagan el bien. Y sean felices.

 

También te puede interesar

Buenos días, B.C.S.
ABCdario
Gran tribuna
Realidad de BCS