Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 08 noviembre 2017


· Para este 31 de noviembre se espera la solicitud de licencia al cargo del delegado de Sedesol, Juan Alberto Valdivia para buscar el registro como precandidato del PRI al Senado · Molesta y preocupada por su decadencia política Esthela Ponce propicia confrontaciones al interior de su partido el tricolor · De nuevo aparecen en el escenario las denuncias pendientes ante la PGR contra Esthela Ponce por presunto desvío de dinero público que pueden afectar electoralmente al PRI


 

Todo indica que el actual delegado de Sedesol en la entidad, Juan Alberto Valdivia se perfila para ser el precandidato del PRI a la senaduría por lo que se espera que para el día 31 de este mes, el funcionario federal solicite licencia al cargo para que su partido lo pueda registrar ante la autoridad electoral a mediados del mes de diciembre.

 

Juan Alberto Valdivia es, sin lugar a duda en este momento, el priista mejor posicionado como para que su partido lo perfile justamente como un fuerte aspirante a la senaduría por lo que se propuesta está en la mira de militantes del tricolor y por supuesto de partidos opositores a este organismo político.

 

Ningún otro militante del PRI en la actualidad se encuentra con expectativas reales de competitividad y rentabilidad electoral, incluso por encima de un Ricardo Barroso que ahora más que nunca goza de un desprestigio político que se ha ganado a pulso con el paso de los años en su posición como actual senador de la república y como un excandidato a gobernador que además de perder la elección perdió toda credibilidad sobre todo con lo que fue su más cercano equipo de trabajo.

 

Obviamente esta circunstancia que engloba al aún delegado estatal de Sedesol, preocupa mucho también a la exalcaldesa de La Paz, Esthela Ponce y actual diputada federal, que la semana pasada con pretexto de renovar la dirigencia estatal del llamado Movimiento Territorial (MT), aprovechó la visita de su amiga la dirigente nacional de este organismo, Lorena Martínez, para tratar de entorpecer las pretensiones políticas de Valdivia Alvarado.

 

¿Pero quién es políticamente hablando en este momento Esthela Ponce que hasta ahora es evidente que goza de algún tipo de protección política ya que las más de 20 denuncias ante la PGR que existe en su contra por presunto desvío de dinero público, aún están pendientes de resolver?

Frustrada por su clara decadencia política por la que no pudo conseguir ni siquiera la dirigencia municipal del tricolor en la Paz, la cuestionada exalcaldesa de La Paz, predispuso a su amiga Lorena Martínez para cuestionar la militancia algunos priistas como Juan Alberto Valdivia y resaltar la presencia del regidor Alejandro Tirado, dirigente estatal del Partido Verde con el que seguramente tratarán de llegar coaligados al proceso electoral.

 

Por supuesto que llamó mucho la atención, tanto a priistas y a servadores políticos en lo general, que una destacada militante el tricolor como Lorena Martínez, se prestara a esta burda maniobra y prefiriera reconocer más al representante del partido verde que a los mismos priistas sudcalifornianos.

 

Claro que esto en perfecto acuerdo con la diputada Esthela Ponce que ahora por lo que se ve tratará de meter ruido hacia el interior de un tricolor que definitivamente ya no tiene en sus manos.

 

Es evidente que la vista de la cuestionada legisladora federal, no solo está puesta en lo que pudiera suceder en las elecciones del año que entra sino incluso en el proceso político electoral de 2021 tiempo en el que se espera que ya la PGR haya hecho algo con las denuncias que aún están vigentes contra la exalcaldesa paceña, detalle que por supuesto puede afectar electoralmente al tricolor en las elecciones de julio próximo.

 

Así de preocupada se observa a la otrora poderosa Ponce Beltrán que ahora para ella y desgracia de los aún escasos seguidores va en caída libre en la percepción ciudadana que todavía espera y tiene la esperanza de saber qué sucederá con las denuncias formales que tiene en su contra la actual legisladora federal.

 

Así que mientras que la competencia y ya consabida lucha interna de los grupos políticos del tricolor se agudiza ahora bajo la tenue dirigencia de Gabriela Cisneros, se espera para este fin de mes, la solicitud de licencia al cargo del delegado de Sedesol, hoy por hoy un serio y firme aspirante del tricolor al Senado de la República.

 

Desde luego que también se espera que medidas similares puedan tomar en los próximos días, representantes populares y funcionarios de los tres niveles de gobierno que aspiren a ser abanderados de sus respectivos partidos políticos a los cargos de elección popular que estarán en juegos en las elecciones de julio del 2018, cuyo registro de precandidatos en es en poco más de mes y medios, el 14 de diciembre.

 

Habrá que estar atentos a lo que suceda al respecto en los próximos días.

 

También te puede interesar