Noticias de BCS, México y el mundo.

Prescribe nueva acusación contra Roman Polanski

09/11/2017 00:00 Por: Redacción Prescribe nueva acusación contra Roman Polanski

El realizador franco-polaco había sido señalado por presunta agresión sexual a una menor en un chalet en localidad de Gstaad, Suiza, en 1972

GINEBRA.

La Justicia del cantón suizo de Berna decidió hoy no admitir a trámite, por haber prescrito, una nueva acusación contra el realizador franco-polaco Roman Polanski por presunta agresión sexual a una menor en un chalet en localidad de Gstaad, Suiza, en 1972.

El presunto delito prescribió en 1987, según la justicia de Berna, informó la agencia suiza ATS.

El pasado 9 de octubre la Fiscalía de Berna asumió la investigación para dilucidar si el realizador agredió sexualmente a una menor en 1972 en Gstaad, localidad en la que Polanski solía pasar largas temporadas, pero ya entonces dijo que había que aclarar si la acusación había prescrito.

La denuncia fue presentada inicialmente el 26 de septiembre ante la Policía cantonal de Saint Gallen, tras lo cual la Fiscalía del cantón solicitó el traslado de la investigación a la administración de Justicia de Berna.

La denuncia fue introducida por Renate Langer, una exactriz de 61 años originaria de Múnich,Alemania, y que, cuando ocurrió la presunta agresión sexual, tenía 15 años.

Langer habría conocido a Polanski cuando era modelo en Múnich y decidió visitar al director en su casa de Gstaad ante la posibilidad de ser contratada, donde habría sido violada, según el relato de la denunciante.

La denunciante es la cuarta mujer que acusa a Polanski de agresión sexual.

En 1977, el cineasta, que actualmente tiene 84 años, reconoció haber mantenido relaciones sexuales ilegales con Samantha Geimer, una menor de 13 años.

Polanski se declaró culpable y pasó 42 días en la cárcel, pero, estando en libertad bajo fianza y ante el temor de tener que volver a prisión para cumplir una condena mucho más severa, huyó de Estados Unidos a finales de 1978.

El caso sigue abierto y entre 2009 y 2010 el cineasta tuvo que estar siete meses bajo arresto domiciliario en Suiza -en su casa de Gstaad- por una petición de extradición estadunidense que nunca se formalizó.

En 2010, la actriz británica Charlotte Lewis también acusó al director de haberla forzado a mantener relaciones sexuales cuando tenía 16 años.

Una tercera mujer, identificada como Robin, lo acusó recientemente de haber abusado de ella en 1973 cuando tan solo tenía 16 años.