Noticias de BCS, México y el mundo.

Estas mujeres pasaron cinco meses perdidas en el mar

09/11/2017 00:00 Por: Redacción Estas mujeres pasaron cinco meses perdidas en el mar

Antes de que la Marina de Estados Unidos las rescatara, estuvieron navegando con sus perros a la deriva, entre tiburones

 MÉXICO.

La semana pasada, la Marina de Estados Unidos rescató a dos mujeres y sus dos perros después de que pasaran casi medio año perdidas en el mar, informó la cadena de televisión Khon.

Las mujeres, Jennifer Appel y Tasha Fuiava, de Honolulú, zarparon en mayo de Hawái rumbo a Tahití. pero, por desgracia, nunca llegaron a su destino, ya que a finales de ese mes una tormenta destrozó el motor del barco y, según Gizmodo, las mujeres perdieron el teléfono vía satélite del barco.

Sin motor ni ninguna otra opción de hacer llamadas de larga distancia, Appel y Fuiava navegaron sin rumbo por el océano Pacífico. Enviaron señales de socorro a corta distancia con la esperanza de que algún barco estuviera lo suficientemente cerca como para oírlas, pero sus intentos fueron en vano.

"Fue muy deprimente y desesperante", relató Appel a Khon.

 

"Nadie puede ayudarte porque estás en medio de la nada", añadía Fuiava. "La situación se te hace un mundo y te imaginas devorada por los tiburones".

Durante esos meses perdidas en el mar, hubo un momento en que Appel y Fuiava estuvieron rodeadas de tiburones, que parecían muy molestos por su presencia y empezaron a golpear los costados de la embarcación.

"Empezamos a maniobrar lentamente mientras cruzábamos su salón. Entonces vinieron a dar golpes con la cola y a decirnos que teníamos que marcharnos", dijo Appel. "[Los tiburones] decidieron utilizar nuestro barco para enseñar a sus crías cómo cazar. Atacaban por la noche".

Al parecer, las dos mujeres y los perros sobrevivieron en la embarcación destrozada gracias a una máquina purificadora con la que consiguieron potabilizar el agua del mar y provisiones de pasta, arroz y harina de avena para un año.

Alimentarse de avena durante meses no es precisamente darse un banquete, pero por lo menos les bastó para mantener alejada cualquier idea de canibalismomientras cruzaban un océano interminable. Algo es algo.

El 24 de octubre —cinco meses después de que iniciaran su travesía—, un barco de pesca taiwanés encontró la embarcación de Appel y Fuiava a unos 1,450 kilómetros de la costa de Japón. El pescador llamó a la Guardia Costera de Estados Unidos en Guam y se envió un barco para rescatarlas. El USS Ashland alcanzó el barco destrozado el pasado miércoles por la mañana y dio la bienvenida a bordo a las mujeres y a sus pobres perros.

"Nos han salvado la vida", dijo Appel. "Sentimos un gran orgullo y una alegría inmensa al ver el barco de la Marina de Estados Unidos en el horizonte. Fue un gran alivio".

Los cuatro supervivientes han estado viajando desde ese día en el USS Ashland hasta el siguiente puerto donde el barco haga escala. Allí, podrán pisar finalmente tierra firme. Hasta entonces, esperemos que el barco sirva para algo más aparte de cocinar pasta.

 

Puedes leer la nota completa en 

*Este contenido es publicado con autorización de Vice México.