Noticias de BCS, México y el mundo.

La discapacidad está en el alma

09/08/2017 01:30 Por: Hugo Daniel Alvarez La discapacidad está en el alma

Joven madre e invidente, vende chocolates en las afueras de un Supermercado, al no tener apoyo alguno. Pidió apoyo al DIF estatal y Club de Leones pero fue ignorada.

La Paz, Baja California Sur (BCS).- Una verdadera lección de fortaleza y humildad, nos brinda Indira Beatriz Beltrán García, de 23 años de edad, invidente y madre de un niño de cuatro años, de nombre Martín Alberto Amador Beltrán, al vender todos los días chocolates o dulces en las afueras del Supermercado Soriana Forjadores en esta ciudad capital.


Al hablar con ella, para dar a conocer su historia de vida, relata que todos los días viene desde la Colonia Camino Real, de dos a tres horas para vender chocolates y mantener a su hijo, pues no cuenta con el respaldo económico de nadie, ni de ninguna institución.


Comentó que luego de batallar bastante para obtener ayuda gubernamental, comprendió que ésta nunca vendría, y era mejor buscar un ingreso propio.


"Me di cuenta de que pese a estar discapacitada, dios me dio muchas otras cosas más, que yo no sabía que podía hacer, cosas que ni siquiera me imaginaba que podía hacerlas" expone la joven madre al reconocer que es por el amor a su hijo que la motiva e impulsa todos los días.


Lamentablemente Beatriz Beltrán, cuenta que ha tenido momentos difíciles con algunas personas a las que les ofrece su producto, pues han sido groseros e incluso hasta la dejan hablando sola.


"Hay muchas personas discapacidades de su corazón, prefiero estar mil veces así, que estar amargada, y actuar de esa manera" declara, al asegurar que se transporta en el autobús, viste a su hijo y que todo lo que hace como una persona normal o hasta mejor, dijo.


"No quiero que la gente piense que estoy pidiendo limosna, me esfuerzo en vender mis cajitas de chocolate, alguna vez lo hice y no me trajo ninguna bendición, ... es muy triste ir pedir ayuda a las personas del gobierno, con todo respeto, si dios me dio la oportunidad de estar así, es que tiene grandes planes para mi" expuso la joven invidente, al recordar que en su momento se acercó a las instituciones, pero le cerraron las puertas del DIF estatal, y del Club de Leones.


Pese a esto último, señala que la semana pasada una persona del DIF, le informó que había un reporte de maltrato infantil hecho por un particular, que consideraba que la joven discapacitada, ponía en peligro la vida del niño; en respuesta Beltrán García aseguró que si ese particular le da despensa, ropa y medicamentos, todos los días, con mucho gusto dejaría de salir a la calle y dejaría de vender chocolates, "Se me hace un poco triste e injusto que las personas, en vez de apoyar critican y critican" acotó.


Aún con todo esto, la joven madre, invitó a la gente que está en su misma condición, a no rendirse, ni detenerse, porque que hay alguien que se preocupará por ellos, (Dios) "sólo que a veces no nos damos cuenta, porque la ceguera de nuestro corazón, nos lo impide" concluyó.

La discapacidad está en el alma


Sí usted querido lector, puede y quiere ayudar a Indira Beatriz Beltrán García, ya sea a través de una organización o de forma personal, por favor comuníquese a su número móvil 613-113-73-41.